En Venezuela el Gobierno decretó gas lacrimógeno contra todo

Por Oscar Medina – Alnavio.com (Madrid).- La represión se ensaña con las manifestaciones opositoras en Caracas. Y ya ha cobrado una víctima mortal: una anciana de 87 años murió en su apartamento asfixiada por las lacrimógenas. La Guardia Nacional dispara al cuerpo, lanza bombas en una clínica y hasta las deja caer desde un helicóptero. La orden es aplastar.


Por Oscar Medina – Alnavio.com (Madrid).- Ricarda de Lourdes González. Hay que grabarse ese nombre. Con dolor. Con rabia. No sabemos nada de ella, de su historia personal, de sus afectos. Una venezolana más que vio cambiar a este país hasta convertirse en la vergüenza que es hoy. Ahora la lloran sus familiares. Sus vecinos. Las amistades que aún tenía. O nadie. Porque estamos todos tan ocupados. Porque no era una celebridad. Porque la suya quizás haya sido una vida común y corriente, como la de cualquiera de nosotros. Ahora Ricarda de Lourdes González es la señora que murió en Caracas como consecuencia de los gases lacrimógenos lanzados a mansalva en Bello Monte.

EFE/MIGUEL GUTIERREZ

Ella, de 87 años, es la primera víctima mortal de este aquelarre tóxico oficiado por los jefes y peones de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). A Ricarda la mataron: no hay otra forma de asumir esta tragedia.

Cualquiera que alguna vez haya sentido el efecto de las lacrimógenas colarse por las ventanas de su vivienda puede tener una idea de lo que experimentó Ricarda. Esa angustia creciente a medida que se irritan los ojos, las mucosas. La desesperación de la piquiña en la nariz, la sensación de ahogo, de que hay que salir, de que hay que irse. Pero, ¿para dónde? ¿Para dónde podía correr Ricarda si el humo estaba por todas partes? ¿Cómo reaccionar rápidamente, tumbarse al suelo o huir con las limitaciones de sus 87 años?

Siga leyendo esta información en Alnavio.com