Ezio Serrano

El chavismo busca fragmentar la conciencia del venezolano

Por Ezio Serrano Páez @EzioNoc.- ¿Puede existir alguna relación entre los taxistas que cierran una vía tras el asesinato de uno de sus compañeros, y la marcha de los habitantes de Petare, protestando la falta de agua en sus hogares? ¿Será posible hallar factores comunes entre las protestas de los docentes por los miserables salarios y el reclamo de justicia de una madre al enterrar a su hijo? ¿En qué se parece el reclamo estudiantil por becas y el saqueo de una gandola cargada de alimentos?

Seguir leyendo »

El Gobierno hizo del bachaquero la excusa perfecta de su fracaso en política alimentaria

Por Ezio Serrano Páez @EzioNoc.- En honor a la verdad, no ejercemos soberanía ni siquiera sobre el hambre que llevamos entre pecho y espalda. Pues en las colas está prohibido quejarse, no se pueden fotografiar y menos filmar, no se admiten comentarios que profanen la gloriosa memoria del padre eterno de la revolución. ¿El bachaquero es un temible especulador? Por supuesto, pero el gobierno crea las condiciones ideales para reproducir el fenómeno.

Seguir leyendo »

Las primarias o la debilidad de los partidos políticos

Por Ezio Serrano Páez @EzioNoc.-La llamada “participación democrática” se convirtió en Caballo de Troya utilizado para la demolición de las precarias instituciones. En las universidades públicas se ha llegado al exabrupto de pretender sustituir la meritocracia por la democracia populachera, como si se tratara de republiquetas. Las consecuencias devastadoras de tales prejuicios las estamos sufriendo ahora, pero se harán aún más catastróficas en tanto la crisis económica siga descargando sus terribles efluvios. La estúpida creencia en la bendición eleccionaria prohijó esa aberración política que es la reelección indefinida.

Seguir leyendo »

La búsqueda imposible de la Dignidad perdida

Por Ezio Serrano Páez.- Parece obvio que en sistemas de vocación totalitaria se sacrifica la dignidad cuando el sujeto se subordina al partido, al estado, a la causa o al líder. La dignidad nos compele a la construcción de nuestro propio mundo feliz, el cual nunca será otorgado graciosamente por algún líder de turno.

Seguir leyendo »