En qué consiste la nueva etapa de lucha para lograr el Referendo Revocatorio

Por Ángel Medina Davis @angelmedinad.- Necesario es comenzar afirmando que ningún mecanismo para solucionar la crisis nacional por vía electoral va a ser regalado o cedido. Nadie y menos el actual poder va a darnos ganancia o permisos en una empresa como esta, con lo cual, todo proceso de cambio debe ser luchado y empujado por quienes desean ese nuevo rumbo.


Por Ángel Medina Davis @angelmedinad.- Luego del 1ro. de Septiembre los factores que buscamos un cambio en nuestro país asumimos una nueva etapa, que está marcada por la necesidad de involucrar a los millones de ciudadanos de forma activa a la lucha política.

Angel Medina Devis

Angel Medina Devis

La propuesta de revocar al presidente Nicolás Maduro desde el primer momento ha sido una de las vías constitucionales más complicadas, por sus etapas y todos los pasos que para lograr su ejecución se deben realizar, porque está condicionada a la acción, obstrucción o simplemente la inacción (como en efecto hoy es la norma) del Poder Electoral, colocando así su avance en una responsabilidad compartida que incluye a quienes no desean que se active cualquier proceso electoral este año. Estas siempre fueron las limitantes que con clara conciencia asumimos al momento de plantear el camino revocatorio.

¿Por qué entonces planteamos y defendimos este camino? Esa pregunta se ha realizado innumerable cantidad de veces, es base de una discusión larga entre quienes creen y apuestan al cambio. Y la respuesta tiene profundas implicaciones de responsabilidad para cada hombre y mujer de esta tierra.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Necesario es comenzar afirmando que ningún mecanismo para solucionar la crisis nacional por vía electoral va a ser regalado o cedido. Nadie y menos el actual poder va a darnos ganancia o permisos en una empresa como esta, con lo cual, todo proceso de cambio debe ser luchado y empujado por quienes desean ese nuevo rumbo. Depende exclusivamente de lo que hagamos o dejemos de hacer quienes militamos en la acera de la unidad. Vista así las cosas, es necesario tener total claridad de que el Referendo Revocatorio fue bloqueado desde el primer día en que un grupo pequeño de diputados y dirigentes llevaron la primera comunicación al CNE.

Lo que se ha logrado hasta hoy es el resultado evidente de la presión nacional e internacional, de los esfuerzos políticos, de las exigencias a las instituciones, de la discusión pública, pero sobre todo, es el producto de la movilización y activación ciudadana. Con ello queda claro que la única forma de ir avanzando en el camino, y superar todos los procesos que implica revocar a Maduro pasa indefectiblemente por sumar cada vez más hombres y mujeres a la causa.

marcha04

Las planillas necesitaron de miles de personas y activistas que lo hicieran posible, de otros tantos cientos de miles de ciudadanos que firmaran, de igual forma el 1% fue una muestra de que solos era imposible; se necesitaron millones de personas y apoyos que se coordinaran como un verdadero proceso social para superar todas las trabas que se dieron por parte del poder en ese momento.

El camino del Revocatorio sin duda es el más complicado, pero su verdadera fortaleza está en que sólo es posible echarlo a andar si se cuenta con el pueblo. Cada fase en sí misma es una muestra de lucha y de voluntad nacional. Cada evento obliga a sumar más y más personas y en ello se fortalece la democracia. Esta es la clave del Revocatorio: Que se entienda no como un acto que proponen las instituciones, sino como un proceso que impone la sociedad; y en las condiciones de autocracia que actualmente padecemos, se hace más fuerte esta idea.

Por ello hoy hablamos de una nueva etapa en la lucha, pero en condiciones distintas. Esta etapa implica que cada hombre y mujer de esta tierra haga suyo el compromiso de ser parte, implica traducir esas encuestas que revelan una mayoría contundente que apuesta al cambio en personas de carne y hueso que demuestren que lo que plantea el papel y el estudio es real. En fin, que sean historias vivas de este momento.

Este es un momento en el que debemos tomar como propia la lucha y el debate, donde no es demostrar la fuerza de la unidad, sino la fuerza de una Venezuela unida por el cambio, y eso sin duda es una nueva etapa.