Se agudiza la crisis: Cartera de créditos de la banca continúa en caída libre

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Señala la firma Econométrica que “todas las carteras cayeron de manera estrepitosa. Tarjetas de crédito retrocedió 70,2%, créditos hipotecarios decreció 74,6%, créditos a microempresarios 72,9%, créditos agrícolas 73,7%, créditos para vehículos 71,7%. La cartera con la menor tasa de caída fue créditos comerciales con 62,5% (…) las empresas quieren contratar mayores créditos, pero los bancos otorgan una cantidad mucho menor a los montos deseados”.


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Señalábamos en KonZapata que el crecimiento de la base monetaria (M0) en el último año, no guarda relación con el crecimiento de la liquidez monetaria (M2). Esto lo expresamos basados en un informe de la firma Econométrica, en el que luego de una exhaustiva revisión del comportamiento de los agregados monetarios en los últimos 12 meses, ha llegado a la conclusión de que mientras el dinero base (creado por el Gobierno) se ha expandido 285,7% y la liquidez monetaria lo ha hecho a un ritmo de 183,5%, la tasa de crecimiento de las reservas excedentarias de la banca ha sido de 1.000%. Esto ha traído como resultado que el peso de las reservas excedentarias dentro de M2 haya pasado de 7,5% entre 2010 y 2016 (promedio), hasta 25% en la actualidad.

dinero

Y la razón es una sola: Que la banca ha contraído en términos reales su oferta crediticia por razones de teoría (entre ellas un tipo de interés real negativo), trayendo como consecuencia que se dificulte todavía más el apalancamiento de las empresas que necesitan liquidez para, por ejemplo, pagar nóminas. Esto se da en un contexto de elevada inflación (hasta 700% según algunos cálculos) que desestimula las ventas, mientras que el Gobierno prosigue con su política de aumento del salario mínimo integral sin que sea producto de un incremento en la productividad.

Ese mismo informe de Econométrica, demuestra que los bancos con mayor crecimiento de reservas excedentarias no han expandido su oferta crediticia en la misma proporción. Explica el informe:

-Entre los bancos de mayor tamaño que más han visto crecer sus disponibilidades entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016 están: Bicentenario (635,2%), Venezuela (386,7%), Provincial (341,1%), Banesco (333%) y Mercantil (268,8%). La lista de los bancos que presentan mayor crecimiento en su cartera de créditos es algo distinta: Banco Nacional de Crédito (191,1%), BOD (189,7%), Fondo Común (188,9%), Banesco (153,1%) y Venezolano de Crédito (142,2%). Es evidente que no hay una relación entre acumulación de liquidez (disponibilidades) de un banco y un incremento proporcional de su cartera de créditos. Esa dinámica no aplica en el plano individual y tampoco en el agregado.

Y es que debido a la altísima inflación, muchos son los indicadores que se han contraído en términos reales. La recaudación tributaria es uno de ellos, junto a la liquidez y la oferta crediticia. Sobre este último ítem (variable que dinamiza la economía) concluye Econométrica que:

-Todas las carteras cayeron de manera estrepitosa. Tarjetas de crédito retrocedió 70,2%, créditos hipotecarios decreció 74,6%, créditos a microempresarios 72,9%, créditos agrícolas 73,7%, créditos para vehículos 71,7%. La cartera con la menor tasa de caída fue créditos comerciales con 62,5% (…) las empresas quieren contratar mayores créditos, pero los bancos otorgan una cantidad mucho menor a los montos deseados. Esto ha conllevado a que los empresarios hayan tenido que dejar mayor parte de sus utilidades (ya disminuidas por la caída de las ventas) y también en otros casos tener que aportar capital de su propio bolsillo para mantener las operaciones. La presión patrimonial es elevada, y en el corto plazo se mantendrá así.