Ya se nota el desgaste del Gobierno

Por César Morillo @cesarmorillo7.- La MUD anunció una nueva marcha para hoy jueves con la misma ruta. Una convocatoria arriesgada, dado el desgaste que supone. Además, ya no es una fecha festiva y muchos de los marchantes de ayer deberán incorporarse a sus trabajos. Es una muestra de arrojo, valentía y perseverancia. El mensaje es claro: Esto no es de un día, no.


Por César Morillo @cesarmorillo7.- La calle está caliente y así seguirá. La marcha del 19 de Abril fue enorme, nutrida, sin autobuses, espontánea. Muchos expertos en movilización hablan que ha sido la más grande de la Oposición durante estas dos décadas de resistencia.

La jornada siguió el libreto conocido: Represión brutal e innecesaria ante unos manifestantes que lo único que pretendían era entregar un documento a la Defensoría del Pueblo. Ni eso parece ser posible que el régimen conceda.

Por su parte, el oficialismo movilizó cientos de autobuses, trayendo gente a Caracas del interior del país, y aun así no pudo ofrecer una demostración de fuerza. Es evidente que el régimen ha perdido poder de convocatoria.

Al momento de escribir esta nota se habla de tres muertes confirmadas, dos jóvenes y un guardia nacional. Los jóvenes, uno en Caracas, y otra en Táchira, ésta última asesinada a sangre fría mientras caminaba y un motorizado de los llamados colectivos le disparó, todo captado por unas cámaras de seguridad que no dejan lugar a dudas. Este video dará mucho de qué hablar, seguro. En San Antonio de los Altos, estado Miranda, falleció un guardia nacional de un disparo.

La MUD anunció una nueva marcha para hoy jueves con la misma ruta. Una convocatoria arriesgada, dado el desgaste que supone. Además, ya no es una fecha festiva y muchos de los marchantes de ayer deberán incorporarse a sus trabajos. Es una muestra de arrojo, valentía y perseverancia. El mensaje es claro: Esto no es de un día, no.

El régimen acusa un desgaste, y su fuerza de movilización se verá mermada dado que el contingente del interior ya está de regreso. Por otro lado, los efectivos militares y milicianos también se cansan. Así que entramos en una etapa de mayor intensidad y en la que la resistencia jugará un importante papel.

El Gobierno sigue con el mismo plan. El mensaje es: Hay un golpe de la derecha y hay que desactivarlo, pero sólo señalan a dirigentes políticos. Un detalle, los golpes los dan los militares, no civiles. Siendo así, ¿Está en duda la lealtad de la Fuerza Armada?

El régimen persistirá en descabezar a la Oposición. Habrá más acusaciones y montajes contra líderes de la MUD, y más detenciones. La dictadura arrecia y al hacerlo muestra también temores. Cada intervención de Nicolás Maduro señala a los traidores: ¿A quiénes hace referencia? E insiste en el lenguaje bélico, mientras llama a dialogar a los mismos que amenaza con ponerlos tras las rejas. No es fácil confiar en su palabra.

La comunidad internacional seguirá apretando para obligar a Maduro a que acoja la salida electoral. Ya veremos si los contactos que se han intensificado (Luis Almagro reunido con Leonel Fernández, entre otros) tienen resultados.

¿Dará su brazo a torcer el régimen y convocará a elecciones? ¿Quién aguantará más? ¿Los que reprimen o los que resisten? La Oposición sostiene que a ellos les asiste la razón y la justicia, y que el miedo crece en las filas del régimen.