¿Con quiénes se comparan Nelson Merentes y otros funcionarios del chavismo?

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- ¿Alguien ha intentado contrastar las gestiones de grandes gerentes de los gobiernos de la República Civil con lo que hoy enfrentamos en Venezuela? ¿A Rafael Ramírez contra Juan Pablo Pérez Alfonso? ¿A Francisco Rangel Gómez contra Leopoldo Sucre Figarella? ¿O a Nelson Merentes contra Leopoldo Díaz Bruzual? El historiador y dirigente de AD, Mario Buffone, conversó sobre este tema y recordó las obras y personajes de la época.


Juan Pablo Pérez Alfonzo.

Juan Pablo Pérez Alfonzo.

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Por los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han pasado toda clase de funcionarios que terminaron sus gestiones con más pena que gloria. O con pura pena y nada de gloria. Alguna vez, un dirigente político expresó que había que defender la historia. Lo bueno de ella. Y reivindicarla. Porque lo que hoy atraviesa Venezuela con el actual modelo, es mucho más que vergonzoso.

Se ha terminado la era de Nelson Merentes en la presidencia del Banco Central de Venezuela (BCV), un hombre que “brilló” por sus escándalos, más que por su gestión. Por las mentiras que le dijo al país. Y porque terminó pagando los platos rotos del billete de 100 bolívares. Así se va Merentes del BCV: Será recordado como aquél que prometió un “sistema robusto” con el Sitme, tratando de sacar de su sombrero -como si fuera mago- los dólares que necesitaba la República para abastecer la demanda de materia prima y productos terminados.

Mario Buffone es historiador, docente y dirigente nacional del partido Acción Democrática. Tal y como escribimos hace ya varios meses en KonZapata, Buffone ha dedicado más de diez años de su vida a investigar empecinadamente las obras de los gobiernos anteriores y las de Hugo Chávez. Ha comparado. Tiene cifras. Muy detalladas. Incluso por kilómetros de autopistas. No pierde detalle. Invierte varias horas al día en bibliotecas para engrosar su inventario.

Mario Buffone respondió a KonZapata algunas preguntas que sirven de base para un ejercicio comparativo entre dos modelos diferentes: El civil, de la denominada IV República, y el militar, de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. ¿Qué le dejaron aquellos gobiernos civiles a este país? ¿Cómo se comportaban los presidentes del BCV de la época? ¿Hay algún punto de equilibrio entre las obras públicas de entonces y las de ahora? ¿O entre las gestiones de aquellos personajes contra los funcionarios del actual régimen?

Buffone recordó a dos presidentes del BCV durante los gobiernos de Luis Herrera y Carlos Andrés Pérez:

Pedro Tinoco.

Pedro Tinoco.

-Si del BCV se trata, te puedo mencionar como ejemplo a Leopoldo Díaz Bruzual. Fíjate que Díaz Bruzual -siendo copeyano-, fue ministro de Estado-presidente del Fondo de Inversiones de Venezuela entre 1979 y 1980, y entre 1981 y 1983 fue presidente del BCV durante el gobierno de Luis Herrera Campins. Durante sus 5 años de gestión -aunque fue criticado en su momento- tuvo el mérito de haber señalado los errores de política económica de ese entonces. Creía que era necesaria la devaluación, reducir los subsidios y el gasto público. Y como presidente del BCV, logró abatir la inflación llevando a cabo una política monetaria de carácter contractivo. Se enfrentó a sus propios compañeros de partido, porque era cercano a Luis Herrera. Se opuso al régimen cambiario múltiple, cosa que terminó corrigiéndose durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez que unificó el tipo de cambio. Y el presidente del BCV durante CAP II era nada menos que Pedro Tinoco.

Y luego dio ejemplos sobre energía y minas:

-Ahí está el caso de Juan Pablo Pérez Alfonso. Un venezolano ejemplar que pensó en los intereses más elevados del país. Fue pieza fundamental en la creación de la OPEP. Eso fue idea de Pérez Alfonso. Y además, está el hecho que también fue parte importante en la creación de la Corporación Venezolana del Petróleo, primera empresa del Estado que compitió con las trasnacionales como la Shell y la Creole. Entonces allí tengo que hablar obligatoriamente de Valentín Hernández Acosta. Fue ministro de Energía y Minas en el primer gobierno de CAP. Le tocó el proceso de nacionalización del petróleo. Y de la creación de PDVSA, empresa que fue modelo de gestión a nivel internacional.

Y cerró con el tema de obras públicas:

Leopoldo Sucre Figarella.

Leopoldo Sucre Figarella.

-No puedo dejar de mencionar al ingeniero Leopoldo Sucre Figarella. Un gerente. Un técnico. Mencionarte sus obras es complicado porque son muchísimas. Ocupó la cartera de obras públicas en el año 1963, cuando se comenzaron las labores civiles de la Represa “El Guri”. Esa es una obra emblemática. Y en el año de 1986 fue ministro de Estado-presidente de la Corporación Venezolana de Guayana cuando se terminó de construir El Guri. Le tocó terminar el Puente Rafael Urdaneta. Construyó gran cantidad de autopistas y urbanizaciones como Caricuao, por ejemplo. Y cuando José González Lander ocupaba la oficina de transporte -al iniciarse las labores de construcción del Metro de Caracas-, su despacho dependía jerárquicamente del Ministerio de Obras Públicas; es decir, de Leopoldo Sucre Figarella. También fue gobernador del estado Bolívar y construyó mucho de la infraestructura que hoy permite que la entidad se mantenga en pie.

Ahora es inevitable la comparación. Comparar no es malo. Sucre Figarella contra Francisco Rangel Gómez, actual gobernador del estado Bolívar. O Leopoldo Díaz Bruzual contra Nelson Merentes, quien jamás hubiera mostrado la más mínima resistencia a los designios del despacho presidencial. Y a Juan Pablo Pérez Alfonso con, por ejemplo, Rafael Ramírez Carreño, el hombre de los escándalos de corrupción que denunció el diputado Freddy Guevara (VP).