Voluntad Popular se arriesga y motiva a la militancia para ganarle al CNE

Por Redacción @konzapata.- Este fin de semana le tocará el turno de validar a Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López. Su dirigencia, aunque reacios en un principio, luego de varias consultas decidieron participar y dar la pelea contra todas las trabas del CNE. La maquinaria política, la conciencia democrática y la suerte están echadas este 11 y 12 de marzo con el primer partido grande que se enfrenta al proceso de validación impuesto por el ente electoral.


voluntadPor Redacción @konzapata.- Integrante del anterior G4 de la Unidad Democrática y uno de los miembros principales de la nueva estructura de la MUD, el G9, Voluntad Popular (VP) asumió el reto y validará su inscripción ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) este fin de semana (11 y 12 de marzo).

Las redes sociales de VP están llenas de entusiastas mensajes que motivan a sus seguidores a #FirmarPorVoluntad también recuerdan el llamado que hizo el coordinador nacional (e) y diputado Freddy Guevara, sobre que la “Ciudadanía debe tener claro que si firmó por su partido no puede hacerlo por otro”.

Leopoldo López también envía un mensaje a la militancia: “Estaremos en cada rincón, en cada pueblo y en cada ciudad de Venezuela dando la lucha por su liberación, porque Voluntad Popular es un sentimiento y una conciencia de un pueblo que reclama paz, bienestar y progreso, y contra eso no hay dictadura que valga. ¡Fuerza y fe, contamos contigo Venezuela!”.

voluntad01Decididos a legitimar, VP tiene muchos obstáculos que superar, como todos los partidos, la distribución de pocas máquinas captahuellas, la distribución casi a capricho de muchas de ellas y la ubicación en lugares a veces no adecuados para facilitar el proceso (en el medio de una plaza y sin toldo, por ejemplo), y que sólo tendrán dos días en horario de oficina (de 8:00am a 4pm) para cumplir la meta.

El compromiso, de acuerdo con las normas electorales, es que todas las organizaciones políticas que acudan al proceso deberán recoger el 0,5% de las firmas del padrón electoral para la elección parlamentaria del año 2015, en por lo menos 12 entidades federales del país. La maquinaria política, la conciencia democrática y la suerte están echadas este fin de semana con el primer partido grande que se enfrenta al proceso de validación impuesto por el CNE.