Según Maduro, repartieron seis mil millones de dólares en cajas CLAP

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Si cada caja CLAP es equivalente a mil dólares, el Gobierno ha derrochado una millonada para medio alimentar a menos de la cuarta parte del país. Pero si la compra fue en bolívares y nadie se robó ni medio, el asunto sigue siendo grave porque el Presidente aseguró que han repartido cajas a 5 millones 734 mil 705 familias. Multipliquen eso por 10 mil y se darán tremenda sorpresa.


Elizabeth Fuentes.

Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Basta una simple operación matemática para calcular lo que, según dijo el Presidente, han costado las 5 millones 734 mil 705 cajas CLAP que repartió el Gobierno hasta febrero de este año. De acuerdo al economista José Guerra -que sabe de matemáticas mucho más que yo- “las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP) tienen actualmente un costo de 10 mil bolívares. Pero si divides esos 10 mil bolívares en el tipo de cambio que usa el Gobierno para comprar esos productos, que es el dólar a 10 bolívares, entonces cada caja de alimentos CLAP costaría 1.000 dólares … ¿Cómo va a costar 1.000 dólares? Con mil dólares come una familia de cinco miembros por un mes. Esa caja jamás puede costar mil dólares, ahí hay muchas irregularidades”.

Pero digamos que, en efecto, cada caja CLAP cuesta mil dólares que es el equivalente oficial a 10 mil bolívares. Mil dólares que se distribuyen en 2 kilos de caraotas, 4 de arroz, uno de lentejas, 2 de harina precocida, 6 latas de atún, un litro de aceite, un frasco de mayonesa y un frasco pequeño de salsa de tomate. Un total de 18 productos, que divididos entre mil dólares, sale cada producto a un costo promedio de 55 dólares.

Pero el asunto se pone aún más sospechoso porque, sin vergüenza ninguna, el presidente de la República Nicolás Maduro anunció este miércoles, como una gracia, que “al 28 de febrero, en el mes de febrero llegamos a la meta de 5 millones 734 mil 705 hogares. Rumbo a la meta de 6 millones de hogares”. Entonces, mediante una simple operación matemática, llegamos a la siguiente conclusión: Si cada caja CLAP cuesta 10 mil dólares y el Presidente asegura que ya han repartido 5 millones 734 mil 705, eso implica que debemos multiplicar 5.734.705 cajas por 1.000 dólares. Y si mi calculadora no miente, allí lo que sale es un numero inmenso, 5734705000. Que debe leerse como 5 mil 734,705 millones de dólares, ¿No?, una cifra escandalosa aquí y en China. Tan escandalosa, que según el diputado y economista Guerra, el Gobierno anda buscando un crédito de 1.000 millones de dólares en el banco de inversión japonés Nomura y “también está buscando financiamiento internacional con los chinos, los rusos y con la Corporación Andina de Fomento por 400 millones de dólares de manera ilegal… Aquí no se puede contratar ningún crédito en moneda extranjera sin la aprobación de la Asamblea Nacional… EL BCV quiere tomar el préstamo con los japoneses para que no lo haga el Gobierno porque sin la aprobación de la AN sería un crédito nulo y entonces usan al BCV”. Argumento que desmonta entonces que el Gobierno haya podido gastar, sólo en bolsas CLAP, más de cinco mil millones de dólares. Conclusión dos: Alguien está mintiendo. O el Presidente o quien le sopló la cifra.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

Nicolás Maduro, Presidente de la República.

El anuncio de semejante cifra lo hizo el presidente Maduro durante la reciente inauguración de un centro de empaquetado de los CLAP, en la zona industrial de Cumaná, en el estado Sucre. Léase bien: Inauguración de un centro de empaquetado. No de producción de lentejas, caraotas, harina o arroz. Lo que se inaugura es un Centro de Empaquetado donde, supuestamente, decenas de empleados se dedicarán a meter los productos importados de México, Panamá y hasta de Estados Unidos en las cajas CLAP, productos como el arroz Blue Ribbon, que se produce en Estados Unidos y cuesta dos dólares al comprador, o la mayonesa panameña La Doña, cuyo valor en el mercado de ese país es de tres dólares y así sucesivamente.

Pero el sarcasmo oficial pica y se extiende, porque en la nota de prensa aseguran que “los CLAP son una nueva forma de organización popular para promover la soberanía agroalimentaria, con el abastecimiento sistemático y la producción de alimentos, mecanismos que sirven de vanguardia nacional en la lucha contra la ‘guerra económica’ que mantienen sectores políticos y empresariales contra Venezuela”. Lo que significa que, para el Gobierno, empaquetar productos que compra carísimo a otros países es parte de una rarísima soberanía agroalimentaria que depende de los grandes empresarios del exterior, tan interesados en hacer dinero como los amigos de Fedecámaras. Sin olvidar que al gasto de los CLAP habría que añadir ahora la construcción de los Centros de Empaquetado, el costo de las cajas y las bolsas, más el salario de sus trabajadores, que algo cobrarán por embojotar caraotas y arroz y demás etcéteras.

Pero digamos que Guerra se equivocó. Y que cada bolsa o caja CLAP cuesta únicamente los 10 mil bolívares que las 5 millones 734 mil 705 familias venezolanas pagaron por eso. Que ningún corrupto ha metido sus manos en semejante negocio y nadie ha ganado comisión alguna por adquirir los productos a determinada empresa. Pues la cuenta final sigue siendo alarmante, porque se trataría de haber derrochado 57.347.050 mil millones de bolívares para medio alimentar a menos de la cuarta parte de la población del país.

bolsa

Valga recordar que el propio presidente Maduro reconoció no haber dicho la verdad cuando se desató la primera crisis con los billetes de 100 bolívares. Palabras más, palabras menos, el Presidente aseguró que cuando él dijo que en la reserva había no sé cuántos miles de millones, en realidad no quedaba ni el 1% de billetes de 100 en el Banco Central. Si él mintió o le mintieron en relación a eso -asunto que seguimos padeciendo, por cierto-, pues nada extraña que su cifra de cajas CLAP repartidas sea tan poco demostrable como el millón y medio de viviendas que ha dicho construir.

“El año pasado Venezuela pagó, sin incluir a China, 10 mil 500 millones de dólares de deuda… este año vamos a pagar 49 mil 600 millones”, asegura José Guerra; mientras Gerver Torres señala que Venezuela será el país más endeudado del mundo este año, sólo superado por Japón.

¿De dónde saldrán entonces los 57 mil millones y picote de bolívares con los que aspiran repartir comida para ganar las elecciones que sean?