Fedecámaras presenta plan macro para recuperar el país (I)

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, afirmó que poseen un plan o proyecto de país para discutir, el cual tiene como antecedente un estudio de la OIT. Este contempla: La estabilidad y la paz; contraloría; una administración sana de justicia; competencia leal; respeto a los derechos humanos; disciplina fiscal, y responsabilidad ambiental, entre otros puntos.


Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras.

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- Fedecámaras y la Asamblea Nacional trabajan conjuntamente para elaborar un plan que contenga el consenso de las distintas visiones de país de diferentes instituciones que han tomado la iniciativa de elaborar propuestas que sirvan a este gobierno y a otros. La idea es que de cara al futuro se estructuren elementos que sirvan para la toma de decisiones.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, explicó que la propuesta del sector empresarial gira en torno a 17 elementos. Esta propuesta está fundamentada en un estudio que realizó la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “Son los elementos más importantes que debería tener el país para lograr productividad y desarrollo sostenible que permita empleos, condiciones de trabajo decente, que se paguen salarios dignos que permiten a los trabajadores educar, alimentar y desarrollar en un ambiente de prosperidad y bienestar a su familia”.

 -¿Qué los llevó a buscar salidas a la crisis?

-Este país lleva equivocándose ya casi 40 años, de cometer los mismos errores en el plano económico. Venezuela venía creciendo por más de dos décadas hasta el año 79, cuando empezó a decrecer de forma sostenible y no ha generado más de cuatro o cinco años de crecimiento del PIB, en los últimos casi 40 o 35 años por lo menos. Por supuesto, esa tendencia hay que revertirla y la única forma es haciendo las cosas de una manera diferente, pensando cuáles son los objetivos que debemos lograr, pero hay que llegar a ellos de forma consensuada. Que todos los sectores y factores productivos de la vida nacional puedan llegar a ese gran acuerdo nacional que permita de una forma u otra empezar a trabajar y a comprometerse para la recuperación del país.

-¿Cuáles son algunos de los elementos más importantes?

-El primero de ellos, la estabilidad y la paz. Está el tema del diálogo tripartito que es fundamental para que se puedan tomar las decisiones del país y todo lo que tiene que ver con las relaciones productivas. Es obligatorio que un gobierno nacional establezca sinergias y vínculos de comunicación con el sector empresarial y el capital más importante de las empresas, que es la masa de los trabajadores. Que se componga la mesa de diálogo social, que no es más que el satanizado diálogo tripartito. Desde que el Gobierno empezó a atacarlo comenzó toda la crisis, el decrecimiento y la pérdida de la estabilidad y del poder adquisitivo de los venezolanos. Otro elemento, son la implementación de políticas macroeconómicas acertadas, con sus variables fiscales y financieras. Es importante que existan políticas públicas que vayan al abordaje de mantenimiento de una economía sana. Se necesitan reglas, un marco jurídico que sea justo y equilibrado, y que tienda a fortalecer la institucionalidad del país. También, que exista contraloría. Hasta ahora los controles impuestos han sido perjudiciales porque han sido secuestrados por la discrecionalidad de los funcionarios, el abuso de poder y sobre todo, encuentran los vasos comunicantes para alimentar ese gran monstruo que se llama la corrupción. Terminan por no controlar nada y afectando a la sociedad. Hay que crear elementos contralores que regulen las distorsiones de la actividad productiva entre los diferentes agentes, pero que no controlen la vida diaria de un país y de los venezolanos.aceite

-¿Qué otros ámbitos se incluyen?

-El respeto a los derechos humanos. No se puede vivir en un país, donde se irrespeten estos derechos y permitir que pequeños grupos atenten contra la sociedad, sometiéndola a través de abusos. También, es importante que no haya competencia desleal. Este gobierno, no sé si de forma intencional o no, termina muchas veces insertado en prácticas que no son leales a la competencia. Se debe vigilar que existan las competencias justas y libres que beneficien a los ciudadanos y que no exista ningún tipo de mecanismo que desvíe y distorsione las relaciones entre los ciudadanos, sobre todo las comerciales a lo interno y a lo externo. Otro tema que se debe debatir es la forma de crear confianza. Venezuela es un país con acceso limitado al financiamiento y en las mismas circunstancias están los ciudadanos. Un proyecto país debe velar porque las condiciones de acceso al financiamiento prosperen y estén presentes. Hoy Venezuela tiene cerrado todos los accesos al financiamiento. Hay que reconocer que una de las pocas cosas que ha hecho bien este gobierno es cumplir con el endeudamiento internacional, aunque se considere que ha sido desproporcionado y que no se utilizó para generar progreso, riqueza y desarrollo en el país. Pero no ha cumplido con el endeudamiento comercial y al haberse erigido como la fuente de repago del crédito internacional privado, y no cumplir con el trato de la adjudicación de divisas se fue perdiendo progresivamente la capacidad de financiamiento. Por esos problemas, las empresas venezolanas están en gran debilidad y con poca competitividad. Ha ido descendiendo la capacidad de producción al extremo que ya la industria declara que el promedio de capacidad operativa instalada no llega más allá de 30% o 35%. Eso quiere decir que 65% o 70% de la capacidad de producción no se usa porque no hay posibilidades. La importación de alimentos es un drama y hay que revertirla. Se debe generar la confianza adecuada para que se convierta en un efecto cascada que permita abrir el financiamiento internacional.

-¿Qué más incluye el plan?

-Disciplina fiscal. Los gobiernos no pueden seguir gastando más de lo que les ingresa. Tienen que mantener un presupuesto lo más equilibrado posible. Por lo menos dedicar 50% a la inversión y no usar más allá de 30% o 35% en gastos operativos. Hoy 99,9% del presupuesto nacional y todos los créditos adicionales son para gasto público. Se alimenta la burocracia y la corrupción, y no hay casi inversión en el país. También, es importante tener calidad en los servicios públicos. Otro punto destacado para las empresas es lo que tiene que ver con las cargas fiscales. Existen cargas fiscales y parafiscales que inhiben la producción de bienes y servicios en el país y que por supuesto, atentan contra la rentabilidad o posibilidad de generar riqueza porque el Gobierno le mete la mano en el bolsillo de forma excesiva a los venezolanos, no solamente a los empresarios sino también a los ciudadanos. Lo peor no es que se paguen impuestos altos sino que no se redistribuyen o no se retribuyen en beneficios para los ciudadanos. Además, es fundamental tener calidad en la formación y el aprendizaje sobre todo para el futuro del trabajo porque son la garantía de los trabajadores y el futuro de una nación.  La pérdida de competitividad es consecuencia de un sistema educativo que no le da beneficios ni les genera ninguna oportunidad de futuro a nuestros niños. Eso es algo para llorar. La irresponsabilidad del Gobierno es insistir en un modelo económico que lo único que ha generado es la destrucción del aparato productivo del país y que hoy los venezolanos nos enfrentemos a la triste realidad de no tener cómo alimentar a los niños de acuerdo con los parámetros nutricionales mínimos. La pérdida de peso, talla y medida de la población, por el hambre que están pasando, traerá como consecuencia gente con menor coeficiente intelectual y eso se traduce en pérdida de competitividad. Eso debe prender las alarmas en cualquier proyecto de país.

aceite01

-¿Qué otros aspectos se tocan con este proyecto?

-Se trata también de tener una administración de justicia sana, equilibrada y justa para todo el mundo. No esa máxima que aplica hoy el Gobierno: Para mis enemigos la ley y para mis amigos todo. Esos desequilibrios de la manipulación de la Constitución y de todo el marco legal, dando interpretaciones obedeciendo más a intereses personalismos o particulares de pequeñas élites políticas y económicas atentan contra el país. También, hay que fortalecer la economía formal. La informalidad está en niveles dramáticos y por eso hay que desarrollar condiciones más propicias para que la economía  formal comience a dar síntomas de avance, y que se vaya avivando otra vez una economía próspera. Y para ayudar a los más necesitados ejecutar programas sociales para que no sufran los impactos y embates de una economía en crisis que además, los puedas ir estabilizando. Ponerlos sobre la ruta para que se les vayan presentando las oportunidades de su sostenibilidad o auto sustentación, que los saquen de esos niveles de pobreza. Y por último, tenemos la responsabilidad ambiental. Venezuela  tiene una moratoria muy fuerte en este tema. Cualquier proyecto país tiene que ir cónsono con el respeto del medio ambiente. Si no se cuida se acaba con las condiciones de la generaciones futuras. En Venezuela se están contaminando los reservorios de agua dulce y los ríos. El recurso hídrico en el país es uno de los más importantes que tenemos. Además, hay un ecocidio en el Arco Minero del Orinoco.