Fernando Spiritto: El chavismo no deja el poder porque tiene muchas facturas pendientes (I)

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El profesor Fernando Spiritto, director de estudios de posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, consideró que este es “un Estado que vive de depredar el Estado y, por lo tanto, no es un grupo de políticos que pueda vivir en una situación normal democrática. Ellos no juegan con los juegos típicos de la democracia. Pensar que ellos van a entrar en este juego ordinario de la democracia es caerse a mentiras. Tienen todo el incentivo para quedarse en el poder. Tiene tantas facturas acumuladas en la sociedad que si dejan el poder no podrá pagarlas todas al mismo tiempo.


Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El profesor Fernando Spiritto, director de estudios de posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, consideró que este es “un Estado que vive de depredar el Estado y, por lo tanto, no es un grupo de políticos que pueda vivir en una situación normal democrática. Ellos no juegan con los juegos típicos de la democracia. Pensar que ellos van a entrar en este juego ordinario de la democracia es caerse a mentiras. Tienen todo el incentivo para quedarse en el poder. Tiene tantas facturas acumuladas en la sociedad que si dejan el poder no podrá pagarlas todas al mismo tiempo.

Fernando Spiritto, director de estudios de posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCAB.

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- Fernando Spiritto, director de estudios de posgrado de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, explicó que una de las últimas iniciativas de esta casa de estudios estará plasmada en el libro La nueva economía venezolana. Propuestas ante el colapso del socialismo rentista, que se publicará en un mes, aproximadamente. En él se proponen varias reformas y se dan recomendaciones. Entre ellas, levantar los controles de precios y de cambio, crear un sistema financiero con inclusión, recuperar la institucionalidad del país con respeto a la propiedad privada y mejorar el ingreso petrolero. Destacó que entre los autores del libro están: Ramón Guillermo Aveledo, Ruth de Krivoy, Tamara Herrera y Rafael Ávila.

-¿La UCAB ha presentado últimamente alguna propuesta para diseñar un mejor país?

-Una de las más importantes que se ha hecho fue la coordinación de la Encuesta Encovi. Es una iniciativa en la que trabajó con las universidades Simón Bolívar y la Central de Venezuela. Lo que hace Encovi es sustituir al Estado venezolano como fuente de datos confiables sobre la sociedad venezolana, dado que el Gobierno por razones políticas renunció a su responsabilidad de dar información estadística. Las universidades han tenido que suplir esa omisión con sus propias cifras. Lo que arroja Encovi es un panorama totalmente desolador: Más del 70% de la población venezolana está por debajo de la línea de pobreza, que es muy superior a lo que había en Venezuela cuando el chavismo llegó al poder. Además, la UCAB es una de las principales instituciones que más pública. Tiene en su portafolio una gran cantidad de libros sobre temas  políticos, económicos, sociales, y filosóficos. Tiene una participación muy importante en el mundo editorial y en la discusión política venezolana.

-En el área económica, ¿Qué propuestas se han formulado?

-Publicaremos un libro que se llama La nueva economía venezolana. Propuestas ante el colapso del socialismo rentista. Son 10 capítulos con los mejores economistas del país y en los cuales, se analizan distintas áreas de políticas públicas venezolanas: Fiscal, monetaria, financiera, reformas macroeconómicas, propiedad, instituciones e institucionalidad económica. El objetivo del libro es proponer reformas y ahí se van encontrar una gran cantidad de recomendaciones. Entre las recomendaciones básicas que hemos hecho está levantar el control de cambio y el de precios, ordenar la esfera macroeconómica, etc. También en las áreas financieras proponemos un sistema financiero con inclusión, con la recuperación institucional del país mediante el respeto a los derechos de propiedad; una nueva institucionalidad para mejorar el ingreso petrolero, que es un problema básico que tenemos. Toda esta crisis se deriva del mal manejo del recurso petrolero. Enviaremos todo eso a los factores de poder del país. Que les llegue un mensaje técnico bien hecho, porque pensamos que en algún momento viene un cambio político. En el ADN de este gobierno no está la palabra reforma, no les conviene. Cuando venga la reforma los líderes políticos van a tener que  disponer de ideas muy concretas para actuar muy rápido para hacer la transición un poco más corta. Instituciones como la UCAB ya habrán hecho propuestas concretas.

-Proponen levantar el control de cambio, ¿Por qué y qué vendría?

-En primer lugar, se trata de un problema político. El chavismo tiene una característica básica que es la concentración de poder. Es lo único que ha permanecido constante en esta década y media de Gobierno. La concentración de poder se lleva también al plano económico. Ellos no van admitir un poder intermedio y que reste su poder. Por supuesto, la economía es una fuente de poder importante. Por lo tanto, el Gobierno lo que hace es controlar hasta el máximo sin darse cuenta que los controles son contraproducente. Estos controles lo que han originado es desabastecimiento, han destruido el sector privado, han causado inflación y han dañado la confianza de los inversionistas en nuestra economía. Lo primero que hay que hacer es levantar los controles, tener un poco más de confianza en el mercado como un sistema que si se regula adecuadamente tiene resultados positivos. Esa es la experiencia en todos los países avanzados del mundo: El Estado y el mercado confluyen y trabajan conjuntamente. El error del chavismo ha sido pensar que se puede construir una economía sin el sector privado. Es un error garrafal, con costos muy altos en estos momentos.

-¿Cómo es el sistema financiero con inclusión?

-La inclusión tiene que ver con el criterio de eficiencia. El sistema financiero que tenemos está tremendamente politizado. Se le dieron recursos a sectores que el Gobierno considera aliados. No es un criterio de eficiencia. Lo primero que tiene que hacer un sistema financiero es manejar el riesgo en la economía. Saber dirigir los recursos disponibles y otorgarlos en función del riesgo. Esa es la mejor manera de distribuir los recursos. Los sectores más riesgosos recibirán las tasas más altas de interés y así sucesivamente. Un sistema financiero inclusivo  implica que se van a recibir los recursos no en función de los contactos políticos, no son rentas, sino en función de la calidad de los proyectos. Lo otro es simplemente desperdiciar el dinero de los ahorristas. Lo que hay que hacer es volver a un sistema en el cual la tasa de interés raciona el crédito.

-¿Cómo prevén la recuperación institucional del país?

-Ahí está el principal problema de este gobierno. El crecimiento económico requiere de la participación activa de los agentes económicos privados y este responde a incentivos muy concretos. Si hay riesgo de que la propiedad y la inversión sea expropiada, por excesos regulatorios, no habrá inversión. Por lo tanto, si en Venezuela no se recupera el sistema institucional, que se traduce en muchas cosas, pero básicamente en el respeto a la propiedad. Si no se restituye ese respeto no habrá inversión. Y la inversión es la única manera de recuperar esta economía y de que los agentes económicos participen en la construcción de un país. Un sistema institucional que no te garantiza la propiedad, que expropia las ganancias y con discrecionalidad de un burócrata no es un sistema económico eficiente. Va a fracasar. La recuperación de la institucionalidad venezolana es prioridad en ese sentido y dentro de esa institucionalidad el respeto a la propiedad privada es el objetivo básico.

mercado

-¿Cómo mejorar el ingreso?

-Esta crisis se origina porque el ingreso petrolero que fue cuantioso por el boom del 2004 no se ha manejado satisfactoriamente. Sencillamente el dinero se consumió mediante importaciones o se lo robaron o fue destinado a actividades que no tuvieron un retorno apropiado. Este  gobierno hizo el acto de magia de desaparecer un billón de dólares. Una cosa increíble. Si se suma la deuda externa y el ingreso petrolero, este gobierno recibió cerca de un billón de dólares. Cualquier reforma que haya en el futuro tiene que tomar en cuenta el manejo de ese ingreso. Debe haber reglas muy claras para que todo ingreso petrolero sea distribuido en la sociedad. Tiene que ser muy transparente para evitar lo que pasó en este gobierno que no se sabe dónde está el dinero. Es fundamental que cualquier gobierno en el futuro tenga reglas muy claras e informe sobre cada dólar y cómo se está gastando ese ingreso petrolero de lo contrario el resultado será o corrupción o inflación o desabastecimiento. Hay muchos planes para manejar ese ingreso. Es un tema que se tiene que debatir  en el futuro: ¿Cuál será la opción más eficiente? Si conviene depositarlo en un fondo soberano o si se distribuye directamente a los ciudadanos o se utiliza la regla fiscal que implica limitaciones muy estrictas al gasto. Pero sobre todo, debe haber un acuerdo muy fuerte entre los políticos. Es decir, que de verdad hagan respetar las reglas para manejar ese ingreso petrolero.

-¿No hay riesgos de que con un fondo soberano pase como con el Fonden? Se convirtió en una caja negra.

-Tiene que haber un acuerdo previo sobre cómo van a ser manejados esos ingresos. Tiene que haber una institucionalidad más fuerte o tienen que estar comprometidos a respetar las reglas de juego. Si ese dinero va a estar ahí cómo y en qué se va a invertir, cuánto dinero se debería pasar al gobierno para gasto fiscal, etc. Al margen de lo técnico lo importantes es que las fuerzas políticas tienen que estar muy de acuerdo y dispuestas a cumplir las reglas que se acuerden previamente.

-¿Es conveniente incluir dentro de la reinstitucionalización del país elementos contralores?

-Por supuesto, el elemento contralor es un sello de transparencia. El gobierno o el administrador de la hacienda pública tienen que estar dispuesto a demostrar cómo se usó hasta el último centavo de dólar. Y aquí la transparencia es fundamental, aunque a veces es un término vago. La transparencia es el resultado de un control muy fuerte y no sólo me refiero a la Contraloría y a la Asamblea Nacional. Son los ciudadanos los que deben tener información concreta sobre cómo se está gastando el dinero de los contribuyentes. El uso de páginas web, de Internet, debe ser una herramienta muy poderosa con la que se informe a todos los venezolanos en qué se está gastando hasta el último centavo. El control efectivo tiene que ser un acuerdo entre los líderes. Que digan: La regla es que no se oculte dónde se gasta el dinero y si se pierde.

-Llama la atención que todos las propuestas que han hecho diversos sectores e incluyo a la UCAB son para un nuevo gobierno. ¿Hay alguna propuesta para ahora?

-No creo. Este gobierno tiene en su ADN atrincherarse en el poder. No deja el poder por una razón muy sencilla: Tiene tantas facturas acumuladas en la sociedad que si deja el poder no podrá pagarlas todas al mismo tiempo. Es un Estado que vive de depredar el Estado y, por lo tanto, no es un grupo de políticos que pueda vivir en una situación normal democrática. Ellos no juegan con los juegos típicos de la democracia. Pensar que ellos van a entrar en este juego ordinario de la democracia es caerse a mentira. Tienen todo el incentivo para quedarse en el poder. Sus facturas son tan altas que no las pueden pagar estando en la oposición. Es iluso pensar que ellos a motu propio van a llamar a elecciones o hacer reformas económicas que van en contra de sus propios intereses. Eso no va suceder. Las reformas para levanta los controles, llamar a los inversionistas privados van en contra de su lógica que es la de concentrar el poder, y esa la única manera de permanecer en el mismo. Concentrarlo y aferrarse a cualquier costo.