Los magistrados express lograron el milagro de unir a la Oposición

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- A cada uno de los siete Magistrados express le dedicaron un punto de salida de las siete zonas de Caracas desde donde saldrían los manifestantes para  llegar luego hasta la gigantesca marcha en su contra. Marcha donde confluyeron líderes de todos los colores y toldas políticas, unidos desde hace poco gracias a la decisión de esos siete integrantes del TSJ de dar un golpe de Estado judicial. Ahora la MUD tiene lo que no tenía: Un adversario único, una estrategia común. 


Elizabeth Fuentes.

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Le parten la cara al diputado de Primero Justicia Juan Requesens; le quiebran un brazo al diputado Juan Guaidó de Voluntad Popular; le rocían gas pimienta a Henry Ramos Allup de AD: El Gobierno y sus magistrados lograron lo que parecía imposible hace pocos días al lograr que la oposición venezolana se reunificara, se fortaleciera, que sus líderes aparecieran juntos en la foto y todo gracias a la decisión de los magistrados express del TSJ de actuar igual que cualquier Pedro Carmona Estanga el 12 de Abril. Metida de pata que además puso a Venezuela en el banquillo de los acusados de la OEA y que  repitieron cuando quisieron enmendar la plana, lo que permitió demostrar aún más que el Poder Judicial de Venezuela es un organismo dependiente de Miraflores.

Después del fracaso del diálogo que adormeció a la Oposición y logró bajarle puntos en las encuestas, luego de que la reestructuración de la MUD pasó por debajo de la mesa y su nueva directiva guardaba un silencio excesivamente ruidoso, enmarañados entre sí por la selección  de las candidaturas para Alcaldías y Gobernaciones, divididos incluso cuando hubo la validación ante el CNE -lo que algunos quisieron convertir en una demostración de fuerza frente a los demás partidos-, y otros se dedicaban a lanzarse como candidatos presidenciales sin disimular sus ganas, vino el TSJ y les regaló en bandeja de plata todo lo que la Oposición necesitaba: Un adversario común, una estrategia única, un objetivo superior a las pequeñeces partidistas y de allí en adelante, el país ha vuelto a responderle a sus dirigentes, sean del color o partido que sean, al extremo de que la convocatoria a la marcha de hoy jueves, hecha de un día para otro, logró una asistencia asombrosa, sobre todo en Caracas. Convocatoria que los encargados del marketing de la MUD, en una suerte de homenaje a los siete magistrados express que les regalaron semejante bombona de oxígeno para seguir batallando en contra del Gobierno, bautizaron cada punto de salida con el nombre de cada uno de los siete  magistrados como para que nadie olvide sus nombres.

Y allí volvieron a dar la cara y recibir gases lacrimógenos por parte de los órganos represivos los dirigentes de todos los partidos, una gran Fuenteovejuna con un argumento común absolutamente digerible para las masas que los siguen. Que en Venezuela se dio un golpe de Estado, que el golpe de Estado continúa, los magistrados express deben ser removidos y, en paralelo, el país sufre una de las peores condiciones económicas en toda su historia  democrática, condiciones que han generado que los líderes se radicalicen –“Esta es una lucha que terminaremos cuando se restituya la Constitución, de acuerdo al Artículo 333”, dijo en la marcha Henrique Capriles Radonski-, y exhiban todos un mismo verbo, una sola postura y una salida única. Elecciones, libertad de los presos políticos y democracia. Tres banderas bien bonitas que ondean en las calles, cada una con un color de partido distinto.