Francisco Martínez: “El peor enemigo de Venezuela en estos momentos es el populismo” (y II)

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, habló de la alarmante cifra migratoria de los venezolanos. Se calcula que tres millones se han ido del país, lo que representa el 10% de la población.


Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras.

Por Ascensión Reyes R. @ascer19.- El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, destacó que los 17 puntos propuestos en el plan para recuperar el país son vitales para el desarrollo sostenible de las empresas y la productividad que son las formas para generar riqueza y no depender de los picos de altos precios del petróleo. “Dependemos de una economía netamente petrolera. No hemos sido exitosos en una diversificación de la economía. Con la borrachera de los altos ingresos por crudo empiezan los gobiernos a ser populistas. Creen que pueden gastar indefinidamente, elevan el gasto público y se olvidan de que la única manera de distribuir riqueza es generando riqueza. Ese es el drama de nosotros como país que hemos vivido en crisis históricamente y es urgente empezar a revertir eso”.

-¿Qué se puede destacar del venezolano? 

-Un tema vital para el empresariado es sembrar emprendimiento. El venezolano tiene una gran capacidad de emprendimiento. Lo estamos viendo ahora con los que han emigrado, con este proceso de descapitalización del recurso humano en estos 18 años. Han triunfado. Venezuela tuvo una educación de calidad y esas personas ahora les brindan beneficio a otros países y no generan retorno. Hay cifras alarmantes, se habla que las migraciones están por el orden de tres millones de personas. Estamos hablando del 10% de la población. Estamos de espalda a los objetivos del milenio. Si no revertimos rápidamente eso para aprovechar los próximos 13 años de cara al 2030 para mejorar la calidad de vida de los venezolanos y tener mejores niveles de desarrollo sostenido, nos seguiremos hundiendo en la desesperanza. Siempre se puede estar peor.

-¿Cuál es nuestro peor enemigo?

-El peor enemigo de Venezuela en estos momentos es el populismo venga de donde venga. No estoy hablando solamente del Gobierno nacional sino también de los partidos. El país político tiene que entender, por las buenas o por las malas, que realmente tienen una responsabilidad y que no pueden seguir siendo irresponsablemente populistas. No pueden seguir comprando la voluntad del pueblo, malversando, malbaratando, robando el erario público. No pueden seguir empobreciendo cada vez más al país. No se puede seguir beneficiando a pequeñas élites irresponsables que se convierten en los delincuentes de oficio que acaban con el desarrollo y la prosperidad nacional. Eso hay que acabarlo. Para tener un país realmente equilibrado hay que erradicar la alta dosis y tendencias populistas que tienen nuestros gobernantes y también de nosotros los ciudadanos que nos encanta un populista. Tenemos que empezar a exigir a los gobernantes no solamente que tengan la preparación profesional sino también la probidad en su accionar.

-El plan que sea aprobado al final, ¿Se lo presentarán al Gobierno?

-Sí, también. Ojalá previo a la presentación se hayan sumado voluntades, que todos coincidamos.

-¿Se podrá desarrollar en Venezuela?

-Sí y tenemos que hacerlo, sino seguiremos cometiendo los mismos errores de hace 40 años. Para ello, uno de los aspectos más importantes es el diálogo, pero bien llevado y con resultados para que al final el acuerdo sea de la sociedad. El reto del país es que se entienda que los políticos no pueden seguir siendo irresponsablemente populistas.