Para evitar que le fueran con quejas a Maduro le dieron el día libre a los funcionarios del TSJ

Por Redacción @konzapata.- La directiva del máximo juzgado decidió enviar a su casa al grueso de los empleados del organismo, para evitar que le hicieran llegar al Jefe de Estado reclamos por el trato que reciben y sus condiciones laborales, tal y como ocurrió cuando el pasado 15 de enero fue a presentar el informe anual.


Nicolás Maduro, presidente de la República, en el acto de Apertura del Año Judicial 2017.

Nicolás Maduro, presidente de la República, en el acto de Apertura del Año Judicial 2017.

Por Redacción @konzapata.- La Apertura Judicial, el acto más importante del año en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), no fue presenciado por el grueso de los trabajadores del máximo juzgado, pues la directiva del organismo decidió darles el día libre, pero no como un gesto por su dedicación ni por razones de espacio, sino para evitar que le hicieran llegar sus quejas al presidente Nicolás Maduro, como ya pasó cuando presentó el informe de gestión el pasado 15 de enero.

“El martes sólo laboraron áreas esenciales como seguridad, protocolo y prensa, al resto les dijeron que no tenían que ir y es porque cuando el Presidente fue a presentar la Memoria y Cuenta varios funcionarios se le acercaron a él y a su equipo, y le entregaron unos papelitos, tal y como pasaba cuando (Hugo) Chávez vivía; pero no todos ellos contenían solicitudes de casas o ayudas para una operación, sino denuncias sobre malos tratos por parte de la magistrada Gladys Gutiérrez”, afirmó un empleado, quien pidió el anonimato para evitar represalias.

La fuente aseguró que hubo quien le informó al mandatario del malestar reinante en el TSJ, pues en los últimos años las remuneraciones no han crecido al mismo ritmo de la inflación, y además los funcionarios no reciben los mismos beneficios que en otros organismos.

“Nosotros no recibimos las bolsas de los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), sino que nos ofrecen unas bolsas con unos precios tan elevados como la de los bachaqueros”, dijo y agregó que esa situación fue reportada al mandatario y ello no sentó bien en la directiva del TSJ.

Aunque otros funcionarios consultados atribuyeron la decisión de dar el día libre a problemas de espacio, pues “la idea es liberar el estacionamiento para permitir que los vehículos de los invitados tengan dónde estacionar”, no descartaron que el incidente de “los papelitos” haya influido.

“A la magistrada Gladys Gutiérrez le molestan esas cosas”, apuntó la segunda fuente.

Desde 2016 en el máximo juzgado se ha producido una sangría de renuncias de funcionarios de todos los niveles, debido a la situación salarial. No obstante, en su informe, la magistrada Gutiérrez aseguró que en los últimos 12 meses incrementó en 180% los sueldos de todos los empleados judiciales. En todo caso, luego del evento, la impresión que quedó en el ambiente, es el espaldarazo de Maduro a Gutiérrez, quien se enfila a la reelección.