Expo Venezuela Potencia arrancó justo cuando se fue la gasolina

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Si hubiera gasolina y tuviera leche y café, si consiguiera medicinas, carne y pan canilla, probablemente me iría a la Expo Venezuela Potencia 2017 para averiguar cómo es que el Gobierno encerró en 300 stands todos sus extraordinarios logros


Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Lástima que debo hacer cola para llenar el tanque de gasolina y, al menos por hoy, no podré asistir a la Expo Venezuela Potencia 2017. Y si lo lograra llenar, quizás se me agote en el viaje de ida y vuelta a El Poliedro porque seguramente habrá otra cola gigantesca de ida y vuelta compuesta por los millares de venezolanos y extranjeros que querrán entrar a ver con sus propios ojos cómo los logros del Gobierno se pueden encerrar en 11 mil metros cuadrados, mientras el resto de los 912 mil 050 kilómetros cuadrados que somos -hacer semejante operación matemática no está en mis capacidades y menos cuando llevo días sin poder tomar café con leche-, exhibiremos nuestra Expo Venezuela Quebrada paralela, una suerte de performance que protagonizamos a diario sin necesidad de que, como Trump, nos encierren detrás de un stand.

Si el sábado consigo gasolina, trataré de hacer el esfuerzo de empujarme hasta El Poliedro porque necesito ver el stand de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) porque, como asegura el ministro de Economía y Finanzas, Ramón Lobo, allí van a mostrar sus avances y experiencias en distribución de alimentos. De modo que, cabe imaginar, harán una demostración en vivo y directo de cómo es la entrega de bolsitas con “comida“ a una de las millares de familias que viven en situación de pobreza extrema, tal como el propio gobierno de la Venezuela Potencia publicitó en un diario de Porlamar, donde reconoció que solamente en el sector de Piedras Negras del municipio Díaz habitaban dos mil 200 familias muertas de hambre y entonces les llevaron azúcar, arroz, aceite, leche en polvo, pasta y harina PAN, a dos kilos de cada ítem por familia. En la nota oficial agregaban que ese día entregaron “33 toneladas métricas de alimentos“, como quien narra la manera en que reparten comida a los animales. Y por lo mismo, tampoco aclararon qué tipo de comida podrán hacer los condenados de la tierra para superar su desnutrición si solamente cuentan con dos kilos de arroz, pasta, leche y harina, quien sabe hasta cuándo.

 

También me gustaría visitar el stand de Turismo porque me interesa sobremanera ver de cerca cómo es el baño que inauguró la ministra Marleny Cabello en Cúpira poco antes de Carnaval, todo un logro en el área, tan brillante como haber levantado decenas de edificios Barrio Adentro en las zonas más caras de Margarita, tremendo incentivo para los visitantes que vendrían a la Isla a gastar sus dólares en busca de la misma paz que se respira en Aruba o Curazao.

Señaló el ministro de Finanzas y Optimismo, que en la Expo se llevarán a cabo alianzas “que contribuirán a la construcción de un nuevo esquema económico para superar el rentismo petrolero“. Le parece buenísimo que participarán 400 empresas y “diversos agentes, comerciantes, empresarios públicos y privados, emprendedores, que intercambiarán experiencias y reforzarán las relaciones comerciales“, más o menos lo mismo que han hecho los panaderos desde hace siglos en Venezuela, incluyendo aquellos a quienes les expropiaron sus bienes hace poco y probablemente no participen en la Expo porque andan recogiendo sus macundales para irse del país.

Carlos Andrés Pérez, ex presidente de Venezuela.

Claro, no podía faltar la declaración pertinente del presidente Nicolás Maduro, quien contó entusiasmadísimo que parte del atractivo de la Expo Venezuela Potencia está en que los visitantes podrán disfrutar de una gran muestra pecuaria “donde los asistentes tendrán la oportunidad de ver las mejores especies de ganado bovino y bufalino“, un recuerdo extraordinario para quienes llevan meses sin ver un bisté de cerca y hacen horas de colas para adquirir un litro de leche. O la voz gangosa del Vicepresidente Tareck El Aissami quien dijo en cadena nacional “aquí está la Venezuela del futuro, el espejo hacia donde vamos“, la tierra prometida del socialismo siempre en futuro perfecto.

Entiendo que la Expo Venezuela Potencia 2017 culminará el domingo 26. Pero lamentablemente tampoco podré asistir aunque ya no por falta de gasolina sino porque ese día pienso ir a validar al partido AD. Pero ojo, no porque sea, ni haya sido, ni milite en el partido blanco, sino porque es mi manera de tirarle una trompetilla a este gobierno de stands. Pero también porque resucitar al partido de Carlos Andrés Pérez es algo que Maduro y sus ministros merecen sufrir con la misma intensidad que nosotros los sufrimos a ellos y sus logros de anime.