Elizabeth Fuentes

“Quiero curarme” rogó el niño Oliver Sánchez pero el Gobierno no lo escuchó

 Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Oliver murió de mengua, debería decir el Certificado de Defunción. Ruleteado de hospital en hospital, soñando quizás que aquella valiente protesta, con su tapa boca, su cartelito y su mamá al lado, alguna mella harían en el alma de los funcionarios encargados de devolverle la salud y la paz. Pero el Gobierno le respondió con policías rodeando aquella triste manifestación

Seguir leyendo »

Manuel Barroso  está más perdido que los dólares que se robaron en CADIVI

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Al ascendido a General por el gobierno de Maduro se le venció su cargo como Agregado Militar en Brasil y  su nombre YA no aparece como funcionario de la embajada.  El hombre más sonado por la hecatombe de CADIVI, el único que debería dar una explicación de lo que  pasó en el organismo emblema de la corrupción,  parece que culminó calladito su labor en Cancillería a mediados de marzo pasado y sabrá Dios - y Maduro- por dónde anda.

Seguir leyendo »

¿Y qué es de la vida de la corrupción en Cadivi, señores del TSJ?

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- El caso de la ex jueza chavista que hoy vive en tremenda casa en Miami  y  hasta tiene una empresa importadora que presuntamente envía productos  desde el imperio hasta el socialismo, permite imaginar cómo se baten los dólares en la justicia venezolana, esa entelequia ciega, sorda y muda pero que ha dejado a algunos fieles al proceso con los bolsillos llenos.

Seguir leyendo »

El cochinito de Aristóbulo, el sapo de García Plaza y el elefante suelto en la cristalería

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- El Vicepresidente le pide a Lorenzo Mendoza que rompa su alcancía y se traiga los dólares, pero con la otra mano le sigue llenado el cochinito al multimillonario Ricardo Cisneros. Diosdado  advierte  que el ex ministro Hebert Garcia Plaza va a dar un golpe con fecha precisa pero no explica por qué el traidor se reunió  con la DEA. Mientras, como siempre, el presidente Nicolás Maduro sigue tropezando con todo lo que se le atraviese, desde el idioma hasta la realidad,  asegurando que no vio a nadie firmando en su contra.

Seguir leyendo »

Los cerros ya bajaron y la rabia es un polvorín

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Los cerros bajaron y cómo. Los “empoderados” abarrotan los supermercados, invaden las panaderías. Para comprar lo que sea aguantan sol y lluvia,  hacen suyas las calles y se marchan cargados de bolsas quién sabe hacia dónde.  Pero su rabia cambió el rostro de su enemigo y hoy es una dinamita regada por los cuatro costados del país.

Seguir leyendo »

Lo que faltaba: PDVSA perdona la mitad de la deuda de  3.500 millones de dólares que le prestó a Nicaragua

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Mediante un acuerdo  secreto, develado hoy en un documento del FMI, PDVSA traspasó  la enorme deuda que mantiene Nicaragua con la petrolera venezolana a la empresa nicaragüense Albanisa, de la cual PDVSA es propietaria del  50%. De paso, Albanisa se ha manejado como una "pulpería de negocios", como publica el  portal El Confidencial de Nicaragua, invirtiendo en hoteles, canales de TV, autódromos, imprentas y  hasta en criaderos de gusanos de seda, sin que PDVSA haya hecho auditoríaalguna.

Seguir leyendo »

Tibisay, todos tenemos  derecho a revocar a quien no sirve

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Si las rectoras no cumplen con su deber, que le hagan caso a Nicolás Maduro y en lugar de trabajar de lunes a jueves, cierren sus oficinas para siempre y así todos nos ahorramos mucha luz. Porque los recibos de la electricidad están cada vez más caros y quizás llegue el día en que no nos alcance el dinero para pagar los impuestos, que es de donde salen sus sueldos. 

Seguir leyendo »

El revocatorio es la más diligente carta de despido a Nicolás Maduro

Por Elizabeth Fuentes @fuenteseliz.- Como dicen todas las encuestas, los venezolanos no quieren marchas ni guarimbas y conocen, desde el 6D, el poder de su voto. Mientras el Gobierno se empeña en sabotear la decisión popular, la gente aguarda- cual células dormidas-, el momento de volver a salir  para firmar, felices,  el adiós definitivo al responsable de todas sus penurias.

Seguir leyendo »