konzapata.com

En la Venezuela chavista los muy ricos aumentaron más que los muy pobres

martes 10 de junio de 2014, 12:00h
Por Redacción. Los estudios reflejan el crecimiento de la pobreza. Pero no investigan que ahora hay más ricos milmillonarios que cuando llegó Chávez al poder. En 1998 había dos grandes fortunas. Hoy suman más de diez.

Por Redacción.- Hay toda una realidad al frente. La pobreza subió del 21,2 al 27,3%. Esto significa un aumento del 6% en medio de una gran bonanza petrolera. El índice es más crudo si se traduce que ahora los pobres son más de cinco millones 730 mil.  Pero en medio del discurso por la igualdad, el socialismo, el capitalismo salvaje y egoísta, y ser rico es malo, resulta que el número de los muy ricos aumentaron más que el de los muy pobres. La ecuación es simple. Cuando llegó Chávez al poder, se contaban apenas dos  fortunas venezolanas en la lista Forbes, de la Gustavo Cisneros y Lorenzo Mendoza, o Grupo Cisneros y Grupo Polar, respectivamente. Hoy en la lista aparecen tres. Hay que agregar al banquero Juan Carlos Escotet, Banesco, quien se sumó desde 2013 con 1.500 millones de dólares. Pero esto es lo oficial, si se tomara en cuenta a la publicación como el espejo de una realidad objetiva. Pero  en medios de negocios, no es secreto que fortunas como las de Oswaldo Cisneros, Digitel, y Umberto Petricca, USM, también pasan de los mil millones de dólares. Son cifras que se incrementaron sobremanera en este largo periodo de chavismo. De modo que ya el índice de crecimiento de los multimillonarios, supera con creces el de los pobres. Y no se ha hablado de  Wilmer Ruperti  quien admite ser el primer magnate petrolero venezolano y, en algún momento,  estaba listo para saltar a la lista Forbes,  también admitía poseer más de mil millones de dólares. Hasta aquí no hay secretos. El misterio son los otros. Los que no aparecen. Sin embargo, igual en medios de negocios son conocidas y calculadas sus fortunas. Se trata de –igual que Ruperti- los boliburgueses que derrochan en lujo pero que si se supiera  lo que poseen, ya formarían parte de la lista Forbes. ¿Cuántos son? Al menos se tiene seguridad de cinco nuevos multimillonarios de esta nueva camada. Solo a uno de ellos les fueron congeladas cuentas en Andorra por 350 millones de euros. Ya por ahí se puede calcular el resto. De modo que en 1998, había dos fortunas con índices de magnate y, con seguridad, son al menos 10, 11, quizás más. En esta lista se encontraba Ricardo Fernández Barrueco hasta que lo bajaron del pedestal. Lo cierto es que de esta manera se confirma que el índice de los muy ricos subió más que el de los muy pobres. Tremenda paradoja. Según estudios, el país retorna a  una base ancha y cenagosa de la pirámide. Lo nuevo es que la punta se estira hacia el firmamento de Forbes y las cuentas secretas. Los síntomas –los caballos pura sangre, los medios de comunicación adquiridos, las mansiones, los yates, los aviones, las haciendas, los bancos, las aseguradoras, etc.- es lo de menos. Lo de más está en  las cuentas y los testaferros. Porque a la lista de los ricos-ricos muy ricos hay que sumar los que no tenían nada y hoy tienen, por ejemplo, 50 millones de dólares, o los que tenían 50 y hoy no bajan sus cuentas de 200 millones; y los que tenían 200, se empinaron hasta 400 y 600 millones de dólares. Y así sucesivamente.

KonZapata