Dilma fuera del poder y Cristina enjuiciada por corrupta: ¿Estaremos viendo el futuro de Maduro?

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Dilma ha sido “revocada” por el Senado casi el mismo día cuando Cristina era imputada  por corrupción. La señora Kirchner recibió comisiones disfrazadas  de “alquiler de habitaciones” pagadas por   un empresario favorecido con contratos multimillonarios por el gobierno de los Kirchner.


Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- No se necesita el  auxilio de ninguna buena pitonisa  como Cristina Marksman, la que le pronosticó a Hugo Chávez que moriría antes de los 60 años – como lo cuenta David Placer en su  libro “Los Brujos de Chávez”-, para comenzar a imaginar qué pasaría en Venezuela a los pocos meses de la  salida de Nicolás Maduro del palacio de Miraflores. Basta con asomarse a la prensa brasileña para conseguir que  Dilma Rousseff fue “revocada” del poder por el senado y muy pocos salieron a quemar naves a su favor, incluyendo a la amigable Unasur.

Cristina Kirchner

Cristina Kirchner

Pero  más terrible  aún debe resultar para los chavistas  visitar la prensa argentina y conseguirse con todas  las trácalas y corruptelas que armó Cristina Kirchner desde La Casa Rosada para engordar groseramente su  fortuna, sin que se le rodara ni un ápice del maquillaje que- ahora se entiende- utiliza como máscara para esconder su verdadero rostro.

La señora que llegó al poder heredando el de su marido y gracias a la ayuda monetaria de Hugo Chávez, encerrada en  maletines llenos de dólares, uno de los cuales  logró descubrirse por  simple azar, vuelve a ocupar las primeras planas de la prensa argentina pero ya no por sus discursos grandilocuentes ni el abuso de los medios oficiales. Hoy, Cristina Kirchner es noticia por corrupta.

Para hacer el cuento corto,  la señora Kirchner ha sido imputada  por recibir comisiones de Lázaro  Báez. ¿Y quién es Lázaro Báez?, un empresario, hoy detenido por corrupción,  que fue  beneficiado con  82%  de las licitaciones en contratos estatales otorgados por el gobierno  durante la presidencia de Néstor Kirchner, relaciones que se mantuvieron y afianzaron con el de Cristina. Además de contratista, Báez es propietario de un imperio de bienes raíces. Posee 28 compañías, incluyendo seis licitaciones  petroleras otorgadas por los Kirchner.

Pero no fue a Cristina directamente a quien Báez le pagaba, sino a la empresa Los Sauces S.A. de la familia Kirchner – constituida por Cristina y su hijo mayor,  empresa que es propietaria de  inmuebles distribuidos en las mejores zonas turísticas de Argentina, como Río Gallegos, El Calafate, El Chaltén y Buenos Aires: 2 lotes de terreno en el Calafate; 2 Lotes de terreno en Rio Gallegos; 1 Lote en el Chalten; 2 apartamentos en Puerto Madero  y 1 casa en Rio Gallegos.

Y ocurre que hoy se ha conocido que   todos los bienes -hoteles de lujo básicamente- que poseen los Kirchner fueron  alquilados exclusivamente a varias de las empresas propiedad de Báez y Cristóbal López. Ambos personajes fueron  los principales inquilinos que le  garantizaban ganancias multimillonarias a la familia presidencial. Nuevo escándalo que se encadena a la otra grave acusación  que se le sigue a la ex presidenta,  la llamada  “causa Hotesur”,  donde se la  investiga por lavado de dinero.

En el diario La Nación, del 9 de mayo pasado, se lanzó el primer  misil:

“El juez federal Julián Ercolini ordenó que peritos anticorrupción de la Corte realicen, en un plazo máximo de un mes, un estudio sobre los alquileres de habitaciones de los hoteles de la ex presidenta al empresario Lázaro Báez.

El magistrado investiga las transferencias de por lo menos un millón de dólares que Báez le transfirió a Cristina por el alquiler de las habitaciones de uno de sus hoteles”, habitaciones que estaban desocupadas, como reveló una investigación del diario La Nación. La hipótesis de la fiscalía es que esa maniobra se usó para lavar dinero producto de la corrupción. O, igual de grave, formaba parte  del pago de Báez a Cristina por los beneficios que obtuvo en la construcción de obras públicas.

Documentos oficiales demuestran que Lázaro Báez fue el constructor   de un edificio en un terreno cedido por Kirchner a Báez, negocio donde la Kirchner se habría quedado con diez apartamentos. Fue también el constructor del Mausoleo de Néstor Kirchner  y  dueño de las firmas petroleras Epsur S.A y Misahar S.A. De las catorce zonas petroleras licitadas en la provincia de Santa Cruz, Lázaro Báez ganó seis licitaciones. Una de sus  empresas,  “Austral Construcciones”, es investigada por supuesto lavado de dinero en el Principado de Liechtenstein.  Tal es el cúmulo de acusaciones en su contra -incluyen el video de su hijo contando pacas de miles de dólares-, que el 5 de abril de este año fue detenido.

Así, mientras asistimos al juicio de ambas por corrupción -vaya casualidad-, más de un opositor o diputado de la MUD podría estar de lo más regocijado en este momento ordenando los documentos  con los cuales  podría armar el juicio del siglo en Venezuela, cuando sea posible sacar a la luz toda la red de corruptelas que has sido amparadas desde Miraflores a lo largo de 17 años de impunidad.