Al gobierno de Nicolás Maduro le conviene una victoria de Donald Trump

Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Donald Trump con su programa de expansión del gasto público más la probabilidad de que ingrese en un conflicto bélico de mayor  escala en el Medio Oriente, podría provocar que el crudo aumente significativamente. También le daría más material para el discurso anti-imperialista. Más polémica y más insultos entre ambos gobiernos que alimentarían el sentimiento nacionalista en el sector radical chavista.


Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Mañana martes 8 de Noviembre será quizás la elección presidencial de los Estados Unidos más polémica de la historia contemporánea. Antes de entrar en detalle de cómo afectaría a Venezuela la victoria de cualquiera de los dos candidatos, quiero resaltar que ha sido una de las campañas electorales de más bajo contenido que he presenciado. El tema Venezuela no fue abordado por ninguno de los dos candidatos, ni en debates ni en declaraciones a prensa o mítines. Sólo esta semana que pasó, quizás llevado por las encuestas en Florida, Donald Trump mencionó a Venezuela tratando de convencer el voto conservador latino.

Donald-Trump

Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de EE.UU.

En materia política, Hillary Clinton sería una continuación de la forma de llevar la política exterior del presidente Barack Obama. No se esperarían cambios radicales en el Departamento de Estado, por lo que la manera de abordar el caso Venezuela sería  la búsqueda del dialogo y mucha diplomacia.

Por su parte Donald Trump es una gran incógnita, sin embargo por su manera populista de llevar la política se esperaría un discurso más agresivo hacia Caracas buscando satisfacer a los llamados “halcones” de la política norteamericana; su victoria implicaría un cambio de figuras del alto rango en el Departamento de Estado, lo cual podría estancar los movimientos en búsqueda del diálogo en Venezuela.

En materia económica, sólo cabe analizar el impacto de ambos candidatos en el tema energético. Esto debido a que Venezuela no tiene hoy industria exportadora de otros bienes más que del petróleo. Entonces, toda la polémica alrededor de los tratados de libre comercio no afectaría a la economía venezolana.

nicolas-maduro-venezuela

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Hillary Clinton continuaría con una política de incentivar, vía subsidios, las energías limpias, más regulaciones al sector de hidrocarburos por los temas ambientales lo que mantendría una demanda petrolera controlada, ocasionando precios del crudo estables hacia la baja.

Donald Trump con su programa de expansión de gasto público más la probabilidad de que ingrese en un conflicto bélico de mayor escala en el Medio Oriente, podría provocar  que el crudo aumente significativamente. Además bajo su mandato existiría un retroceso en las energías limpias, lo cual beneficia a los países petroleros.

En conclusión, para Nicolás Maduro lo que más le conviene es una victoria de Donald Trump porque este le daría más material para el discurso anti-imperialista. Más polémica y más insultos entre ambos gobiernos que alimentarían el sentimiento nacionalista en el sector radical chavista, algo como lo que fue George W. Bush para Hugo Chávez.

Al igual que en esa época Bush-Chávez, se viviría un escenario de altos precios de petrolero que son la clave para la subsistencia económica y social del modelo chavista. Por lo tanto al actual Gobierno de Venezuela le convendría una victoria del candidato republicano Donald Trump.