Cómo se inflaron las cifras de la GMVV (y II)

Por Orlando Zamora.- El Gobierno anuncia unos datos y el BCV los contradice. Sólo basta revisar los informes del instituto emisor y constatar. El BCV explica en un resumen informativo, al cierre de 2015, que el sector construcción se desploma en un 23,8% y que declina consecuencialmente la producción de cables, arena, piedra, grava, elementos fundamentales para edificar inmuebles. También mengua la producción siderúrgica.


Por Orlando Zamora.- La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), según el Gobierno, acaba de culminar, luego de seis años (2011-2017), la entrega número 1.500.000 de soluciones habitacionales. Lo que implicó edificar 250.000 viviendas por año. A un costo promedio por casa, si se utiliza el dato global de Nicolás Maduro, de 45.000 dólares.

katalejo

Si es así, constituyó un desarrollo inmobiliario inusitado. Pocos comprenden cómo se pudo ejecutar y financiar casi al mismo tiempo que la economía se derrumbaba velada y progresivamente desde 2012, un año y medio antes del fuerte descenso de los precios petroleros de julio de 2014, año cuando diferentes mitos rojos quedaron al descubierto.

Como veremos aquí, se logró a medias cubrir ciertas metas, creando serios problemas financieros y mediante el empleo de artilugios estadísticos, combinados con datos de desarrollos diversos, tanto públicos como privados, reales o inconclusos, como el “Plan Caracas” en el 2006, para exhibir en bloque un número muy abultado de edificaciones. Por ejemplo, al cierre de 2011 el plan “SUVI” notifica el “reemplazo” de 45.000 ranchos por viviendas sin modificaciones estructurales. El día 28 de noviembre de ese año, Jacqueline Faría en VTV afirma que Distrito Capital construyó 7.000 viviendas y que en 2012 fabricará 15.000 más.

La suma de 1,5 millones de soluciones habitacionales parte de cifras acumuladas desde las primeras entregas del año 2006. Se recordará que el censo fue realizado entre 2011 y 2012. Allí comenzó el plan.

El Gobierno manipuló las cifras de las soluciones habitacionales entregadas, en contradicción con datos del propio Banco Central de Venezuela (BCV), incluso le reclamó tiempo después a este último por la subestimación del número de desarrollos y casas cedidas por el Ejecutivo. La autoridad monetaria posteriormente asume como cierto el número superior de construcciones indicado por el Gobierno central, el cual abulta esta data estadística de diversas formas:

-Consolida los créditos de 60.000 bolívares entregados a muchas víctimas del deslave del estado Vargas.

-Suma una significativa cantidad de viviendas de precaria construcción que han sido remodeladas por el poder comunal (según el Gobierno éste es el artífice directo del 30% del supuesto millón y medio de casas).

-Suma el plan casa por rancho. Los desarrollos privados. Fachadas remozadas por Barrio Nuevo Barrio Tricolor.

-Incluye además, viviendas auto-construidas, confiscadas, edificios completos adquiridos por PDVSA a empresas constructoras privadas.

-Muchas alquiladas se auto legitiman como propias.

katalejo02

Ya al cierre de 2015 se habla de 983.356 soluciones habitacionales, según cifras aportadas por el general Manuel Quevedo, ministro para la Vivienda y Hábitat. Luego se consolida en un millón, con una vivienda entregada por Nicolás Maduro en Pan de Azúcar, estado Aragua. De aquí se infiere que Maduro construyó otras 500.000 entre 2015-2017.

A comienzos del 2016, el diputado Julio Borges reconoce, en un estudio realizado por la nueva Asamblea Nacional, un número de 280.000 construcciones verdaderamente nuevas, edificadas a un promedio interanual de 55.000 soluciones, en opinión de esa evaluación.

Las cifras del BCV confrontan el entorno económico existente versus los logros de la GMVV

Los limitados datos informativos en esta materia aportados por el BCV en los últimos seis años son de relevante importancia, al aclarar no sólo la caída del Producto Interno Bruto agregado por parte del sector de la construcción, en especial las edificaciones privadas. Si no que sus registros del número de inmuebles edificados no coincide con los que reporta el Gobierno central.

El BCV revela otra cosa muy importante, corroborada antes por el Ejecutivo. Y es que el 30% de las iniciativas de la GMVV las adelantan los consejos comunales. Es decir, del millón y medio concluido, ¿Los consejos comunales ejecutaron 450.000 soluciones? Como sabemos estos carecen de recursos suficientes y sus metas son más afines a la remodelación y pintura de inmuebles de vieja data, localizados en la parte baja de los cinturones de barrios importantes, visibles desde las grandes autopistas. Estas jornadas de remozamiento urbano se adicionan a las cifras de “obras” desarrolladas por la misión estudiada.

El BCV registró así un descenso notable de la construcción entre 2008 y 2010. Posteriormente, se destaca que ese sector se recupera en 4,8% en 2011, aumento que se cuadriplica en 2012 (16,6%). En el Informe Anual de 2011 (Página 134) explica cuál es la causa principal del repunte al afirmar que la GMVV fue impulsada por el Ministerio de las Comunas mediante el sistema de autoconstrucción y ejecución de convenios internacionales con China, Rusia, Bielorrusia, Brasil (no indica las inexistentes casas de madera uruguayas).

Adicionalmente, los convenios antes señalados son justamente los que acusan los mayores desarrollos abandonados, tales como: Bielorrusia abandona obras en el conglomerado de Fuerte Tiuna (meta 40.000 casas); los rusos desaparecen del panorama inmobiliario, al igual que las casas de madera uruguayas, los chinos no realizan el 100% de los planes ofrecidos, las 20.000 del sistema PetroCasa nunca se concretaron.

katalejo03

Más adelante, en el Informe Anual de 2012, el BCV sostiene que “la construcción residencial privada evidencia un retroceso de 17,6%” y agrega que “siendo la menor disponibilidad de insumos básicos la principal causa”.

Ya más reciente, el ente Emisor explica en un resumen informativo, al cierre de 2015, que el sector construcción se desploma en un 23,8% y que declina consecuencialmente la producción de cables, arena, piedra, grava, elementos fundamentales para edificar inmuebles. En contexto, se produce la decisión del Gobierno de estatizar empresas claves del hierro, lo que diezma la capacidad de producción de la industria siderúrgica. Estas son parte de las graves contradicciones de análisis del entorno económico y las estadísticas presentadas por el Banco Central de Venezuela en relación a las cifras expuestas por la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).