La alegría ya se fue de Venezuela

Por José Manuel Rotondaro.- En el reporte de este año, los primeros lugares, como ha venido ocurriendo desde el inicio, lo ocupan países escandinavos, y los últimos, las naciones del África subsahariana. El país con la mayor disminución (entre 126 países) del nivel de felicidad es Venezuela, con un descenso en el índice promedio de 1,597 puntos.


Por José Manuel Rotondaro.- A muchos observadores internacionales, y no pocos nacionales, sorprendían los altos niveles de “felicidad” que reflejaban los venezolanos. A inicios de la década, Venezuela llegó a estar a la cabeza en alguna que otra medición.

poder

En ocasión del “Día Mundial de la Felicidad”, 20 de marzo, fue publicado el quinto Reporte Mundial de Felicidad, elaborado desde 2012 por un equipo interdisciplinario, inspirado por una reunión en la ONU en 2011 sobre el tema.

El reporte es elaborado a partir de encuestas realizadas por la empresa Gallup en cada país, donde los entrevistados definen, en una escala del 1 al 10, su nivel de felicidad. Luego, el reporte analiza los elementos económicos, ambientales y políticos que explican los valores de cada país, tanto internamente como en comparación con otras naciones.

En la edición de este año, los primeros lugares, como ha venido ocurriendo desde el inicio, lo ocupan países escandinavos, y los últimos, las naciones del África subsahariana.

 

Lo interesante en esta edición es que comparan la variación en la felicidad antes de la crisis financiera (2005-2007) y la data más reciente.

El país con la mayor disminución (entre 126 países) del nivel de felicidad es Venezuela, con un descenso en el índice promedio de 1,597 puntos.

Latinoamérica como región, por el contrario, mejoró su puntuación, destacando Nicaragua como el país que registró el mayor aumento (1,364 puntos).

El reporte no analiza el caso venezolano individualmente, pero señala que junto con los otros nueve países con mayores caídas, esa pérdida de calificación no puede ser atribuida exclusivamente a temas económicos. De hecho, usando el análisis del reporte sobre el origen de la puntuación, al comparar Venezuela con el país latinoamericano con mayor puntuación, Costa Rica, queda claro que los elementos claves serían: Libertad para tomar decisiones, generosidad y percepción de corrupción, aunque hay una parte residual difícil de explicar con datos cuantitativos.

Venezuela aún se mantiene en el rango intermedio del ranking internacional, posición 82 sobre 155, pero con un notable descenso de la posición 19 que alcanzó en el primer reporte de felicidad de 2012, con información del período 2005-2011.