¿Por qué el Gobierno trata de imponer que no se hable mal de Chávez?

Por Orlando Zamora.- Les preocupa sobremanera que se examinen a fondo las causas del ocaso. Golpea al oficialismo que se demuestre quién propuso el rumbo estatista como salida definitiva a los graves problemas estructurales en el campo social y económico de la Nación. Quien inspiró el destino de más de dos billones de dólares, entre moneda extranjera y bolívares, tras un sueño personal, particular.


Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela.

Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela.

Por Orlando Zamora.- El “Aquí no se Habla Mal de Chávez” surge porque duele. Se acusa el impacto político. Como en el boxeo, golpea muy hondo a los defensores del estatus los análisis negativos de la gestión de 14 años del fallecido presidente venezolano. Período que fusionado a los cuatro de Maduro configuran un régimen que evade la alternancia. Lo que le inquieta al poder no es tanto que hablen en lo personal mal del padre del nada exitoso experimento revolucionario, ya en plena fase terminal, sino que desnuden el agotamiento del mismo, las razones que propiciaron su mal destino, porque ya es más que evidente su fracaso.

Les preocupa sobremanera que se examinen a fondo las causas del ocaso. Golpea al oficialismo que se demuestre quién propuso el rumbo estatista como salida definitiva de los graves problemas estructurales en el campo social y económico de la Nación. Quien inspiró el destino de más de dos billones de dólares, entre moneda extranjera y bolívares, tras un sueño personal, particular. Que se recuerde quién fue la persona que propuso inaugurar un país nuevo con regalías y gasto público. Convertirlo en una potencia mundial, y al mismo tiempo ceder al mundo un décimo de la renta petrolera (100.000 millones de dólares). Dilapidando 1.080 billones de dólares petroleros para financiar un aparato productivo público socialista improductivo, al margen de la realidad económica del país, y regalar al mismo tiempo sueños e ilusiones a granel.

En esta hora trágica es mortal para quienes insisten en perpetuar el modelo, recordar a la persona que despertó tanta ilusión, que tuvo todas las posibilidades del mundo y apoyo político-militar en demasía, para producir un salto del país del subdesarrollo hacía la transformación petroquímica de los hidrocarburos, como también alcanzar un gran arranque agroindustrial, tecnificación de la educación, despegue comercial externo, modernización competitiva de la infraestructura productiva y vial, al igual que los avances de nuestros vecinos cercanos.

chavezLa cruzada de la verdad, no es contra Chávez como persona, es contra su anacrónica propuesta, desnudada por la cruda realidad de colas, escasez, hambre, la pérdida infinita de calidad de vida, vivir en otra Venezuela más insegura, bien alejada de la que encontró el fallecido presidente. Se prohíbe recordar también, porque pone en jaque el futuro de un proyecto sin porvenir. Y es que Maduro ahora es pasado. No logra conservar un atisbo mínimo de fe en el mañana sin la inmaculada imagen de quién lo representaba todo, porque a estas alturas ni él ni los suyos tienen nada nuevo que ofrecerle a un desventurado país que exige urgente cambio de rumbo y modernizar su presente.

Difundir las acciones y errores de Chávez refuerza su ya consumado declive político

Comencemos por un breve recuento de sus promesas e ideas fundamentales, luego narraremos sus acciones y consecuencias.

El 2 de diciembre de 1998 a cuatro días del triunfo electoral dijo: “Vamos a mantener la flotación cambiaria… la economía monoproductora genera desempleo… reducir gasto burocrático, bajar a 11 los ministerios, frenar los egresos, no a la devaluación, repotenciar a PDVSA (Reuters).

El 3 de mayo de 2005 declara “inventar el socialismo del siglo XXI… el socialismo no estaba muerto estaba de parranda”. Principal promesa: Refundar la Nación.

Mayo de 2006 Venezuela se retira de la Comunidad Andina de Naciones “está muerta. Le sirve a las élites no le sirve a los indios, a los negros, a los blancos”.

chavez01

En su Mensaje Anual 2006 ante la Asamblea Nacional (Expuesto el 13 de enero de 2007) dijo: “Venezuela va a ser una pequeña potencia mundial… vamos a ayudar a los más débiles… ¿Hemos emitido un solo bolívar inorgánico en estos 8 años? ¡Ni uno sólo!, ¿Hemos utilizado la devaluación para incrementar el ingreso fiscal? Nació el Fonden, le pido a la soberana Asamblea Nacional que mire eso con detalle”.

Febrero de 2007: “El concepto imperialista de la descentralización tenía el objetivo de dividir al país en pedacitos; pretendían quitarle poder al Estado”.

En el Aló Presidente del 17 de junio de 2007 realizado en Barinas. “Se acabó aquí la autonomía de los entes del Estado. Habrá centralización sobre todo en la planificación y en la ejecución”.

En la Habana el 15 de diciembre 2009 dijo: “Soy socialista, bolivariano, cristiano y también marxista, aun cuando no tengo formación marxista. Tenía razón Carlos Marx”.

chavez02Desde el Aló Presidente No.288 en Anzoátegui apuntó: “El socialismo petrolero no se puede concebir sin la actividad petrolera”. Venezuela: Potencia Energética Mundial.

En Belarús (17 de octubre de 2010) al vender las refinerías alemanas Ruhr Oel por 1.600 millones de dólares afirmó: “Me quite un peso de encima”.

El 19 de septiembre de 2009 señaló: “Detectamos más de 2.000 módulos de Barrio Adentro abandonados; sin médicos, un descuido de todos”.

En el Aló Presidente No.371 (13 de marzo de 2011) en el Zulia, a propósito de la afirmación de CNN que él (Chávez) ha recibido 900.000 millones de dólares por renta petrolera en todo su período y que ahora hay más pobres que nunca, opinó que “muchos venezolanos ven esos programas y mucha gente les cree”.