Henry Ramos Allup: No creíamos que el Gobierno iba a desconocer de facto a la Asamblea Nacional recién electa (I)

Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- Con más de 50 años de ejercicio político, el diputado Henry Ramos Allup advierte que sería “una piratería” de su parte atreverse a vaticinar lo que sucederá en el país. “Tratar de ver el futuro de Venezuela es mirar hacia la oscuridad. Ojalá pudiera decir lo que va a ocurrir, pero yo mismo no lo sé”, dijo durante una muy larga conversación en la que reflexionó sobre lo vivido en el último año en el que ocupó la presidencia de la Asamblea Nacional. “¿Qué hubiera pasado si nosotros hubiéramos dicho: El RR no va, vamos a buscar una salida electoral anticipada antes de diciembre de 2018? La opinión pública nos hubiera caído encima. En la práctica así ocurrió y nos acusaron de haber entregado el RR. Si uno no puede lograr lo ideal, que era el RR, era perfectamente sensato buscar  un término medio entre la propuesta del Gobierno de quedarse hasta el 2018 y la propuesta nuestra de sacarlo ya.  ¿Con qué nos conseguimos después?, con que no tenemos RR, que difirieron las elecciones de gobernadores y con que estamos tratando de presionar desde una posición de muy poca fuerza unas elecciones anticipadas a las que el Gobierno se niega rotundamente. Ese es el cuadro”.


Por Elvia Gómez @ElviaGomezR.- A sus 73 años, Henry Ramos Allup, a partir de enero como un parlamentario raso, llama a sus colegas integrantes de la bancada de la MUD “a seguir en lo mismo”. “A nosotros no nos eligieron para que estuviéramos aquí en una situación de comodidad. Quizás nos están ocurriendo cosas no previstas, pero no nos queda otra que guapear y cumplir con nuestro deber. ¿La gente que votó por nosotros lo hizo para que nos fuéramos para la casa o para que siguiéramos siendo un Poder autónomo que cumpla con sus funciones constitucionales a despecho de lo que haga el Gobierno?”.

Henry Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Henry Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

-Hace un año, en vísperas de las elecciones parlamentarias, usted me aseguró en una entrevista que un Gobierno “tan débil” como el de Nicolás Maduro no iba a poder desconocer la voluntad mayoritaria del pueblo que se expresaría el 6D. Erró el cálculo. 

-El error de cálculo estuvo en que el Gobierno se comportó mucho más allá de lo que todos imaginábamos. Formalmente el Gobierno respeta el resultado electoral del 6D, pero cuando se produjo la proclamación, empezó a desarrollar su estrategia para neutralizar a la Asamblea Nacional. Esta no fue la primera vez, cuando (Antonio) Ledezma ganó la Alcaldía Metropolitana, le crean un gobierno paralelo, le quitaron presupuesto, local y facultades. En el caso de (Henrique) Capriles, nombran al perdedor (Elías Jaua) “protector de Miranda”. El Gobierno para neutralizarnos se ha servido de la Sala Electoral y de la Sala Constitucional, que ha emitido 42 sentencias en contra, hasta una acción chimba del Procurador para impedirnos la declaratoria de la responsabilidad política del Presidente de la República, prevista en la Constitución y soportada por sentencia y jurisprudencia del propio tribunal. Además el Gobierno usa al CNE y la FAN.

-Precisamente, porque ya había pasado antes, aun así subestimaron hasta dónde el Gobierno de Maduro era capaz de llegar.

-Sí, ciertamente. Nunca creíamos que iban a llegar a este punto en el caso concreto de la AN. No lo esperábamos, esa es la verdad.

-Varios diputados a los que les he hecho la misma consulta han admitido que creyeron que el Gobierno iba a aceptar una reforma institucional paulatina desde la AN, ¿Usted también?

-Sí. Aunque sabíamos que la coexistencia o la cohabitación iba a ser difícil, no creíamos que iban a llegar al desconocimiento de facto de un Poder recién electo. No teníamos esa sospecha porque el Gobierno había respetado otras elecciones, como las de gobernadores. Nosotros tuvimos la intención de lograr la coexistencia. Cuando el mensaje del Presidente a la AN hubo un estira y encoge, ellos temían un maltrato por parte nuestra. Les dimos todas las garantías: que no estuvieran los medios de comunicación, Casa Militar prácticamente invadió la AN por tres días y llenaron eso de alcaldes, gobernadores e hinchas del Gobierno. Cualquier cosa vale la pena con tal de dar la demostración institucional de que este es un Poder Constituido al que viene el Presidente a rendir su Memoria y Cuenta. Pero lo heterodoxo del mensaje del Presidente -a lo Chávez, agrediendo a la Oposición- me obligó a responderle. Después, tratamos de mantener relaciones normales con el Vicepresidente Aristóbulo Istúriz, que concurrió en condiciones más o menos negociadas y presentó la Memoria y Cuenta de los ministros. Incluso, en materias de altísima sensibilidad económica y financiera, vía José Guerra, presidente de la Comisión Especial, les propusimos enviar las preguntas por escrito para que los ministros se prepararan y que si había alguna materia que consideraran que debía tratarse reservadamente, como la situación de la deuda, estábamos dispuestos a tratarla en privado. Pero ni así. Es memorable el caso de Eulogio Del Pino que estando aquí en Palacio para rendir cuenta le dieron la orden de retirarse. (Nelson) Merentes conversó conmigo y estaba dispuesto a venir. Nosotros no queremos ser un contrapoder sino cumplir con nuestras funciones constitucionales de legislar, debatir y controlar. Después vinieron episodios como el Decreto de Emergencia, hasta la situación actual de no tener Presupuesto, los cortes de los servicios públicos -no mandan ni siquiera el dinero para los 350 niños de la guarderíael asalto perpetrado y dirigido por la gente de Jorge Rodríguez, que sorprendió a la bancada del Gobierno. No creíamos que se iba a llegar a esto, pero se llegó. En nuestro caso, debo reconocerlo, hemos sido meramente reactivos para evitar las acometidas de un Gobierno que no se resigna a que no controla el Poder Legislativo.

henry02

-La acusación principal del oficialismo es que la MUD y la AN incumplieron su oferta electoral, ¿Qué responde?

-A un Poder como el nuestro que no tiene facultades de administrar recursos no se nos puede cargar en cuenta que no hayamos cumplido con nuestras promesas de campaña. Ofrecimos recuperar a la AN como poder autónomo y nadie puede dudar de eso. Prometimos una Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional pero el TSJ la declaró inconstitucional. Y ofrecimos que “dentro del lapso de seis meses”-ahí están los videos de lo que yo dije- a partir de nuestra toma de posesión íbamos a presentar las fórmulas democráticas, constitucionales, pacíficas y electorales para salir del Gobierno de Maduro, y presentamos el Referendo Revocatorio a los tres meses, la Enmienda y la Renuncia. No propusimos el enjuiciamiento del Presidente porque era una fantasía, porque eso depende del TSJ que él controla. Que el Gobierno hubiera liquidado, asesinado o matado las propuestas, bueno. Pero nosotros sí cumplimos.

-Para la fecha en la que la MUD debatía esos mecanismos -cuando los aprobaron todos porque fue imposible ponerse de acuerdo en uno- en una conversación privada que sostuvimos, y que ahora podemos ventilar, me dijo que estaba muy preocupado porque esa falta de definición de una estrategia única ponía al país en el peligro de que las próximas elecciones que íbamos a tener serían las Presidenciales de 2018. Hoy el horizonte electoral se diluyó.

-Te voy a hablar con total sinceridad. Nosotros hemos ido afinando una estrategia única como consecuencia de cómo se van produciendo los hechos, fue ensamblada por la dinámica. Cuando comenzamos a discutir cuál habría de ser la propuesta conjunta para la salida democrática de Maduro la casi totalidad de los partidos de la MUD estábamos por la Enmienda Constitucional. Quien más trabajó en la redacción fue LCR. Solamente PJ estaba por el Revocatorio. Yo no sé si fue por una estrategia electoral o por una recomendación de los asesores de PJ de tomar ventaja, lo cierto es que cuando se propone el RR se hizo viral. Actuando pragmáticamente todos nos fuimos por ahí. En un momento yo dije: una dirigencia política sensata debe considerar todos los escenarios y es posible que el Gobierno liquide el RR, pero hubo opiniones, no carentes de razón, de que si se filtraba que estábamos examinando esa eventualidad el RR se iba a debilitar. Entonces dejamos el tema. Yo dije: el peligro no desaparece por no tratar la materia. No arbitramos esas respuestas y al RR lo matan por una vía insospechada. Nosotros esperábamos una decisión del CNE o del TSJ, nunca previmos que buscarían la argucia de hacerlo a través de siete tribunales de jurisdicción penal de primera instancia en siete estados distintos. Nos quedamos casi que sin argumentaciones para ofrecerle a la gente una alternativa. Habíamos debatido mucho en la MUD que si mataban el RR había que buscar una salida electoral anticipada y por eso se hizo la propuesta, fuera de la Mesa de Diálogo primero y después en ella. 

-¿De dónde vino la idea?

-Esa propuesta la hizo (José Luis Rodríguez) Zapatero antes de que se instalara la Mesa de Diálogo.

-¿En las reuniones previas en Dominicana?

-No sé en qué sitio específico. Él dijo: El RR no va a ir porque el Gobierno lo va a matar y la Oposición debe buscar una salida electoral anticipada. Pero eso significaba convenir en que el RR no iba. Estábamos atrapados por nuestra propia propuesta. ¿Qué hubiera pasado si hubiéramos dicho: El RR no va, vamos a buscar una salida electoral anticipada para que haya presidenciales antes de diciembre de 2018? La opinión pública nos hubiera caído encima. En la práctica así ocurrió y nos acusaron de haber entregado el RR a cambio de una solución electoral anticipada. Si uno no puede lograr lo ideal, que era el RR, era perfectamente sensato buscar  un término medio entre la propuesta del Gobierno de quedarse hasta el 2018 y la propuesta nuestra de sacarlo ya.  ¿Con qué nos conseguimos después?, con que no tenemos RR, que difirieron las elecciones de gobernadores y con que estamos tratando de presionar desde una posición de muy poca fuerza unas elecciones anticipadas a las que el Gobierno se niega rotundamente. Ese es el cuadro.

henry

-¿Así las cosas, qué plantea para la reconducción estratégica en la MUD?

-Yo no llevo un plan individual…

-En los últimos días usted ha remarcado una posición individual: “AD se levanta de la Mesa de Diálogo”…

-Muy bien… AD se levanta por falta de resultados. Nos sentamos porque la propia Mesa había solicitado la intermediación de El Vaticano. Quedamos atrapados por nuestra propia propuesta. El domingo precedente a la primera sentada, el Nuncio me llamó por teléfono y me dijo de manera muy elegante: Ustedes invitaron a la participación de El Vaticano, aquí estamos, ahora no pueden poner condiciones para sentarse. Tenía toda la razón. Ese mismo día, en las oficinas de Capriles en Bello Monte, tuvimos una reunión PJ, UNT, se agregó VP y los mediadores y dijimos: “Bueno, vamos a sentarnos a ver si hay resultados y si no, nos levantamos”. Había mucha presión de la comunidad internacional. No sólo de El Vaticano, era EE.UU., OEA, Unión Europea, etc. Si no nos sentábamos le íbamos a entregar al Gobierno en bandeja de plata el argumento para decir: “Toda la comunidad internacional pide el diálogo, el Gobierno está dispuesto, la Oposición no se sienta, es subversiva”. Nos sentamos y  lo propusimos todo: Revocatorio o Cronograma electoral para elecciones anticipadas, crisis humanitaria, recuperación o respeto a las facultades de la AN y el caso de los presos políticos. El Vaticano es testigo. Tan testigo que ahí está la carta de Parolin que “demanda” el cumplimiento al Gobierno. Quien no ha cumplido es el Gobierno ni va a cumplir, simplemente quiere ganar tiempo. Por eso nos paramos.

-¿Entonces qué debe hacer la MUD ahora?

-A falta de resultados, fallida la instancia del diálogo, tenemos que retomar la agenda que habíamos diferido: Continuar en la AN con el ejercicio de nuestras facultades, determinar la responsabilidad política del Presidente, la solicitud de abandono del cargo. Ahí hay matices. La propuesta de VP es que eso vaya acompañado de una solicitud de un referendo popular que no sería organizado por el CNE, pero la única de las salidas contempladas para el Presidente que no pasa ni por el CNE ni por el TSJ es el abandono del cargo. Yo la propuse en la MUD hace tres meses, dije que es expedita y no pasa por ningún organismo, pero muy poca gente nos creería. La gente interpreta literalmente lo que significa “abandono” como que alguien se va. Hay otros que opinan que si estamos declarando la responsabilidad política del Presidente por mal ejercicio de sus facultades resulta contradictorio con la figura del abandono del cargo, que significa dejación. Yo creo que no son incompatibles, que es perfectamente encuadrable determinar su responsabilidad política y a consecuencia de ello ir a una propuesta más extrema y declarar el abandono del cargo por tratarse de un Gobierno fallido que no ha cumplido con sus funciones.

Ramos Allup3

-Como diría el finado Luis Miquilena: ¿Con qué se come eso?

-Nosotros sabemos perfectamente que no va a haber ningún organismo del Poder Público, empezando por la FAN, que respete la decisión de la AN. El Parlamento de la época de CAP respetó la decisión de la Corte Suprema de Justicia amañada y todo en aquella emboscada judicial y el Congreso respetó esa decisión porque el propio Presidente la respetó. Ahora el Presidente no respeta las decisiones de la AN y eventualmente no sé si respetaría una decisión del TSJ en caso de que él no lo controlara. ¿Qué podemos hacer? Hacer uso de nuestras facultades y declarar lo que nos corresponde. Hay gente que dice que para qué sirve la AN, pero no obstante las dificultades materiales y los obstáculos, de las instituciones públicas la que tiene mejor evaluación es la AN. La gente sabe que legislamos y el TSJ nos declara inconstitucionales las leyes, que citamos ministros y no comparecen, que declaramos responsabilidades y el Gobierno no las acata. A sabiendas de todo eso, la evaluación que hace la gente es altamente positiva. Si la comparamos con la evaluación que hacen del Ejecutivo, del TSJ y la FAN la diferencia es abismal.

-Pero la MUD, producto de sus incoherencias, está perdiendo apoyo en las encuestas y la AN es hoy un reflejo de la MUD.

-Esos sondeos están castigando a la MUD a raíz de “la sentada”, pero no a la AN. En estos dos años de eventual -no puedo decir coexistencia ni cohabitación-, de existencia paralela de los dos poderes, la AN va a sufrir mucho menos mengua que el Ejecutivo. La AN se mantiene bastante por encima del 50%.

-Era impensable hace un año imaginar que la MUD iba a estar hoy en situación tan comprometida. En 2014, usted me dijo que las diferencias con los promotores de La Salida eran “de fondo” e “irreconciliables” y que eso había que resolverlo porque representaban costos muy elevados. Otra vez las divergencias internas llevan a un punto muerto.

Henry Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

-Lamentablemente tuve razón. Las diferencias se han prolongado en el tiempo porque hay muchas agendas frente a un mismo hecho. Todos estamos de acuerdo con que hay que sacar a Maduro democráticamente, aunque no descarto que algunos que no lo dicen quieran que salga aunque sea no democráticamente. Pero hay diferencias estratégicas. Unos creían que se resolvía sólo con calle, otros que se resolvía sin calle, y yo creo en una fórmula intermedia: algo de calle y algo de presión, incluso internacional. No sé si porque no han sido tomados lo suficientemente en cuenta, no sé si porque no han participado tanto como quisieran en las decisiones, pero tenemos sectores en la MUD que no han encajado definitivamente.

-¿No es ya el momento de reorganizar a la Oposición según esas corrientes?

-Eso sería incomprensible e inaceptable para la opinión pública cuando necesitamos estar más unirnos todos. A lo mejor desde el punto de vista meramente pragmático eso es lo que conviene para lograr más coherencia, pero eso no lo toleraría la gente.