konzapata.com

Cambios de fondo en la oposición

miércoles 16 de abril de 2014, 00:42h
Por Pedro Benítez

Uno se imagina que dentro del chavismo (al menos el que ha comprado totalmente el discurso oficial), debe haber cierta confusión.

La MUD decide convocar el proceso de primarias para una fecha que no es del agrado de los medios críticos con el gobierno, a pesar de toda la presión a la que fue sometida, y asumiendo el costo de la misma.

Casualmente en abril, a nueve años de lo que el oficialismo asume como una de sus gestas. Donde derrotó al golpe mediático. Pero la oposición ya no es lo que era. No actúa con la premura y apremio del “Chávez vete ya” del 2002. Todo aquel estilo caótico de presiones encontradas y sucesos inesperados que llevaron al 12 y 13 de abril del 2002, a Plaza Altamira y al paro, definitivamente quedó atrás.

Hasta la vocería ponderada y pedagógica curtida por el trajinar parlamentario de Ramón Guillermo Aveledo, contrasta con aquellas ruedas de prensa anarquizadas de la Coordinadora Democrática.

Progresivamente los partidos políticos de oposición (con todas las dificultades del caso) se han ganado su espacio. Ni la CTV, ni Fedecamaras, ni los grandes medios son factores de decisión del lado opositor. Ni los son, ni pueden, y tal vez ni quieren.

Para sorpresa de varios de los “formadores de opinión” (y para el propio chavismo) la MUD no aceptó presiones. Los jefes de los partidos tomaron decisiones complejas, difíciles, criticables y criticadas, pero las tomaron ellos. Una victoria de los partidos y de una política.

Mientras el gobierno revolucionario sigue atado al pasado que lo persigue (y donde está el origen de muchos de sus males del presente), los partidos de la oposición se salen del libreto. Le quitan otro argumento. ¿Es creíble seguir afirmando que estos líderes opositores son dirigidos por los medios privados de comunicación? ¿Qué buscan un atajo? ¿A alguien le pasa por la cabeza que la en su momento muy aclamada abstención se repita?

El comandante-presidente quería un candidato de oposición ya, pero la MUD no lo complació. En este 2011 se seguirá cocinando en su propia salsa de conflictos sociales y laborales, apagones eléctricos, y de promesas irrealizables.

 

Producción KonZapata