El Gobierno gastará más de 5 mil millones de bolívares en un sistema para “desacelerar la inflación”

Por Redacción @konzapata.- La Vicepresidencia Ejecutiva destinará 454 millones para costear operativos de fiscalización a empresas y comercios, para asegurarse que el control de precios vigente en el país desde el año 2003 sea respetado y para sancionar a quienes lo incumplan.


Tareck El Aissami, Vicepresidente de la República.

Tareck El Aissami, Vicepresidente de la República.

Por Redacción @konzapata.- Pese a los escasos resultados, el control de precios vigente en el país desde 2003 seguirá siendo la principal arma del Gobierno para intentar frenar el galopante aumento de los precios. Así lo anuncia el presupuesto para este año, en el cual figura que la Vicepresidencia Ejecutiva reservó 5 mil 100 millones de bolívares para la “creación del sistema integral de evaluación y fijación de precios para contribuir a la desaceleración de la inflación”.

De acuerdo con el decreto-ley de ingresos y egresos del Estado que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) aprobó en diciembre pasado, los recursos antes mencionados se utilizarán para “propulsar la transformación del sistema económico, en función de la transición al socialismo bolivariano, trascendiendo al modelo rentista petrolero capitalista”.

Aunque en el documento no se precisa cómo se impulsará ese giro, en el presupuesto se deja en claro que las fiscalizaciones y sanciones a quienes incumplan el control de precios también seguirá siendo una herramienta para velar por su cumplimiento. Así el despacho dirigido por Tareck El Aissami también tiene previsto gastar de 454 millones de bolívares en supervisar a empresas y comercios, fondos que están previstos en la partida “consolidar la gobernanza y democratización de los derechos socioeconómicos de la población mediante el control estratégico y la aplicación de la sanción de los ilícitos económicos a la cadena de importación, producción, distribución y comercialización de bienes y servicios”.

Asimismo invertirá 373 millones de bolívares más en estrechar los vínculos entre el Poder Público y las organizaciones del Poder Popular, con el fin de “desarrollar modelos incluyentes de gestión de las unidades productivas”.

Desde diciembre de 2015 el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha informado cuánto han variado los precios en el país, pero en esa ocasión reportó que la inflación se ubicó en ese año en 180% y en alimentos fue de 315%. El año pasado los precios habrían crecido más de 700%  según fuentes del organismo y del Fondo Monetario Internacional (FMI).