Qué clase de Comandante en Jefe es Nicolás Maduro que arrastra a la FAN al despeñadero

Por Pedro Benítez @PedroBenitezF.- Nada distinto a lo que viene haciendo con el país y con el PSUV. El ejercicio militar Zamora 200 fue un espectáculo bochornoso que puso de manifiesto la auténtica debilidad del régimen. Maduro le imprimió su estilo personal. Ni la FAN puede mantener el orden interno (no digamos ganar una guerra) ni el PSUV puede ganar una elección con un jefe así. Si este es un régimen que sostienen los militares, la verdad es que los militares cada vez tienen menos capacidad material para sostenerlo.


Pedro Benítez.

Pedro Benítez.

Por Pedro Benítez @PedroBenitezF.- En el diccionario de la Real Academia Española (RAE) mamarracho significa “persona o cosa defectuosa, ridícula o extravagante”. También, “cosa imperfecta”, “hombre informal, no merecedor de respeto”.

Al ejercicio militar “Plan Zamora 200”, realizado el sábado 14 de enero, Nicolás Maduro le imprimió su estilo personal convirtiéndolo en una mamarrachada. Algo que no es no merecedor de respeto, muy lejos de la marcialidad propia de una institución castrense.

Parece que lo asesora su peor enemigo o que todos los que lo rodean conspiran para desprestigiarlo aún más ante el país.

¿Qué clase de Comandante en Jefe es Maduro? La misma clase de gobernante que es. Está haciendo con la FAN lo mismo que viene haciendo con el país y con el PSUV. Ni la FAN puede mantener el orden interno (no digamos ganar una guerra) ni el PSUV puede ganar una elección con un jefe así.

Un ejercicio militar que pretendía exhibir destreza y poderío terminó siendo todo lo contrario. Los ejércitos de Colombia y Guyana duermen tranquilos.

La verdad es esta: En diciembre pasado la mitad de la tropa estaba de permiso porque no había recursos para el rancho y la tradicional cena navideña. Así que los mandaron para su casa. Esa era la situación al 17 de diciembre pasado cuando los sucesos del estado Bolívar sorprendieron a la FAN sin poder para responder adecuadamente a la situación.

La capacidad operacional de la FAN está por el piso, por la misma razón que lo está el resto del país: No hay dólares. Así de simple. Lo que ocurre con el sector privado, acontece también con el sector público y los militares no son la excepción. Detrás del misterio por la desaparición del helicóptero en Amazonas está esa realidad.

maduro

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Si por la infinita irresponsabilidad y tozudez de Maduro lo de Ciudad Bolívar se repitiera en 5 o 6 ciudades del país al mismo tiempo, la FAN no tiene como restablecer el orden público. Sólo falta que su asesor español Alfredo Serrano Mancilla le meta alguna otra pésima idea en la cabeza para que los lamentables sucesos de diciembre se reproduzcan a otra escala. Las condiciones están dadas; 2017 será el año que los venezolanos viviremos con el temor al hambre. Esa será la preocupación principal y el motivador de las protestas.

Centralizar en los CLAP la mayoría de la distribución de alimentos del país es seguir debilitando la red privada y eso implica incrementar el riesgo de una agudización de la escasez.

Si este es un régimen que sostienen los militares, la verdad es que los militares cada vez tienen menos capacidad material para sostenerlo. Están muy lejos de ser una fuerza armada como las de Cuba en su mejor momento, que disponían del tercer ejército en número de efectivos del Continente, luego de Estados Unidos y Brasil.

Las imágenes del ejercicio militar “Zamora 200” son la ratificación de lo que ha ocurrido con el retiro del billete de 100 bolívares, este es un Gobierno que se mueve entre la improvisación y la anarquía. Un Gobierno así no pareciera tener mucho futuro.

Maduro encabeza un régimen que es más débil de lo que se piensa. No hay un plan perfectamente pensado. Lo sostiene la necesidad de un grupo de personas que tienen mucho miedo de las consecuencias de perder el poder. Que creen en la apuesta de una subida salvadora de los precios del petróleo que acomode la economía y las encuestas. No se han dado cuenta que durante el 2016 los precios del petróleo se duplicaron.

Cuando se publiquen los estudios de opinión de enero, la estructura política y militar del chavismo se va a estremecer. Maduro está políticamente desahuciado y lo suyo es contagioso.