konzapata.com

El estruendoso silencio de los Mata

lunes 07 de julio de 2014, 12:00h
Por Redacción.-Ni una llamada. Ni un gesto, menos una explicación por parte de Andrés Mata. Es lo que más molesta al tren de empleados y a la plana ejecutiva de El Universal.
Por Redacción.-La noticia de la venta de El Universal no sorprendió a nadie en el centenario diario. Todos los trabajadores, de los periodistas pasando por los obreros de la rotativa hasta los empleados administrativos, conocían los rumores que desde hacía meses anunciaban el cambio de administración y solo esperaban que el mismo se materializara.

Sin embargo, lo que sí molestó y tiene molesto a más de uno fue el hecho de que los anteriores propietarios, Andrés Mata y su esposa, María Teresa Vivas, no ofrecieran ninguna razón ni explicación a la venta, aún cuando había varias para escoger: la caída de la publicidad, los problemas para adquirir papel o el proceso judicial por una foto que molestó al ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres; y que puede terminar en una multa millonaria.

“¿Los Mata van a venir a dar la cara a quienes fueron sus empleados?”, le preguntó uno de los representantes sindicales de los periodistas al todavía vicepresidente de Finanzas del diario, Luis Armando García, a lo que éste solo contestó: “No sé”.

“¿Andrés va a venir a despedirse?”, le inquirió minutos después un miembro del sindicato de los obreros de la rotativa en la reunión que sostuvieron con el nuevo presidente del diario, Jesús Abreu Anselmi, el pasado viernes; y la respuesta fue la misma.

Ni siquiera con los todavía jefes de Redacción y de Información, Elides Rojas y Miguel San Martín, respectivamente, ha habido comunicación alguna. En otras ocasiones, sus antiguos patrones les habían llamado por teléfono o enviado un correo electrónico para darles una explicación de una posible  venta.  Hace año y medio, aproximadamente, Mata reconoció que el diario estaba en venta –a un sector del gobierno-, y ante la inquietud de uno de los directivos del diario, Mata le respondió: “Yo soy un hombre de negocios…si hacen una buena oferta, lo vendo”. Pero  la negociación se cayó porque los compradores le ofrecieron muy poco dinero. En esta ocasión los  Mata mantuvieron totalmente ignorantes de la operación a sus trabajadores de mayor confianza, al menos hasta el fin de semana.

Desde la saliente administración justifican las fallas en la comunicación al hecho de que los nuevos gestores quisieron posesionarse antes de tiempo. “El anuncio de la venta estaba previsto para dentro de tres semanas, por eso Roger Vivas no está aquí”, trató de explicar Juan Aguerrevere, saliente vicepresidente de Mercadeo, en relación a la ausencia del hermano de María Teresa, quien venía desempeñándose como Vicepresidente de Operaciones y que está en España.

Andrés Mata y su esposa, quienes residen permanentemente en Nueva York (Estados Unidos) desde hace una década, no se han dejado ver por “El Universal” desde las elecciones presidenciales de abril de 2013. Desde que en 2003 iniciaron su mudanza a la gran manzana, las visitas al matutino se fueron reduciendo paulatinamente y en los últimos años apenas se les veía en algunos comicios y para las preventas. Ni siquiera estuvieron presentes para el lanzamiento del canal por Internet EUTV, la última apuesta que hicieron. Mata dio unas palabras a través de Skype en esa ocasión.

En la torre de la esquina de Ánimas hay la sensación de que todas las afirmaciones que durante años escucharon desde el oficialismo sobre el poco interés de Mata por el diario que fundó su abuelo hace 105 años y de su desapego por el país son ciertas.

Producción KonZapata