Las medidas urgentes para reactivar la industria petrolera

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Según el ex ministro, profesor y experto en materia energética, Arnoldo Gabaldón, para lograr la reactivación de la industria petrolera se requiere de cambios sensibles en materia legal y operativa. Sugiere no sobredimensionar las expectativas de producción de petróleo, pues en su opinión, con un crecimiento inicial de 100 mil barriles diarios es más que suficiente.


Arnoldo Gabaldón, ingeniero Civil de la UCAB, ex ministro del Ambiente y Recursos Naturales Renovables (1977-1979), actualmente profesor de la USB y miembro de la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat.

Arnoldo Gabaldón, ingeniero Civil de la UCAB, ex ministro del Ambiente y Recursos Naturales Renovables (1977-1979), actualmente profesor de la USB y miembro de la Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat.

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Según el profesor, ex ministro y experto en materia energética Arnoldo Gabaldón, para lograr la reactivación de la industria petrolera se requiere de cambios sensibles en materia legal y operativa, en vista de lo perjudicial que ha sido la administración chavista en esta área.

En el marco de un foro desarrollado en la Asamblea Nacional, Gabaldón expuso los ítems puntuales de arrancada para mejorar la operatividad de la industria petrolera en particular y del sector energético en general:

Rescate operacional y financiero de la industria a corto plazo. Recuperación de la meritocracia.

Cumplir compromisos de la República correspondientes al cambio climático.

Recuperación de la seguridad energética.

Creación de un ente público regulador de los hidrocarburos, sin menoscabo del Ministerio de Petróleo y Minería.

Creación del “Consejo Nacional de Energía”, a fin de diseñar una política energética integral.

Generar confianza para atraer mayor inversión privada, con personal altamente calificado.

Reimpulsar desarrollos de gas natural e industrias de formación de hidrocarburos.

Equilibrio entre “defensa de precios” y “recuperación de mercado”.

En el ámbito financiero, propuso Gabaldón:

Transferir a la Nación la deuda contraída por PDVSA, causada por programas públicos no petroleros.

Capitalización de deudas acumuladas con los socios.

Titularización de deudas contraídas con proveedores de bienes y servicios.

Devolver bienes “secuestrados” a propietarios originales.

Y también sugirió una meta de expansión de la producción. Pero sobre este particular enfatizó, antes de lanzar la cifra, que no es correcto sobredimensionar la meta: En su opinión, basta con el incremento de 100 mil barriles diarios para lograr una recuperación importante en el sector.