konzapata.com

Las encuestas y la salida de Jorge Giordani

martes 10 de junio de 2014, 17:00h
Por Redacción.- Parece que el gobierno prepara el terreno para decisiones de mayor envergadura. ¿Qué se trae entre manos?

Por Redacción.- Jorge Giordani está en una esquina. Arrinconado. Ya lo ven ido. Aislado de la toma de decisiones. En estos días sacó la cabeza para asistir a los funerales del familiar de un amigo suyo. El evento ha coincidido con su salida de los directorios del BCV y PDVSA. ¿Se acaba la era Giordani? Tantas veces le han decretado la muerte política, la muerte del poder, y tantas veces ha vuelto, ha resucitado. En esta ocasión parece que es de verdad. Cuando José Rojas, director del Banco Mundial, llegó a Caracas de visita, en diciembre, le recomendó a Maduro que había que abrirse, había que enviar señales. Rojas era y es pupilo de Giordani. Sigue en el organismo internacional y ni le pasa por la cabeza volver a ocupar un cargo ministerial. Maduro resolvió con Rafael Ramírez que encarara la estrategia económica con los equipos de PDVSA porque, según fuentes, Maduro se ha dado cuenta de que los ministerios son elefantes muy pesados. Ello explica por qué Ramírez sigue al frente de PDVSA, por más que se diga que se va y que Maduro ya le tiene sustituto. El caso es que apareció el Sicad II, se retomó el diálogo con los empresarios y de allí surgieron los aumentos de precios. También Ramírez ha tenido que apurar los acuerdos con las multinacionales petroleras. Todo en el intento de destrancar el juego. Aunque según los empresarios, sigue trancado y amenaza con que la crisis económica se profundice. Desde hace tres meses se tiene un resultado. La definición del gobierno de Maduro por apostar por un modelo mixto de la economía. Para atajar los cuestionamientos de los radicales, se apela a la opinión pública. A las encuestas. Al programa de José Vicente Rangel. Es como si se preparara el terreno para decisiones de mayor trascendencia. Hay quienes afirman que lo hacen más por necesidad que por convicción; pero la necesidad puede llevar a la convicción. De allí el documento de Temir Porras, el que circula en la red, proponiendo un giro para salvar lo que se ha logrado en este tiempo chavista. De modo que sí: se intenta aplacar y convencer de que el sector privado es necesario y que debe coexistir. En la estrategia, se asoma el aumento del precio de la gasolina. Chávez llegó inclusive a admitir la necesidad de incrementar el combustible. No se atrevió. Maduro ha amenazado con tal posibilidad. Y Ramírez lo ha dicho, no una sino varias veces. En este punto también pareciera que se prepara el terreno.

KonZapata