Índice de morosidad de la banca se duplicó en 12 meses

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Un informe privado de la firma Aristimuño Herrera & Asociados, da cuenta de que el nivel de intermediación de la banca en Venezuela en 2016 cayó desde 58% hasta 51%, con niveles de captación de 13 mil 200 millardos de bolívares. Para solventar la situación es necesaria, entre otras medidas, elevar las tasas de interés en aquellos créditos que no forman parte de la cartera obligatoria, a fin de mejorar ingresos y elevar utilidades netas.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Adelantó José Manuel Rotondaro en KonZapata que la banca se estaba “ahogando en liquidez”, y escribimos, basados en un informe de Econométrica, que el peso de las reservas excedentarias de la banca dentro de M2 haya pasado de 7,5% entre 2010 y 2016 (promedio), hasta 25% en la actualidad, en vista de la disminución en términos reales de la oferta crediticia.

taquilla

Ahora, un informe privado de la firma Aristimuño Herrera & Asociados, da cuenta de que las alarmas están encendidas en el sistema bancario, visto el comportamiento del último año.

Señala el informe, entre otros datos, que:

-El índice de morosidad de la banca “pasó de 8 mil 470 millones de bolívares en febrero de 2016, a 18 mil 182 millones de bolívares en febrero de 2017”. Es decir, que el índice de mora se duplicó. Esto se da en un contexto de tipos de interés reales negativos y elevadísima inflación, de hasta 700%.

-Que en el mes de febrero, “se observó una reversión en la tendencia observada en los últimos meses, ahora con el crédito creciendo 9,4% en el mes vs. 7% por el lado de las captaciones (períodos previos sucedía lo contrario, un pasivo creciendo más rápido que la expansión en cartera). Esto muestra que el sistema financiero buscó capitalizar resultados en febrero vía margen financiero a costa del indicador de capital, lo cual le permitirá generar mayores ingresos financieros de cara al segundo trimestre”. Sin embargo, como hemos señalado, este indicador sigue siendo negativo en términos reales.

Frente a este panorama tan complejo, son varias las posibilidades de la banca para salir del atolladero, según el informe de Aristimuño Herrera & Asociados:

Primero, “elevar las tasas de interés en aquellos créditos que no forman parte de la cartera obligatoria, con la finalidad de mejorar sus ingresos y por ende elevar las utilidades netas que le permitan aumentar su patrimonio y por ende mejorar su índice de capitalización”. Esto ya lo había solicitado en un informe de la Asociación Bancaria de Venezuela.

Segundo, “mejorar la tasa de cambio en posición en moneda extranjera, aun cuando esta no beneficiaría a toda la banca por igual”.

Tercero, “cambiar la ponderación de la cartera no obligatoria en el índice, disminuyendo su peso por ejemplo al 50% del 100% en que se encuentra actualmente”.

Las medidas precedentes dependerán del Gobierno, que campea la coyuntura política, económica y social más grande de la historia de Venezuela.