El poder chavista muestra el rostro más autoritario

Por Angel Medina Devis @AngelMedinaD.- El poder actúa y se compromete en su rol más autoritario, al grito ni con sangre nos sacan del poder y Kaláshnikov en mano, se motivan a coaccionar y encarcelar, a espiar, torturar, amedrentar y censurar con todas las fuerzas que solo aquel que se juega la vida puede utilizar.


Angel Medina Devis.

Por Angel Medina Devis @AngelMedinaD.- Fácil,no es. La crisis es sin precedentes. Decirlo suena ya como una oración normal, pero basta solo salir a las calles y ver a los que comen de la basura para darnos una bofetada de realidad y entender que la situación que padecemos es absolutamente cruel e inmerecida.

Aquí no se vive, se sobrevive y con gran dificultad, con el agravante de que el estado anímico de la sociedad da muy poco para pensar proactivamente y esa frustración acumulada en los últimos tiempos comienza a manifestarse en su cauce natural, en la calle con mucha energía, pero también con rabia y gritos que más que de reclamo son de dolor.

Todos estos días de marcha y protesta han demostrado a un Pueblo en su esencia, en toda su crudeza, con sus dolores, quejas, llantos y desesperación. Así los he visto en cada caminata, en cada grito, en cada bomba lacrimógena lanzada por quien cree que el humo puede revertir el deseo de cambio.

Como tantos miles, estamos en las calles, madrugando o protestando, intentando ir a la defensoría del pueblo (la nombro sin mayúsculas porque poco queda de ella), que  más que a llevar un documento es por la clara necesidad de que el poder entienda que para nada puede adueñarse de las calles que son de todos, que vamos en son de conquista de los espacios que por terror paramilitar o coacción uniformada pretenden negarse; así estamos hoy, una mayoría que sale en masa y cada vez más a pedir un cambio; que no tiene idea cierta de como materializarlo o hacerlo realidad, pero lo busca con deseo  sobradamente legítimo.

Mientras tanto, el poder actúa y se compromete en su rol más autoritario, al grito ni con sangre nos sacan del poder y Kaláshnikov en mano, se motivan a coaccionar y encarcelar, a espiar, torturar, amedrentar y censurar con todas las fuerzas que solo aquel que se juega la vida puede utilizar.

Estamos ante una remembranza de la SeguridadNacional. Con las peores prácticas de dictadores militares como Videla, Stroessner, Trujillo o Pinochet, hoy vemos una versión tropical de la Stasi en cada acción donde el poder utiliza la justicia para cometer las peores injusticias. Un poder que se hace de sentencias para destruir el Estado de Derecho y que usa los cuerpos de inteligencia para avanzar en un intento de contención de la fuerza de un Pueblo.

Mientras tanto, se hace mano de las nuevas tecnologías, para promover desilusión, para permear el chisme destructor, para confundir y lograr que se desarme el muro más importante de los que adversamos al poder, el de la Unidad. Se anima al incrédulo y se levantan los críticos de todo, los que permanentemente cuestionan a la oposición. Le dan carne a los que denigran de todo menos de los que aceptan que son los únicos dueños de la verdad. En fin, el poder trata de provocar la división de las fuerzas como camino necesario para alcanzar la desmovilización y los críticos se alimentan de esa estrategia para al final, tratar de llegar al mismo espacio que el poder: distraer y complicar la lucha.

Llevamos más de una semana en protestas y este 19 de abril todo indica que tendremos una enorme protesta nacional en contra del poder, que se dice será la madre de todas las marchas. Cientos de puntos de salida dispuestos en cada una de las regiones del país y especial atención en Caracas.Los objetivos siguen siendo los mismos planteadosel año pasado, canal humanitario, liberación de presos políticos y suspensión de inhabilitados, reconocimiento de la Asamblea Nacional y un verdadero cronograma electoral que defina de forma clara las fechas de los comicios pendientes y  los que están constitucionalmente por venir, incluyendo la elección presidencial. En esto nada ha cambiado, en eso insiste la Unidad.

Mientras tanto el poder intenta avanzar y destruir a su  enemigo, es decir nosotros, y usa sus instrumento, que no son pocos, para contener la fuerza que se manifiesta;  los enemigos de la UNIDAD también atacan y buscan hacer algún daño buscando en esa medida lograrse un espacio para ser protagonistas de la “Salvación Nacional”.

El Cambio es un anhelo con sobradas razones, pero conquistarlo en términos criollos, realmente Fácil NO ES.