El desempleo en EE.UU. cae a su nivel más bajo desde 2007

Por Alejandro Guilarte (@Rendivalores).- El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que en marzo de este año, estando ya Donald Trump al frente de la Casa Blanca, se crearon 98 mil nuevos empleos, por debajo de los 180 mil esperados, pero esto hizo que la tasa de desempleo disminuyera a 4,5%.


Por Alejandro Guilarte (@Rendivalores).- Donald Trump prometió durante su campaña generar 25 millones de empleos durante los próximos 10 años, y que sería el mayor productor de empleos que ha existido. En su segundo mes al frente de la Casa Blanca, las cifras del Departamento de Trabajo de Estados Unidos señalan la creación de 98 mil nuevos empleos, cifra que está por debajo de los 180 mil que esperaban los analistas.

Pese al decepcionante nivel de creación de puestos de trabajo, la tasa de desempleo disminuyó a 4,5% en el mismo mes, su nivel más bajo desde mayo de 2007, mucho antes de la gran recesión de EE.UU. en 2008. Las políticas proteccionistas que quiere implementar Trump están dirigidas a los ciudadanos estadounidenses que han perdido sus empleos por la globalización. El Presidente ha prometido hacer un gran gasto en infraestructura, con la intención de incrementar en este sector los puestos de trabajo.

Adicional al nivel de desempleo, la economía está mostrando otros signos de fortaleza tales como la confianza de los consumidores y el nivel de salarios. El crecimiento de los sueldos siguió mostrando signos de progreso después de mantener un ritmo lento por años hasta 2016, los cuales crecieron 2,7% en febrero si los comparamos con el mismo mes de 2016, y 0,6% respecto al mes anterior.

El mercado laboral está cercano a su nivel de pleno empleo, así que lo normal sería ver una expansión en el nivel de salarios reales para los estadounidenses. Hay que destacar que, pese a que la reacción inicial de la administración ha sido jactarse de este logro. Lo cierto es que la economía sigue llevando el ritmo con el que cerró Barack Obama y aún existen muchas expectativas por ver cuál será la incidencia real de la política laboral de Trump, donde se espera que se generen nuevos puestos de trabajo en los sectores del comercio, la construcción y los servicios financieros.