Acción Democrática se enfrenta a uno de los retos más difíciles de su historia

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Desde los tiempos de la fundación en 1941, los adecos han visto de todo. Ganaron poder y lo perdieron. Se dividieron varias veces. Los enemigos juraron enterrarlos para siempre. Un buen día se reagruparon. Ya tienen candidato presidencial luego de 25 años. Y ahora se enfrentan a un reto: La validación de este fin de semana frente al CNE. ¿Hay futuro en Acción Democrática?


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Desde aquellos tiempos de la fundación de Acción Democrática en 1941, los adecos han sido protagonistas de los momentos clave de la historia contemporánea de Venezuela. Alcanzaron el poder varias veces. Lo perdieron. Se dividieron. Expulsaron de sus filas a Carlos Andrés Pérez. Defenestraron a Luis Alfaro Ucero de la candidatura presidencial en 1998. Los enemigos rojos le juraron un viaje al olvido sin posibilidad de retorno. Procuraron la desmoralización de las bases que quedaron luego de la llegada de Hugo Chávez al Palacio de Miraflores. Pero se reagruparon con Henry Ramos Allup, actual secretario general nacional. Incluso, alcanzaron la presidencia del Parlamento. Vienen subiendo en el escenario. Al menos en cuanto al ánimo de la militancia. Ya no son los “impresentables”. Creen que hay futuro. Creen que tienen futuro como organización política luego de 75 años de historia. Se aferran a ello. Tan lejos han llegado, que ahora exhiben candidato presidencial propio: Fue Negal Morales, subserecretario general de AD en Miranda, quien dijo hace poco que el candidato de los blancos a unas elecciones presidenciales es Henry Ramos. Lo admitió el propio Ramos ayer en entrevista radial con Gerardo Blyde, alcalde de Baruta.

Henry Ramos Allup, diputado y secretario general de Acción Democrática.

Pero tienen competencia. Y la competencia más fuerte ya validó frente al CNE: En Voluntad Popular recogieron al menos 150 mil firmas, mientras que en Primero Justicia, señalan, sobrepasaron las 200 mil. Son PJ, AD y VP -en ese orden- los partidos más grandes de la MUD, según todos los sondeos de opinión.

Entonces: ¿Cuál es el reto de Acción Democrática? De Perogrullo: Validarse. Pero no con cualquier cantidad de firmas. Al menos deben lograr suficientes rúbricas para desplazar a Voluntad Popular, ratificando lo que dicen los números de las encuestas. En el peor de los casos, emparejando la cuestión con los anaranjados. Y el mejor: Que alcancen a validar con más firmas que Primero Justicia, que contó con muchos recursos y organización el fin de semana pasado. Lo de no validarse ni siquiera entra en los cálculos de los blancos. La jornada está siendo utilizada como termómetro para las primarias. Habrá primarias para todo. No pueden acudir desnudos los adecos. Tienen que exhibir fuerza. Maquinaria. Que no son un “cascarón vacío”, como dijo amargamente Carlos Andrés Pérez en cierta ocasión. Esto es más que una validación. Es un pre-proceso de primarias. Y los adecos aspiran a no pocas gobernaciones y alcaldías, además de la presidencia de la República.

Se preparan los adecos. Llevan semanas en ello. Tienen estrategia. Y también se montaron en la “guerra de las etiquetas” en Twitter. Hoy cierran en todo el país con diversas actividades.

Un mensaje de voz difundido por la plataforma WhatsApp el día miércoles, entusiasmó a las estructuras llenándolas de mayor optimismo:

-Hola. Te habla Henry Ramos. Te estoy llamando porque necesitamos que nos ayudes a validar Acción Democrática (…) recuerda que Acción Democrática no es de los adecos. Acción Democrática es un patrimonio nacional. Acude a los centros de validación del Consejo Nacional Electoral. Te esperamos. ¡Sí hay futuro!

Un “patrimonio nacional”, dijo Ramos. Es AD, de hecho, el único partido tradicional con verdaderas posibilidades de validarse en el CNE. Este fin de semana es la cita. ¿Habrá futuro en Acción Democrática?