Ángel Álvarez: “No hay posibilidad de una transición política que vete a los militares” (y II)

Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- El doctor en Ciencias Políticas, Ángel Álvarez, defiende los principios de la Transitología, que estudia la evolución de regímenes autoritarios a democráticos. De las tres premisas básicas, afirma que en Venezuela no está vigente ninguna, y sólo se logró la presión internacional, que a la fecha se ha perdido. “Una regla fundamental es la fractura de la coalición gubernamental, sin eso no hay transición política”.


Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- El doctor en Ciencias Políticas, Ángel Álvarez, recuerda que en Venezuela los militares han sido factor fundamental del proceso político. Para que sea posible una transición pacífica a la democracia, afirma que los miembros de la FAN deben tener claro que no sufrirán consecuencias, de lo contrario, bloquearán cualquier acción en ese sentido. No cree que las elecciones en Amazonas vayan a repetirse porque ya el Gobierno logró bloquear a la mayoría parlamentaria de la MUD con las sentencias del TSJ contra la Asamblea Nacional. 

Ángel Álvarez, doctor en Ciencias Políticas.

Ángel Álvarez, doctor en Ciencias Políticas.

-Decía que sólo si el Gobierno ve que tendrá que pagar un costo cederá a democratizar, ¿Cómo están las cosas cuál podría ser ese costo?

-Creo que hay una situación muy clara. El Gobierno es culpado en todas las encuestas de todo el desastre económico. La Oposición lo que tiene que hacer es obligar al Gobierno a entender que si no corrige y democratiza va a tener que reprimir a la gente, pero la Oposición le ha disminuido los costos de represión. ¿Cuándo en una de esas largas colas que hay para comprar pañales, medicinas o comida, eso se ha convertido en un acto de rebeldía conducido políticamente? Espontáneamente ocurre, pero con espontaneidad no se logra nada. Eso ha sido transformado en una oportunidad para la protesta política y social muy pocas veces. El Gobierno ha podido perfectamente mantener su política económica y su estrategia de represión política, metiendo presos ilegalmente y persiguiendo gente, torturando, persiguiendo a los medios, impidiendo la libertad, sin casi ningún costo porque no hay presión. Hay un sector de la Oposición que cree que la única presión posible es declarar en Twitter o sentarse con el Gobierno y con eso no se logra absolutamente nada. 

-Para el 2014, que no era año electoral, Ramón Guillermo Aveledo había considerado fortalecer a la MUD para eso que dice le falta: Trascender la alianza electoral y convertirse en un organismo de conducción política, pero se presentaron los eventos de “La Salida”.

-La MUD no puede seguir siendo una organización de alto nivel para distribuir los cargos de elección popular. Tiene que ser una organización política permanente con conexión con la sociedad y con vinculación con protesta social. Si no se hace eso no hay ninguna posibilidad de transición en Venezuela. Ciertamente, esa era la estrategia de Ramón Guillermo que, lamentablemente, no la acataron.

-Mencionó que habría que esperar hasta que el Gobierno abra una ventana electoral, pero la única que aparentemente se abriría sería repetir las elecciones de Amazonas.

-Yo no creo que se vayan a repetir esas elecciones. Creo que puede ocurrir lo mismo que ocurrió con las elecciones de alcaldes que fueron suspendidas y eso duró casi que lo mismo que otro período. Si no hay ninguna presión, qué importa que Amazonas quede sin representación en la Asamblea Nacional. Tal vez habrá descontento de la población del estado, pero no hay presión real. ¿Qué acción real ha hecho la sociedad civil o la Oposición para exigir elecciones en Amazonas? Ahora, si se produjeran esas elecciones, hay factores que atentan contra la Oposición y contra el Gobierno. Al Gobierno lo perjudica su desprestigio en ese estado y en todo el país, allí la situación económica y social es desastrosa. Pero hay dos factores que apuntan contra la Oposición: El fracaso del diálogo y el propio sacrificio de los diputados de Amazonas como consecuencia de un diálogo improductivo. Además, la gran capacidad clientelar que tiene el Gobierno. No se trata de que necesite grandes fortunas, en un estado tan deprimido cualquier programita social mínimo que permita llevar unas bolsas de comida puede hacer una diferencia en términos electorales. Pero yo creo que el Gobierno no lo necesita ¿Qué gana el Gobierno con esos tres diputados si ya anuló a la AN con sentencias del TSJ?

Vladimir Padrino López,  Ministro de la Defensa.

Vladimir Padrino López, Ministro de la Defensa.

-Desde la Oposición están empezando a hacerse acercamientos, quizás todavía tímidos,  con el sector del chavismo disidente, Marea Socialista y algunos ex ministros, ¿Puede eso tener algún peso en función del reclamo para que se hagan elecciones?

-Yo creo que eso pesa mucho. Más que unidades electorales o estratégicas con ese sector, lo que podría hacer alguna diferencia es que se cree un gran frente de todos los factores interesados en que haya elecciones, tanto políticos como sociales, que tengan una vocería conjunta con un objetivo único mínimo que sería una fecha para elecciones presidenciales adelantadas. Eso no está previsto en la Constitución, salvo a través de la renuncia del Presidente o una decisión firme ante el TSJ que lo sustituya, lo saque del cargo y declare la vacante absoluta, pero eso no es imposible lograrlo si hay la presión adecuada. En todo caso puede aglutinar, así no sea alterando el calendario electoral sino esperando hasta el 2018. Eso puede ir cohesionando una agenda nacional de transición sin tener que ponerse de acuerdo en todos los detalles posibles de una coalición y sin esperar ni siquiera un candidato único. La petición de una transición electoral por la vía de una elección presidencial adelantada, aun cuando se sepa que no se va a lograr o temiendo que no, eso ayuda a movilizar la opinión desde ya, sin esperar hasta el 2018. 

-En todo este panorama gravita la incógnita de qué posición asumirán los militares, ¿Cómo valora la influencia de ese sector?

-Los militares han sido un factor clave en Venezuela siempre, y lo son más aún hoy porque el Gobierno está básicamente en manos de los militares, salvo la Presidencia de la República. Las decisiones fundamentales en materia económica e incluso algunas en materia política las toma la Fuerza Armada y los militares no han dado ninguna señal de fractura interna severa. Todo lo contrario, parecieran actuar cohesionadamente. No hay posibilidad de una transición política que vete a la FAN. Cualquier cosa que se acuerde tiene que hacerse de forma tal que los militares entiendan que es la mejor solución posible para ellos también, que ellos no van a sufrir consecuencias como resultado de una transición política en Venezuela. Tiene que hacerse ver que la FAN es un actor fundamental del proceso venezolano y que la institucionalidad de la FAN es respetada por todas las partes. Si eso no es visto de esa manera, la capacidad de bloquear decisiones que tienen los militares en Venezuela -que la han tenido históricamente y que la siguen teniendo incrementada- se pondría de manifiesto.

Ramón Guillermo Aveledo, ex secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ramón Guillermo Aveledo, ex secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

-Usted ha sido reiterativo en Twitter en decir que lo que está aconteciendo en Venezuela demuestra que la Ciencia Política sí existe y que los modelos se cumplen, ¿Qué preveía que nos iba a ocurrir?

-Hay toda una disciplina de la Ciencia Política que tiene diversos enfoques, llamada la Transitología. Los estudios de transición política de regímenes autoritarios de diverso tipo a regímenes democráticos de diverso tipo. Hay alguna red básica detectada desde los años ‘70 y más claramente desde los ‘80, que permiten aproximarse a qué probabilidad de éxito hay de que un proceso de transición se produzca o no. Hay unos elementos que eran muy claros en Venezuela que no se iban a cumplir. Una regla fundamental es la fractura de la coalición gubernamental. Mientras los sectores del Gobierno que pudieran tolerar más fácilmente una transición -porque los costos para ellos de no aceptarla serían muy altos- perciban que esos costos son más altos que los de reprimir, en esa medida se quedan en el sector gubernamental e impiden la transición. En ese sentido, los militares y los tribunales de justicia juegan un papel fundamental. Un juez o un militar que perciba que hay un movimiento social unificado, organizado, poderoso, capaz de propiciar acciones que hagan posible la transición o que para impedirla tenga que reprimir severamente, con costos para ellos, piensan dos veces la posibilidad de reprimir. Pero si, por el contrario, reprimir es fácil, no hay consecuencias y la están haciendo los otros, entonces se quedan en esa coalición porque es más cómodo. Los otros nunca van a tener el poder y para qué se van a arriesgar. La unidad de la coalición opositora es fundamental y la coalición opositora venezolana ha estado unificada, recientemente, a partir del 2015 cuando resolvieron sus problemas internos. El segundo elemento es que haya una estrategia opositora unificada. Eso no quiere decir que haya una única organización, puede que haya un sector protestando en la calle y otro sentado con el Gobierno, pero tiene que haber el entendido de que ambas cosas funcionan para lograr la transición. El problema es que la Oposición venezolana se divide a tal nivel en el que se sienta con el Gobierno es visto como enemigo, vende patria, traidor; y los que protestan en la calle son vistos como saboteadores, aventureros e irresponsables. La sensación que transmiten para el Gobierno y para el público es que la Oposición está dividida y no va a hacer efectivas sus acciones. Un tercer elemento es que haya un ambiente internacional favorable a la democratización. Eso sí existía en Venezuela, pero no se aprovechó. Esos son los elementos claves para esperar que haya o no transición.

-¿Si ninguno de esos correctivos en la conducción política de la MUD de los que ha hablado se aplican, el Gobierno terminaría sin mayores obstáculos su período en 2018?

-No solamente termina su período en el 2018, es que si la Oposición sigue fragmentada como está y el Gobierno sigue unido como está, puede ganar las elecciones del 2018.