Donald Trump toma la  bandera de Hugo Chávez contra el libre comercio y la globalización

Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Fueron objetivos principales de Chávez para aquel momento de 1998, destruir el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y el Pacto Andino. El ALCA quedó sepultado luego de la cumbre de 2005 en Mar del Plata, donde Hugo Chávez se convirtió en el embajador mundial del movimiento anti globalización y anti libre mercados. Igualmente, Venezuela sale del Pacto Andino debilitando este acuerdo de libre comercio, de los primeros del Continente y modelo mundial.


Donald Trump, presidente electo de EE.UU.

Donald Trump, presidente electo de EE.UU.

Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).- Los tratados de libre comercio y la globalización fueron los pilares del desarrollo económico mundial de los años ‘90 y buena parte de este siglo. Un modelo económico que nació de la era Reagan-Thatcher y que hoy puede estar llegando a su fin gracias a otro presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien pareciera estar dándole la estocada final a este modelo con sus primeras órdenes ejecutivas. Curiosamente,  Trump tendería a finalizar el trabajo que empezó Hugo Chávez.

Recordemos que Chávez llego al poder con un discurso contra la globalización, el libre mercado y los entes multilaterales. Consideraba que los tratados y la tendencia eran injustos y dispares para Venezuela. A los entes multilaterales los llamaba “órganos obsoletos”.

Fueron objetivos principales de Chávez para aquel momento de 1998, destruir el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y el Pacto Andino. El ALCA quedó sepultado luego de la cumbre de 2005 en Mar del Plata, donde Hugo Chávez se convirtió en el embajador mundial del movimiento anti globalización y anti libre mercados. Igualmente, Venezuela sale del Pacto Andino debilitando este acuerdo de libre comercio, de los primeros del Continente y modelo mundial.

Por su parte, Donald Trump llega a la Casa Blanca con las mismas banderas de la anti globalización, proteccionismo, nacionalismo y anti tratados de libre comercio. Sin perder tiempo, en sus primeros ocho días como mandatario ha ordenado vía decretos Ejecutivos o ha manifestado vía Twitter (una nueva versión del Aló Presidente de Chávez o del Chávezcandanga), lo siguiente:

-Suspensión de acuerdo de libre comercio entre Argentina-Estados Unidos de productos agrícolas, principalmente del limón. Irónicamente Argentina se comienza a abrir en temas de comercio y economía y recibe este golpe de los Estados Unidos.

-Salida de Estados Unidos del tratado de libre comercio más grande por firmarse, el TPP (Tratado Transpacífico o Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica). Con esta decisión, es China la que tomará el liderazgo en dicho proyecto. Aunque no suene lógico, después de la Cumbre de Davos, China se perfila como un país más pro libre comercio que los Estados Unidos.

Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela.

Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela.

-Revisión del Nafta (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) ocasionando la suspensión de la visita del presidente de México a Estados Unidos, y creando una de las mayores crisis diplomáticas entre ambos países de los últimos años. Este parece ser el principal objetivo de Trump, la destrucción del Nafta que data desde 1994.

-Implementar impuesto del 20% (arancel) a todas las importaciones mexicanas con el fin de financiar el muro fronterizo. Esto fue un anuncio. No es un hecho aún.

-Suspensión de ayuda financiera a la Corte de Derecho Internacional. Al momento de escribir esta columna no ha habido un pronunciamiento de la comunidad internacional ante esta orden.

-Revisión de los aportes económicos de los Estados Unidos a la ONU, OEA y otros entes multilaterales.

De esta manera, Donald Trump en su primera semana rompe con los dogmas de su Partido Republicano, que ha llevado el estandarte de la economía de libre mercado y libre comercio.  Con su discurso de American First (Primero América) despierta un nacionalismo y se abraza al proteccionismo económico; con sus críticas a entes multilaterales como la ONU debilita el orden mundial que por vía de estas instituciones existe desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Si faltara poco, con su forma de dar noticias vía Twitter, rompe todo protocolo histórico de comunicación de la Casa Blanca.

Es curioso, pero el magnate Trump ya hereda de Hugo Chávez el título de Embajador Mundial del movimiento anti-globalización y anti-libre mercado. Es como para ponerse a pensar.