Venezuela es el país más infeliz del mundo. O casi

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Mientras el presidente Nicolás Maduro anuncia que gastarán los bolívares “excedentes“ de la recaudación de impuestos para celebrar Carnavales Felices, Gerver Torres, especialista para América Latina de Gallup International, recuerda que Venezuela es el país más infeliz del mundo, sólo superado por Haití, de acuerdo a la más reciente medición de la firma. “Venezuela acumula récords de todo tipo. Este año seremos el país más endeudado del mundo, después de Japón”.


Elizabeth Fuentes.

Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- De todo ese dineral que los venezolanos pagamos al Estado en impuestos anuales para que nada funcione -ni hospitales, ni policías, ni carreteras, ni escuelas-, nos acabamos de enterar que “sobran” millones de bolívares -695.996.000 este año, para ser exactos-, los cuales serán dilapidados, como anunció el presidente Nicolás Maduro, en unos “Carnavales Felices”, como los calificó casi bailando salsa debajo del escritorio.

Con este anuncio pareciera que el presidente Nicolás Maduro sigue tan en ascuas como cuando visitó el liceo aquel donde la estudiante le tuvo que contar, en vivo y directo, todos los males que sufrían los estudiantes. Y el Presidente, en respuesta, le reclamó que los liceístas no habían hecho nada para quejarse debidamente. Y es que justo cuando el Gobierno anuncia el alza de la nueva Unidad Tributaria, que pasa de 177 a 300 bolívares y encarece todos los trámites para el ciudadano, ya castigado por la inflación y la escasez, pues el Presidente como si no se hubiese enterado aún de ello, anuncia como una gracia que “con fondos provenientes del Seniat, producto de los excedentes de recaudación de impuestos, se pagarán unos  ‘Carnavales Felices’”, recursos que, viéndolo bien, deberían proceder del Viceministerio de la Felicidad.

“Aprobados los recursos para ‘Carnavales Felices’”, remató. Y más de uno habrá bailado salsa imaginando la boloña que se va a ganar quién sabe cómo a costa de los impuestos de otros.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Pero así como no supo dónde quedaba el liceo de la mañana aquella, ni parece haberse enterado que la Unidad Tributaria acaba de subir, pues Maduro desconoce también que no debería pronunciar mucho la palabra felicidad porque ocurre que en la más reciente medición de la Gallup, los venezolanos se definieron como el pueblo más infeliz del mundo, o casi, porque sólo nos superó Haití.

“El año 2006, -dice Gerver Torres, especialista para América Latina de Gallup International-, Venezuela obtuvo el porcentaje más alto de bienestar en Latinoamérica, donde 26% de los ciudadanos se ubicaba en el peldaño más alto y decía estar viviendo la mejor vida posible. Y cuando se les preguntaba cómo se veían en cinco años, la medición subía a 50%”.

Para Torres, la explicación a estos números es que “el año 2006 había un gran boom de consumo, más la narrativa de Hugo Chávez“, narrativa que generó mucha esperanza y, como asegura Torres, “la esperanza es un elemento crítico en el sentimiento de bienestar y felicidad”. Para diciembre de 2016, Gallup International, con el premio Nobel de Economía Daniel Kahneman a la cabeza de la investigación, lanzó sus conclusiones planetarias sobre felicidad, donde aquel alto porcentaje de venezolanos que se declaraba feliz, hoy se ha reducido a sólo 13%. Y entre quienes se autodefinen como “sufriendo“, Venezuela ocupa el segundo porcentaje más alto, después de Haití.

Gerver Torres, especialista para América Latina de Gallup International.

Gerver Torres, especialista para América Latina de Gallup International.

“Pero no sólo la felicidad sino también la esperanza ha sufrido un duro golpe en Venezuela, entre otras razones porque a los demócratas les falta un discurso soñador. Los demócratas no tenemos arquetipos, como sí los tiene la izquierda, donde el mundo se divide en dos: La lucha de clases, la revolución y el imperio, los ricos y los pobres, etc. Los demócratas no tenemos eso y nos dedicamos específicamente a buscar soluciones a los problemas. Creo que una de las cosas que tenemos que hacer, es darle más importancia a lo subjetivo”.

Gerver Torres, economista, ex director del Fondo Monetario Internacional, consultor del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros cargos, revela también que Venezuela tiene el porcentaje de inseguridad más alto del mundo y asegura que va a ser el país más endeudado del planeta, después de Japón. “Venezuela acumula récords de todo tipo”.

Esto de derrochar millones de bolívares que “sobran” de la recaudación del Seniat para celebrar el Carnaval, ya es asunto del Guinness.