konzapata.com

Las actrices no se dejan secuestrar

lunes 09 de junio de 2014, 17:00h
Por Redacción.- Primero fue Carlota Sosa. Esta semana, Mimí Lazo. Las dos escaparon de sendos intentos de secuestro como cualquier protagonista de película de acción.

Por Redacción. Hace  poco más de un año, la actriz Carlota Sosa sufrió un intento de secuestro cuando salía de su casa rumbo al teatro. Una camioneta negra le trancó  el paso y dos hombres con armas largas se bajaron y la apuntaron. Carlota, sin pensarlo un segundo, metió el retroceso. Y mientras retrocedía a cien kilometros por hora, perseguida por los secuestradores, logró llamar a su esposo, el actor Rafael Romero, y contarle lo que le pasaba. Hasta le describió a  los delincuentes. Finalmente su vehículo se encunetó, la camioneta le volvió a trancar el paso, esta vez con las luces encendidas, pero la mano de Dios hizo que comenzaran a pasar vehículos en ambas direcciones de la vía, y los malandros huyeron. El sábado en la noche le tocó a Mimí Lazo y a su hija, Sindy Lazo. Iban por la sexta transversal  de Altamira cuando dos vehículos -uno detrás y otro delante-, les trancaron el paso. Entonces Mimí, sin pensarlo, se montó en la acera y logró huir por el pequeño espacio que quedaba entre una pared de la calle y el vehículo que estaba delante.  En su Twitter, Mimí aparece brindando con Sindy "por esta nueva vida que comenzamos hoy" y lamentando que por su culpa -su tendencia política-, Sindy sea objeto de insultos de lado y lado.

KonZapata