El dólar sube y el euro cae a mínimos de 14 años

Por Alejandro Guilarte (@Rendivalores).- Después de la decisión tomada por las autoridades monetarias de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), la cotización del dólar con respecto al euro se ha impulsado y avanza hacia la paridad con la divisa europea, precio que no se alcanzaba desde hace 14 años.


Por Alejandro Guilarte (@Rendivalores).- La cotización entre el euro y el dólar ha disminuido hasta niveles mínimos que no se veían desde el año 2003. Mientras el mercado espera que la Reserva Federal acelere las subidas de tipos de interés en 2017 (según las declaraciones de Janet Yellen, presidenta de la FED, esperan aumentarla en tres oportunidades durante el 2017), la moneda americana se apreció 0,9% frente a la europea, y la divergencia entre los bancos centrales de ambos países ha empujado hacia abajo el euro.

rendivalores

 

Hace una semana, el euro se cambiaba alrededor de 1,08 dólares. Los mercados europeos recibieron la noticia con subidas en las acciones de los bancos, ya que estos deberían obtener más beneficios con sus préstamos a unas tasas de interés más altas. Se espera que el dólar rompa la frontera de la paridad frente al euro durante el primer trimestre de 2017.

La subida de un cuarto de punto en la tasa de interés, dando un repunte del dólar, ha provocado una caída en los precios de las materias primas y malas noticias para los mercados emergentes, esto se debe a que muchos bienes básicos se cotizan en la divisa estadounidense. Cuando la deuda de Estados Unidos se convierte en una inversión atractiva, las economías emergentes (economías con un mayor riesgo/volatilidad) pierden atractivo. La deuda será más costosa de pagar para los países de esta región, al igual que aquellos gobiernos que se vean en necesidad de emitir más deuda, van a tener que hacerlo a una tasa mucho mayor a la actual para poder captar inversionistas.

Adicional a lo ocurrido con el anuncio de la FED, la zona euro se enfrenta a gran incertidumbre política, tras el Brexit, con un sistema monetario que genera dudas y el último episodio de tensión en Italia. La decisión de la FED de elevar la tasa de interés provocó una agitación financiera y podría provocar que empeore la situación de aquellos países que dependen demasiado del financiamiento externo.