Ante la incertidumbre Zapatero anuncia que “vamos a redoblar los esfuerzos por el diálogo”

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz (Madrid).- El ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero coincide con el Papa. “No hay diálogo sin valentía y no hay política sin diálogo”, afirma. No se siente frustrado por lo alcanzado hasta ahora. Por el contrario, sigue siendo optimista y apunta que confía en la “voluntad de diálogo del presidente Nicolás Maduro”. Sentencia que “La alternativa en Venezuela es diálogo o diálogo”.


Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz (Madrid).- El diálogo no ha terminado. El diálogo sigue y seguirá. El diálogo es continuo. En realidad, desde mayo se viene conversando, admite el ex presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, en esta entrevista exclusiva con KonZapata. Valga la aclaratoria por las señales últimas de que el proceso ya terminó. El Papa, mientras, ha lanzado un nuevo exhorto, del cual Zapatero se hace eco recalcando que Francisco ha hecho “una lectura acertada de futuro para América Latina”. Y es que el diálogo en chavismo-y-zapateroVenezuela, apunta, es el diálogo de América Latina por aquello de que la comunidad internacional teme por una crisis peor o un estallido en el país que repercutiría en toda la región. Así, adelanta  que “Lo clave va a ser que la Oposición comprenda  que el diálogo es un proyecto de país a largo plazo y que el Gobierno sea consciente de que en democracia se puede tener una mayoría por muchos años y mañana se puede estar en minoría”.  De frente al 13 de enero próximo, Zapatero aclara que “No creo en fechas simbólicas. Esto es quizá un recurso inmaduro del proceso. No podemos confiarlo todo a una fecha. Más que el tiempo, me preocupan el espacio, los contenidos”. Su posición optimista parte de una convicción: “Que la sociedad venezolana desea intensamente diálogo y acuerdo. Incluso aquellos que públicamente son contrarios al diálogo”.

El Papa Francisco volvió a hablar sobre el país y lo hizo incluyendo a Venezuela en los escenarios de conflicto a nivel mundial. El Papa esta vez no pide responsabilidad ni seriedad para que los factores políticos alcancen un futuro de esperanza para los venezolanos, sino “valentía”. ¿Qué opinión le merece lo dicho por Francisco?

-El Papa hace una lectura acertada de futuro para América Latina. El diálogo en Venezuela es el diálogo de América Latina. En el diálogo se confrontan modelos muy antagónicos. Por ello, de una u otra manera se necesita en América Latina, y el mismo debe confluir en acuerdos.

-El Vaticano observa los riesgos de conflicto.

-La alternativa en Venezuela es diálogo o diálogo. No es solo un proceso sino un fin en sí mismo. Y solo de largas horas e intensas jornadas hablando de todo y cada vez con más sinceridad se podrá extraer un camino cierto de consenso constructivo para el futuro.

-El Papa parece decir que se requieren valientes con el propósito de que siga el diálogo.

-No hay diálogo sin valentía. No hay política sin diálogo. La disposición a dialogar es la disposición al deber de generosidad con las futuras generaciones del país.

-El padre Arturo Sosa, el jefe de los jesuitas, de visita en Caracas, dijo que el diálogo tiene que ser continuo.

-El diálogo es continuo. En realidad, desde mayo venimos dialogando directa o indirectamente. En perspectiva histórica es un tiempo reducido respecto a 18 años de desencuentro profundo y, como suele suceder, Gobierno y Oposición dudan. Esto en sí mismo no es mal presagio. Solo la seguridad hacia uno mismocomo proyecto despeja las dudas y aporta valentía.

-¿Cómo ve el 13 de enero?

-No creo en fechas simbólicas. Esto es quizá un recurso inmaduro del proceso. No podemos confiarlo todo a una fecha. Más que el tiempo, me preocupan el espacio, los contenidos. Lo clave va a ser que la Oposición comprenda  que el diálogo es un proyecto de país a largo plazo y que el Gobierno sea consciente de que en democracia se puede tener una mayoría por muchos años y mañana se puede estar en minoría.

Henry Ramos Allup, President of the National Assembly talks with former Spanish prime minister Jose Luis Rodriguez Zapatero, during their meeting at the National Assembly in Caracas-Sin embargo, hoy el diálogo parece estar detonado.

-He visto más voluntad de diálogo en los ámbitos reservados de conversación que en los ámbitos públicos de las declaraciones. Esto también es característico en estos procesos. Pero hay algo de lo que no tengo duda:Y es que la sociedad venezolana desea intensamente diálogo y acuerdo. Incluso aquellos que públicamente son contrarios al diálogo.

-¿Pero no se siente frustrado por lo alcanzado?

-La tarea de la paz y el diálogo es una tarea que empieza cada día. Es la lucha por la paz y la democracia. En el fondo, lo que nos transmiten Gobierno y Oposición es cómo crear condiciones para volver al diálogo directo.

-De lo cual se infiere que el proceso seguirá.

-Luego de las dos sesiones anteriores los acompañantes seguimos en contacto. Y el nivel de confianza y de contacto que los acompañantes hemos logrado con el Gobierno y la Oposición es muy importante. Yo, por ejemplo, mantengo contactos de primera con Jorge Rodríguez y Timoteo Zambrano; con Delcy Rodríguez y Luis Aquiles Moreno. En consecuencia, lejos de la frustración tenemos una intensa motivación. Los venezolanos nos han recibido con afecto, respeto y apoyo. Nos debemos a su futuro y a sus inquietudes y vamos a redoblar los esfuerzos.

Usted ha dicho que hay que lograr el encuentro, el reconocimiento.

-La paz es siempre esperanza. El conflicto es negación de un futuro.

-No es pesimista, entonces.

-Soy optimista. Max Aub dijo que el pesimista es reaccionario. Yo confío en la voluntad de diálogo del presidente Nicolás Maduro.