Se votó el abandono del cargo de Maduro y que el pueblo juzgue

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Fundamentándose en varios artículos de la Constitución, 106 diputados de la Asamblea Nacional declararon el abandono del cargo del Presidente de la República.


Henry Ramos Allup. Diputado y secretario general de Acción Democrática.

Henry Ramos Allup. Diputado y secretario general de Acción Democrática.

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Al inicio de la sesión ordinaria del día de ayer en la Asamblea Nacional, el diputado José Simón Calzadilla (MPV) propuso la desincorporación formal de sus colegas del estado Amazonas electos el 6 de diciembre y proclamados debidamente por el CNE. Como respuesta a tal planteamiento, el diputado Freddy Superlano (VP) alegó no estar de acuerdo. De cualquier manera, la cámara aprobó la desincorporación de los legisladores, cuyo nombramiento fue objetado por el Tribunal Supremo de Justicia, organismo que un año después de la sentencia, no se ha pronunciado sobre la repetición del proceso electoral en Amazonas.

Pasado el trago amargo anterior, ahora sí, comenzó el debate sobre “el ejercicio constitucional del cargo de Presidente de la República por parte de Nicolás Maduro Moros y la necesidad de abrir una solución a la crisis”, según rezaba el punto del orden del día.

Como era de esperarse, la bancada opositora agrupada en la MUD, argumentó las razones de carácter político por las cuales estimaron pertinente declarar en “abandono del cargo” a Nicolás Maduro. Las razones de la crisis. Las del hambre. Sobre lo que pudo hacerse en tres años y no se hizo. Sobre lo que se hizo decididamente mal. O sobre todo aquello que se hizo pasándole por encima a la Constitución. Dijo el diputado Enrique Márquez (UNT):

-La gestión ineficiente de Maduro nos ha dejado un país destruido y un pueblo que emigra buscando mejores oportunidades. No es desestabilización acogerse a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. El abandono al que está sometida Venezuela no tiene ninguna discusión.

De la bancada del Psuv, el diputado Pedro Carreño, luego de desestimar por varios minutos el debate citando varios libros que hablan sobre la “guerra económica” y calificar a la MUD como “mesa de la incapacidad”, entró en materia en el último tramo de su discurso y expresó, en el mismo tenor que lo había hecho minutos antes su compañero de bancada Juan Marín:

-Cuando satanizan las acciones del presidente de la República, están reconociendo que ejerce su cargo. Que no estén de acuerdo porque están buscando el caos es harina de otro costal. Pero a criticar las acciones es una demostración de que el compañero Maduro está al frente del cargo. Desde el punto de vista jurídico, el artículo 7 de la Constitución, establece la supremacía constitucional y el carácter normativo, y en ella se determina, a través del artículo 137 constitucional, que las competencias de los poderes son los que les da esta Constitución. La interpretación que ustedes le dan a la Constitución para supuestamente declarar el abandono del cargo, lo hacen sobre la base de la interpretación constitucional, materia que no es competencia de la Asamblea Nacional, porque dice el artículo 335 de la Constitución, que la jurisdicción constitucional la ejerce la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. Esto es un circo. Una ópera bufa. ¡Qué locura!

Más tarde, el primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara (VP), se estrenó en el cargo desde la tribuna de oradores calificando a Nicolás Maduro como “dictador”, y llamando a defender la decisión de abandono del cargo “en la calle”, al tiempo que citaba frases de Rómulo Betancourt y Leopoldo López, provocando una carcajada larguísima en el bloque del Psuv:

-Razones para declarar el abandono del cargo de Nicolás Maduro hay de sobra. Al irrespetar la Constitución y los derechos del pueblo Maduro dejó de ser presidente para convertirse en un dictador. Asumimos que estamos en dictadura y como tal, no se puede llegar a una salida electoral sin una avalancha popular. A la Fuerza Armada: No se llenen las manos de sangre protegiendo a una cúpula que sólo quiere llenarse los bolsillos. Yo estoy convencido que este pueblo tiene la fuerza para movilizarse. Nadie puede parar a un pueblo que grita todos los días: ¡Cambio! ¡Cambio! ¡Cambio! (aplausos). Declaremos el abandono del cargo, pero vamos a comprometernos a acompañarlo en la calle hasta que tengamos elecciones presidenciales, de gobernadores, de alcaldes, y hasta la renovación de todos los poderes públicos (aplausos).

Juan Marín, diputado.

Juan Marín, diputado.

Pero llegaba el turno de otro diputado que se estrena en su curul. Era el turno de Henry Ramos Allup (AD), quien ahora como diputado raso, no desaprovechó la oportunidad para ridiculizar a los diputados del Psuv de la siguiente manera:

-A lo mejor comienzo con una perogrullada: Nosotros vamos a votar el abandono del cargo porque hay abandono del cargo.  No me voy a referir a la intervención galimática (risas) del diputado Pedro Carreño, porque trató de hacer algunos retruques jurídicos y se zambulló en cuestiones impertinentes para el debate (risas). Pero sí voy a responder algunas alusiones de carácter jurídico que hizo el colega Juan Marín (…) en primer lugar, la acepción de la palabra “abandono”. Diccionario Real Academia Española (risas): Abandonar es dejar, desamparar a una persona o cosa, dejar alguna cosa emprendida ya, como una ocupación. Descuidar uno sus intereses u obligaciones. Esa es la definición de abandonar; ergo, se puede abandonar, incluso, cuando uno ejerce ciertas facultades. El hecho de que uno ejerza cierta facultad (…) con consecuencias catastróficas, es perfectamente incluible en el abandono del cargo. El cargo de abandona cuando por acción u omisión se ejerce indebidamente. No solamente por abandono físico.

Después se fue a lo jurídico, aludiendo de manera directa al diputado chavista Juan Marín, quien tampoco perdía oportunidad para soltar carcajadas como respuesta a cada argumento de Ramos Allup:

-En materia del Estatuto de la Función Pública se califica el abandono del cargo incluso con la presencia física del funcionario (…) y por supuesto, está el artículo 233 de la Constitución, que yo voy a leer completo colega Marín, porque a usted de repente se le trancó el serrucho  (risas) cuando tenía que leer sobre al abandono del cargo. Y entonces, colega Marín…escúcheme, que yo lo atendí a usted con cuidado… dice el 233: “Serán faltas absolutas del Presidente de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia con aprobación de la Asamblea Nacional”. Punto y coma: “el abandono del cargo declarado por la Asamblea Nacional” (aplausos).

A Ramos le correspondía cerrar el debate. Y cerró de la siguiente manera, luego de manifestar plena conciencia de que ningún poder acataría la decisión de abandono del cargo que estaría a punto de sancionarse:

Esto es un Gobierno fallido y forajido (…) hay que hablar claramente, porque hay gente afuera que pregunta con qué se come lo del abandono del cargo. ¡Bueno, eso no se come! Nosotros vamos a adoptar esta decisión, y sabemos que no va a haber elecciones. Nosotros sabemos que Maduro se va a quedar ahí. No sigan tentando a la opinión pública. No le sigan metiendo presión a la caldera, porque si eso estalla, se los va a llevar por delante. Esto lo hacemos a conciencia, porque estamos cumpliendo con nuestro deber, y porque nosotros no podemos incurrir en el mismo abandono del cargo en el que han incurrido Nicolás Maduro y otros órganos del Poder Público. Así que señor presidente, colegas, tenemos razón: Vamos a votar como debemos votar, y nuestro árbitro y nuestro juez es el pueblo de Venezuela (aplausos y ovación) y no una cofradía de bandidos y de bandidas como los del Tribunal Supremo de Justicia. Muchas gracias (ovación de pie).

Con 106 votos a favor, la abstención de dos diputados de Avanzada Progresista, y la ausencia de la bancada chavista, así aprobaron el abandono del cargo por parte de Nicolás Maduro.