La MUD refuerza el paso para concretar el Referendo Revocatorio

Por Juan Carlos Zapata.- Los máximos dirigentes de la MUD están alineados en conseguir el objetivo. Los discursos de Henrique Capriles Radonski, Henry Ramos Allup, Leopoldo López, Julio Borges, Enrique Márquez, y el secretario Ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, no dejan dudas. Para el Gobierno el cálculo es automático. El 6D -Parlamentarias- significó un varapalo del cual el chavismo aún no ha reaccionado. La maquinaria del PSUV luce paralizada, y ello se nota en las movilizaciones que convocan sus dirigentes.


Por Juan Carlos Zapata.- Hay un plan. Hay una política. Y no es que la dirigencia de la MUD sea ingenua. No lo es. Sabe que el poder del Chavismo C.A. lo arropa todo. Menos un detalle. Un pequeño detalle. Que más del 80% de la población quiere cambio. Y quiere que este sea constitucional, descartando la confrontación, por lo cual, las elecciones son la prioridad. En el corto plazo, lo electoral pasa por el Referendo Revocatorio.

capriles0806151

Henrique Capriles, dirigente del partido Primero Justicia y actual gobernador del estado Miranda.

La MUD ha anunciado la toma de Caracas. Una marcha también se inscribe en el espíritu de lo democrático. En Venezuela las marchas, sin embargo, tienen otra connotación para el Gobierno. Las ven como un reto al poder. Un coletazo de la confrontación. Y la verdad es que como han dicho desde la misma MUD la movilización es necesaria, toda vez que  “el pueblo no acepta más retardos: El RR tiene que hacerse este año. Todos juntos, convocamos a la gran #MarchaACaracas el 1 de septiembre. La unidad ha cumplido todos los requisitos para realizar el RR este año, incluso los que inventó el CNE para curar el miedo del Gobierno”.

A la MUD no le queda otra opción que mantener la presión. Los caminos institucionales son pedregosos. Se cierran las puertas y de vez en vez, sólo cuando ya no queda alternativa, se abre una ventana en el CNE, pues la mirada internacional está atenta a lo que ocurre en lo interno del país. Ese mismo CNE tan solícito en el pasado para realizar elecciones, ahora traba el mecanismo del RR, siguiendo la línea de quienes desde el Gobierno y el Chavismo C.A. vociferan que en 2016 ni nunca habrá Referendo. La MUD insiste: El “Gobierno tiene miedo porque sabe que si se realiza el RR este año será derrotado por más del 80% de los venezolanos”. Y “Gobierno que no respeta el sufragio es una dictadura. Es insólito que Venezuela deba echarse a la calle para exigir un derecho constitucional”. La dirigencia de la MUD también ha dicho: El RR no es de los partidos. Le pertenece al pueblo.

enrique marquez

Enrique Márquez, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y presidente del partido UNT.

Los máximos dirigentes de la MUD están alineados en conseguir el objetivo. Los discursos de Henrique Capriles Radonski, Henry Ramos Allup, Leopoldo López, Julio Borges, Enrique Márquez, y el secretario Ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, no dejan dudas. Para el Gobierno el cálculo es automático. El 6D -Parlamentarias- significó un varapalo del cual el chavismo aún no ha reaccionado. La maquinaria del PSUV luce paralizada, y ello se nota en las movilizaciones que convocan sus dirigentes. No está menos desorientado el Gobierno en cuanto a políticas y medidas. Sin recursos financieros, el escenario luce más cuesta arriba. La última gran apuesta: Colocar al frente de la Gran Misión Abastecimiento Soberano al general Vladimir Padrino López, y el llamado Arco Minero, con cuyos convenios la administración de Nicolás Maduro asume garantizarse miles de millones de dólares.

La lucha por el RR ha servido, al final, para encauzar una lucha. Es una vía con riesgos. ¿Pero qué no conlleva riesgos en modelos que se empeñan en sostenerse en el poder aún al mayor costo para el país? El Chavismo C.A. no lo oculta. Su propia resistencia a contarse en elecciones se puede leer como una forma de ponerle un precio más alto a la suerte de los factores del poder. Por ello, algunos detonan el diálogo que el propio presidente Nicolás Maduro ha lanzado como vía de ganar tiempo. Por ello, amenazan a quien pueda reunirse con figuras de la Oposición. Esto significa que puertas adentro del chavismo cunde la desconfianza. ¿Qué sector ofrece garantías al otro en la hora de un diálogo? ¿Qué sector ofrece garantías al otro en caso de celebrarse el RR? ¿Si el RR es en 2017, quién será el Vicepresidente Ejecutivo de consenso? El Chavismo C.A. da la impresión de estar más unido en las consignas de que no habrá RR ni en 2016 ni nunca, pero la verdad es que las garantías -o la falta de ellas- minan ese asunto clave, tanto en política como en los negocios: La confianza. No es casual que la jerarquía de la Fuerza Armada adquiera posición de árbitro entre los factores de poder, y de muro de contención ante quienes reclaman el cambio. 

De hecho, el fin de semana, Ramos Allup escribía en El Nuevo País, que “Una de las infracciones más graves del régimen y de quien lo preside ha sido la de compartir el ejercicio del poder supremo y total, y desprenderse del rol de “jefe único” para dividirlo con quien, a ojos vista, es uno de los dos soportes, en las chiquiticas el más decisivo e importante, que lo mantienen tambaleante y dependiente en la jefatura aparente. Al final, el pez más grande se comerá al chico y en el negocio entre el socio armado y el que habla pendejadas todos saben quién pone las reglas… Con las concesiones comprensibles aunque no justificables que ha hecho Maduro al sector militar (los negocios del petróleo y el gas, la minería, la distribución de alimentos y la impunidad total en señalados casos de narcotráfico y corrupción) el Ministro de la Defensa se ha convertido en un verdadero copresidente, y todo esto después de haber dicho que los militares tenían que regresar a sus cuarteles”.

leopoldo_lopez

Leopoldo López, dirigente nacional del partido Voluntad Popular.

Pero el más poder a los militares no ha resuelto los problemas del país. Y de allí que el RR ahora adquiera otra dinámica en la calle, y la MUD luzca cohesionada en torno a esta bandera política. A la MUD se han plegado factores del chavismo que no comulgan con el poder. Otros elementos los mueven a ellos. Por ejemplo, que se está destruyendo el legado de Chávez; que se está volviendo al capitalismo; que la corrupción está a la orden del día, y que el Arco Minero es un esquema de explotación desesperado que pone en peligro la naturaleza.

Al final es esto: Lo dice la última encuesta de Hinterlaces. El 81% de la gente cree que el país no va por buen camino. Coincide este índice con el de Datincorp. Y apuntala un aspecto que se hace tesis firme: El universo opositor y el universo chavista coinciden y quieren cambio. El RR puede ser la vía. Y en tal sentido, la MUD refuerza el paso y diseña una estrategia. La toma de Caracas forma parte de ella.