Maduro se decidió por la violencia y los venezolanos por la resistencia

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Ayer miércoles se hizo historia. En todos los rincones del país salieron a protestar exigiendo democracia. Y en todos lados, también, el régimen mostró la peor de las represiones. Para la posteridad quedaron las imágenes de aquellos inocentes asfixiados, heridos, presos o muertos. Así son las dictaduras. ¿Qué sigue en el libreto de Nicolás Maduro para sostenerse en el Poder?


Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- ¿A qué se enfrentó este miércoles la MUD? A uno de los retos más grandes desde su fundación. Tenían que demostrar poder de convocatoria. Capacidad para resistir. Y la mejor organización posible. En cuanto a la convocatoria, ya está visto que de todos los rincones del país se atendió al llamado a protestar; sobre la capacidad de resistencia, nadie duda que este miércoles la gente, acompañada de la dirigencia, resistió con valentía los obstáculos impuestos; y de la organización, se observó un nivel más elevado de coordinación a lo interno de la marcha.

¿A qué se enfrentó la gente de a pie? Al aparato represivo. Porque Nicolás Maduro la tiene más difícil que Hugo Chávez. El segundo era visto como un militar autoritario. El primero ya fue declarado dictador y, en consecuencia, le corresponde utilizar la mayor represión posible si desea seguir evitando procesos electorales ya fijados en la Constitución y que hoy están vencidos.

Esa gente de a pie que en Caracas asistió a “la mamá de las marchas”, padeció la mamá de las represiones.  Ayer fue la locura, porque la Guardia Nacional no se conformó con exagerar de manera brutal la distribución de gas del malo. Porque no le bastó a la Policía Nacional Bolivariana perseguir en sus motos a los manifestantes que se asfixiaron y buscaban salida hacia La Florida. A esos les dieron una buena dosis de perdigones y los encerraron en una calle hasta reducirlos. Y porque al menos dos inocentes -confirmados por la MUD hasta la hora de redacción de esta nota- perdieron la vida en Caracas y en Táchira. Para la posteridad quedaron las imágenes de los rostros ensangrentados en el pavimento -inertes- de Paola Andreína Ramírez Gómez (23 años, en Táchira), y de Carlos José Moreno (17 años, en Caracas).

También, para la posteridad, quedarán las imágenes de María Corina Machado, Henrique Capriles, Julio Borges, Freddy Guevara, Liborio Guarulla, Henry Ramos Allup, Delsa Solórzano y Henri Falcón -entre muchos otros- resistiendo con la gente la embestida de gases lacrimógenos. Todos resultaron afectados. Pueblo y dirigencia. Nadie escapó del aparato represivo que se apoyó en grupos parapoliciales. De nada valió la advertencia de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, en sendo comunicado llamando al respeto del derecho a manifestar pacíficamente, otro golpe para el régimen de Maduro que lo sigue arrinconando contra las cuerdas.

¿Y a qué se enfrentó Maduro? A la supervivencia de su régimen. Por eso activó el “Plan Zamora”. Y luego, en cadena nacional, acusó a Julio Borges de ser el responsable de la violencia, mientras los obligados asistentes a la Avenida Bolívar pedían “cárcel” para el presidente de la Asamblea Nacional. Va Maduro a por la desarticulación de Primero Justicia. También va por Richard Blanco (ABP). ¿Sigue en la lista Acción Democrática?

También el Presidente habló de dos temas sensibles: Diálogo y elecciones. Con relación al primer tema, es demasiado evidente que la MUD no volverá a pagar los costos de una sentada. Y en cuanto a las elecciones -pidió Maduro que sean convocadas-, la realidad es que no existe cronograma electoral de ningún tipo. Lo que sí reflejan estas declaraciones de Maduro, es que la presión sigue surtiendo efecto. Pero no basta.

En consecuencia, y hasta tanto no sea demostrado lo contrario, Nicolás Maduro ya escogió su destino y el del PSUV. No se va a detener ante absolutamente nada. Se decidió por la represión. Ese es su libreto mientras pueda continuar huyéndole a las elecciones. Y que conste que toda su desgracia se la ha bregado con esfuerzo propio. Es un “experto en autodestruirse” (Henry Ramos dixit). Unió a la Oposición otra vez. Logró que Luisa Ortega expresara todo lo que ha expresado. Y ya indignó al hemisferio occidental, diga lo que diga Delcy Rodríguez, canciller de la República.

La MUD en rueda de prensa anunció la noche de este miércoles más manifestaciones. Aspiran a repetir la convocatoria de este 19 de abril. Han leído al país. El país se decidió por la resistencia. No piden golpes: Quieren elecciones, legado más valioso heredado del 18 de octubre de 1945.