¿Hay señales claras de que agoniza el gobierno de Nicolás Maduro?

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- ¿Tiene el Gobierno todo bajo control? ¿Funciona el comando de la revolución? ¿Cumple el PSUV con su rol de partido de gobierno? ¿Tiene el Gobierno a las masas de su lado? ¿Es fuerte el liderazgo de Nicolás Maduro? ¿Hay un liderazgo fuerte en la estructura de poder? ¿Qué pasó con la familia Chávez? ¿Ha presentado el Gobierno un plan económico creíble y sostenible? ¿Ha sofocado la crisis? ¿Posee fortalezas internacionales? ¿Lo abandonan los aliados?


Juan Carlos Zapata

Juan Carlos Zapata

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Las anteriores parecen preguntas obvias. Las formulamos día a día. Si se ofrecieran respuestas, en todas saldrían mal parados el Gobierno, el PSUV, Nicolás Maduro, los poderes en manos del Gobierno, y las medidas económicas y sus ministros. La conclusión evidente es que el Gobierno ya no podría más. Que tiene los días contados. ¿Es así? Hay elementos para pensar que se trata de un Gobierno agónico. Porque a aquellas preguntas con respuestas hay que sumarle otros aspectos:

-El fracaso de los Clap. Un esquema que extendió la corrupción hasta los UBCH y los consejos comunales. El esquema deterioró aún más la imagen del Gobierno en las clases populares. En vez de favorecer los bolsillos de los más desposeídos, los golpearon. Los Clap significaron el gran fracaso, además, de Freddy Bernal, derrotado en lo interno por el alcalde Jorge Rodríguez, distanciado de Diosdado Cabello, y derrotado en las urnas, en las elecciones parlamentarias, en su propio patio.

-Nicolás Maduro recurre a la última carta. El general Vladimir Padrino López. El militar con mayor prestigio en la Fuerza Armada. Pero el general va al fracaso. El Gobierno no es un cuartel. Arrancó mal. Su posición a la diestra de Maduro fue interpretada como la puesta en marcha de un Co-Gobierno.

-Así Maduro reafirma lo que Jorge Giordani dijo hace más de dos años: El vacío de liderazgo.

-El vacío de liderazgo es un drama en el chavismo. Se esfumó la familia Chávez. Cabello no manda en el PSUV. El partido no ejerce su rol en la llamada revolución. El PSUV envejece prematuramente.

Nicolás Maduro

-El vacío de liderazgo se siente en Cuba. En Rusia. En China. Estos aliados  expresan serias críticas hacia la conducción del Gobierno. En Rusia no hay tapujos a la hora de hablar de crisis económica. En China se tienden puentes hacia la MUD. En Cuba, la crisis venezolana también golpea, y Raúl Castro propugna el diálogo entre el Gobierno y la Oposición.

-Lo anterior lleva a otro punto. La pérdida de terreno internacional. Los aliados aumentan las críticas. Los que no eran aliados se afianzan en su posición. Hasta en Bolivia hay cuestionamientos a que se siga sosteniendo la relación tan estrecha. Se afianza la voz y la influencia de los Estados Unidos, y este punto se notará más en la medida en que se profundice la crisis y el coletazo sea más fuerte en Cuba.

-La apertura de la frontera con Colombia es un error que el Gobierno paga caro. Cedió a la desesperación. Y las imágenes le dieron la vuelta al mundo. Para los gobiernos no caben dudas: en Venezuela se sufre una crisis humanitaria. Hay que actuar rápido.

-La crisis se acentúa. Junio fue un mes negro para la industria, para las empresas. Las ventas cayeron a nivel de riesgo. Empresas manejan datos de contracción de ventas de hasta un 40%.

-No es solo que no alcancen los ingresos y los precios sigan subiendo. Es que los consumidores encuentran trabas en los comercios para financiarse. No les aceptan las tarjetas de crédito. Solo débito. ¿Y quién posee liquidez en cuentas?

Vladimir-Padrino-Lopez-Lo anterior impacta a la banca. Impactada ya en su estructura de costos, y en la logística. Los banqueros se anticipan a lo que viene: subida de tasas. Con esta medida, se contraerá aún más el mercado. Dicen: Todo ajuste conduce a una crisis financiera.

-Las aseguradoras no solo no están ganando dinero. Están perdiendo.

-Hay fondos a la caza de empresas venezolanas. Quieren comprar a precio de gallina flaca. Están viendo el tiempo del cambio.

-El tiempo del cambio también lo observan los tenedores de bonos. A la deuda solo la mueve la expectativa del cambio.

-La boliburguesía invierte. Pero quiere estabilidad. Maduro ya no es garantía de estabilidad.

-A los ministros se les agotó el discurso. Vienen medidas. Otra vez. Fundamentalmente en torno al esquema cambiario. El meollo de la crisis. ¿Convencerán?

-Al final, todo parece depender ya no del Gobierno y los ministros sino de Padrino López y la Fuerza Armada. Pero la Fuerza Armada es una institución que ha perdido su prestigio. Su margen de maniobra es mínimo.

-En las encuestas, la caída de Maduro se acentúa. No hay gobernador que sobresalga.

-En el seno del chavismo aumenta la opción de la renuncia de Maduro.

-En el seno del chavismo civil y militar se suman más voces disidentes.

-En conclusión: el Gobierno no ganará ninguna elección que se convoque.

Diosdado en el parlamento-La Fuerza Armada no tiene margen de maniobra para sostener en el poder un gobierno sin apoyo popular.

-El estallido social es todos los días. La protesta social es todos los días. ¿Qué esperan los actores del poder? ¿El gran evento?

-Dos grandes eventos encarrilarían al país: El RR y el diálogo. Pero el juego está trancado porque la pelota está del lado del Gobierno.