Nicolás Maduro acelera la destrucción del chavismo

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Las  actuaciones del régimen constituyen un golpe de Estado y por eso el Parlamento aprueba un Acuerdo rechazándolo, además de iniciar acciones para destituir a los magistrados del TSJ involucrados en el hecho. Hubo llamados a la rebeldía. Exigieron a la FAN respetar y hacer respetar la Constitución. ¿Cuántas conciencias remordidas habrá en el seno de la Fuerza Armada?


Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional y coordinador nacional de Primero Justicia.

Por Danny Leguízamo @DannyLeguizamo.- Los diputados de la Asamblea Nacional madrugaron para sorprender a los colectivos que merodean en los alrededores del Palacio Federal Legislativo. La Guardia Nacional Bolivariana acordonó un radio de aproximadamente dos cuadras. Y así, a las 9:30am, arrancó la sesión que tenía, originalmente, un punto en el orden del día: Debatir sobre el “golpe de Estado” y la “ruptura del hilo constitucional” producidos por las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Sala Constitucional. Pero al iniciarse el debate, la segunda vicepresidenta del Parlamento, Dennis Fernández (AD), propuso la incorporación de un segundo punto: El inicio del procedimiento para remover a los magistrados del TSJ. Fue aprobado por unanimidad, en medio de la ovación de los diputados de la MUD.

Posteriormente, intervino el diputado Juan Requesens para un punto informativo:

-Informo que hoy se cumplen 3 años de la detención injusta de nuestro hermano Renzo Prieto.

Y luego expresó:

-Yo pido un aplauso para los periodistas, que también han sido agredidos (ovación de pie). El culpable eres tú, Maduro, los que tienen a este país en la miseria. ¡Golpistas! Traidores a la Patria. Son ustedes los que dan las órdenes para que salgan a agredirnos. Si este Gobierno no quiere convocar elecciones, pues encontrará a este pueblo junto a sus políticos dando la pelea. Aquí no se rinde nadie. No van a poder ni con su violencia ni con su golpe de Estado. Muchas gracias colegas diputados, muchas gracias Junta Directiva (ovación de pie y gritos de “elecciones ya”).

Después, formalmente, comenzó a debatirse el primer punto. Fue a Henry Ramos Allup (AD) el encargado de la pieza oratoria que expuso los motivos para considerar que el hilo constitucional sigue roto, no sin antes solicitar a la Junta Directiva autorización para presentar un video que recoge el testimonio de Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, en su polémico acto de rendición de Memoria y Cuenta en el Ministerio Público. Dijo Ramos:

-La situación de autogolpe continuado que seguirá en los próximos días no tiene su punto de partida en esta declaración de la Fiscal General a propósito de las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional. El asesinato de la AN como expresión de la voluntad popular comenzó a perpetrarla este régimen desde el momento que conoció los resultados de la elección del 6 de diciembre (…) y el 23 de diciembre fueron electos estos magistrados, estos vergantes. Vergantes y vergantas. Porque vergante significa pillo, ruín (risas).

-Cuando cualquier diputado pide la aplicación de la Carta Democrática pide la aplicación de una ley supraconstitucional. Eso no es injerencismo. Maduro debe tener el cerebro achicharrado, seco (risas). El CODENA no tiene nada q ver con el conflicto entre dos poderes. El CODENA es un organismo consultivo. Lo que se produjo no fue una disputa de enamorados que se resuelve hablando. El CODENA no tiene facultad para ello. Nicolás, lee la Constitución. Si no sabes leer que alguien te ayude (risas). Si hay una controversia entre la Fiscalía y el TSJ no la puede resolver el tribunal porque el tribunal forma parte de la controversia (…) existe la indelegabilidad de las funciones de los poderes públicos. ¡Imbéciles! ¡Parecen especialistas en autodestruirse! Y la Sala Constitucional no puede revisar sus sentencias. Así que “vergantes y vergantas” (risas) eso no es posible, y siguen vigentes las sentencias 155 y 156.

Y cerró:

-Debemos seguir protestando cívicamente ante un Gobierno fallido y forajido (aplausos). Consigno ante la Junta Directiva el proyecto de Acuerdo (ovación de pie).

Más allá de la argumentación jurídica de Ramos, una frase de la intervención es crucial: “Parecen especialistas en autodestruirse”. Lo hemos venido señalando en KonZapata: Que las acciones de Nicolás Maduro lo hunden y hunden al chavismo. Los aleja de una posibilidad de pasar a la Oposición para luego volver al Poder. Tan es así, que posterior al inicio del segundo punto del orden del día, de manera intempestiva, aparecieron los diputados del PSUV por tercera vez en 25 sesiones. Llevaron al Palacio Federal periodistas de medios extranjeros. Y una marcha que los acompañaba -y que estuvo merodeando por largo rato- logró llegar hasta la esquina de San Francisco, cuando se supone que la GNB había acordonado dos cuadras más abajo.

Henry Ramos Allup, diputado y secretario general de Acción Democrática.

¿Y para qué fueron los diputados del chavismo? Para hundirse más. Para autodestruirse más. Porque la intervención del jefe de la fracción del Gobierno, Héctor Rodríguez, sencillamente estuvo fuera de órbita:

-Gracias Julio (gritos de la bancada de la MUD argumentando que Julio Borges es presidente del Parlamento)… cálmate papito, escucha (rechiflas). Estamos en presencia de un golpe parlamentario.

Y allí fue interrumpido a coro y de pie por los diputados de la MUD:

-¡Ustedes son golpistas, lo dijo la Fiscal!

Siguió Rodríguez:

-Para destituir a los magistrados hace falta previa calificación del Poder Ciudadano (…) ¿Ustedes quieren elecciones? Validen sus partidos primero (rechiflas). Dicen que hay dictadura. Pero ya tienen sus candidatos a presidente. En dictadura no hay candidatos a presidente.

¿Quién le habrá dicho a Rodríguez que en dictaduras no hay candidatos presidenciales? ¿Alguien le habrá explicado, incluso, que en dictadura hay elecciones? Y una pregunta más: ¿No se dio cuenta Rodríguez que el punto del orden del día era para iniciar el procedimiento y no para destituir a los magistrados?

Lo peor fue que luego de terminada su intervención y un derecho a réplica para responderle a Julio Borges, la bancada del PSUV se retiró.

La Asamblea Nacional aprobó, en síntesis, iniciar el procedimiento para destituir a los magistrados del TSJ, además de rechazar el golpe de Estado, llamando a los venezolanos a la rebeldía cívica.

Pero también hubo un llamado que se hizo reiterativo en todos los discursos: A la Fuerza Armada Nacional (FAN), para que respete y haga respetar la Constitución. Eso fue aprovechando el paso que dio Luisa Ortega Díaz. Están metiendo el dedo en la llaga de las diferencias internas del chavismo. Este pasaje del discurso de Julio Borges resulta fundamental:

-En la cabeza de muchos ministros, gobernadores y alcaldes les debe estar carcomiendo la conciencia. Particularmente en la FAN. Este es el momento de escuchar la conciencia, de hacer que se cumpla la Constitución y que se realicen las elecciones que están programadas para este año.

¿Cuántas conciencias remordidas habrá en la Fuerza Armada?