La tortura, esa buena amiga del socialismo y sus tiranos

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Al régimen de Nicolás Maduro le apareció la pieza que faltaba para definirlo: El uso de la tortura y las desapariciones forzadas. Y aunque Jorge Rodríguez se declare “garante” de los Derechos Humanos, lo cierto es que ha hecho muy poco para evitar las masacres en Barlovento y Cariaco, pero mucho para evitar que los venezolanos ejerzan otro Derecho Humano fundamental, el de votar libremente.


Elizabeth Fuentes.

Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- ¿Dónde aprendió el teniente coronel José Ángel Roa Córdoba las técnicas necesarias para torturar? ¿El aparato para meterle corriente en las partes íntimas, en las nalgas, en el cuello, a un joven de 17 años, como reveló su madre Fanny Díaz  ante la Asamblea Nacional? ¿Quién le dio la “picana”?, como le decían en Argentina a ese terrible método utilizado por la dictadura militar. ¿Dónde recibió el entrenamiento, órdenes de quién obedecía el teniente?

Al joven Díaz -sobreviviente de la masacre de Barlovento-, lo amarraron, lo torturaron, le  pegaron con las peinetas de los fusiles en las rodillas y en la cabeza. “Quien daba las órdenes de como tenían que ser torturados los muchachos era el teniente coronel Roa Córdoba”, narró desde la tribuna de la AN la señora Díaz, sin que se escuchara ni una mosca en el auditorio ante semejante asombro.

Y aunque el cinismo que caracteriza al poder hizo que algunos diputados del PSUV pretendieran excusarse en la vieja patraña de que “lo que es igual no es trampa”, y aludieran a las masacres de El Amparo y Cantaura de los gobiernos de AD y Copei para defenderse – masacres donde por cierto participaron Ramón Rodríguez Chacín y el ex diputado del PSUV Roger Cordero Díaz, respectivamente-, los secuestros, torturas y asesinatos ocurridos en Barlovento y Cariaco contribuyen a perfilar en manos de quién está el país, por más que algunos generales  se declaren “consternados”, y el inefable de Jorge Rodríguez alce su voz contra estos mártires del abuso chavista -tan mártires como definen a su padre asesinado en circunstancias parecidas-, y asegure, vaya caradura, que él y Nicolás Maduro “somos garantes de los Derechos Humanos”. Garantes -es decir, quien garantiza-, que han demostrado ser unos buenos para nada, no solamente en el asunto de los Derechos Humanos donde se juega la vida de los ciudadanos, sino en otro de sus principios básicos, como lo es el derecho a elegir libremente a nuestros gobernantes.

Comisión Permanente de Política Interior de la AN atendió denuncias de familiares sobre masacre de Barlovento (30-11-2016) (Fuente: AN).

Comisión Permanente de Política Interior de la AN atendió denuncias de familiares sobre masacre de Barlovento (30-11-2016) (Fuente: AN).

Es el abuso con mayúsculas lo que ha caracterizado al gobierno chavista desde el siglo pasado. El abuso en el robo de las arcas públicas, en el trato al adversario, el abuso que se inició con el presidente Hugo Chávez cuando instaló el horror al que hoy se enfrenta el país en materia económica el desgraciado día en que le solicitó millarditos al Banco Central de Venezuela (BCV) y terminó por convertir al BCV y PDVSA en su caja chica individual. El abuso en la quiebra de las empresas privadas, en las expropiaciones inútiles, cuyas consecuencias hoy mantienen a algunos ciudadanos haciendo colas en los automercados y a otros hurgando en la basura. El dejar morir a Franklin Brito, lanzarle gas del bueno a los estudiantes, armar delincuentes para que asesinen y atemoricen a la Oposición. El abuso chavista que privilegia sus “principios”, antes que permitir que entren medicinas y alimentos, porque declararse en crisis humanitaria es reconocer el fracaso que son como gobernantes y como proyecto. El abuso, el atropello, la arbitrariedad que acompaña a cada preso político, muchos de ellos torturados como corresponde al buen hijo de Fidel en que se ha convertido Nicolás Maduro, imitando al pie de la letra cada ilegalidad que mantuvo al anciano déspota en el poder hasta su muerte.

Comisión Permanente de Política Interior de la AN sigue recibiendo nuevas denuncias de desapariciones forzosas (01-12-2016) (Fuente: AN).

Comisión Permanente de Política Interior de la AN sigue recibiendo nuevas denuncias de desapariciones forzosas (01-12-2016) (Fuente: AN).

¿Qué edad pueden tener los militares hoy detenidos por el caso de Barlovento? ¿Cuánto tiempo de abuso y socialismo llevan en sus venas el teniente coronel José Ángel Rojas, los sargentos Orlando Maceli Barrios, Rafael Ruiz, Luis Ramón Figuera, Francisco Rivas Salazar,  Romi Antón Antón y Miguel Francisco Rodríguez; el mayor Luis Eduardo Romero; los cabos  Arquímedes José Aguey y Luis Eduardo Machado y Fabián de Jesús Rangel? ¿Por qué actuaron como actuaron, torturando y asesinando a jóvenes indefensos? ¿Se les ocurrió en el momento torturarlos, humillarlos o llevan años de entrenamiento y de ejemplo en eso de avasallar sin consecuencias  a quien les dé la gana?