konzapata.com

Para cumplir con China, PDVSA vende Citgo

viernes 25 de julio de 2014, 17:00h
Por Juan Carlos Zapata.- Reportes especializados informan que el precio se mueve desde los 10.000 hasta los 15.000 millones de dólares. Extraña coincidencia con viaje de Ramírez a Nueva York.

Por Juan Carlos Zapata.- Llega Rafael Ramírez a Nueva York y de una vez aparece la información que PDVSA estudia ofertas por Citgo con el objeto de “recaudar dinero” para proyectos retrasados en el país, “aumentar los suministros de crudo a China y reducir la exposición del gobierno de litigios extranjeros”. Esto lo reportó Argusmedia.com. La información engloba  tres elementos. Hacer caja. Liberar petróleo, del que se le suministra a Citgo, para aumentar las ventas a China y evitar que la empresa en Estados Unidos sea objeto de acciones por causa de los litigios que Venezuela mantiene en el extranjero. Hay un cuarto. Meter la plata en los proyectos petroleros propios en el país. Se supone que se trata de la Faja del Orinoco. Y se supone que, entonces, así, se aumentaría la producción y por tanto se podría cumplir con los nuevos compromisos adquiridos con China, firmados y sellados en la reciente visita del presidente Xi Jinping a Caracas. El primer elemento, el de hacer caja, es clave en esta etapa del gobierno.

Según el reporte de la firma, “el gobierno ha recibido tres ofertas separadas”. Provienen de Goldman Sachs, JPMorgan y Deutsche Bank. “Los bancos actúan como intermediarios para los compradores potenciales, incluyendo empresas petroleras”. Las ofertas van desde los 10 mil millones hasta los 15 mil millones, señala el Argusmedia. Comprende los activos de Citgo, “incluyendo tres refinerías en Estados Unidos, con una capacidad de procesamiento de crudo nominal combinada de 757.000 b / d, 48 instalaciones de productos de almacenamiento y tres oleoductos”, entre otros.

Rafael Ramírez viajó a Nueva York a reuniones con la banca internacional, en el entendido de una nueva ronda de conversaciones con la intención de ir preparando el terreno para nuevas emisiones y nuevos empréstitos, ya que Venezuela está a las puertas de ejecutar un ajuste económico de urgencia. La novedad inmediata ha sido el anuncio de la venta de Citgo. Tal vez, esta es la sorpresa de la que habló el presidente Nicolás Maduro esta semana, sin descubrirla. Casualmente, el anuncio coincide con la visita del presidente chino y el compromiso de subir las ventas de petróleo a China de 600 mil a un millón de barriles diarios en 2016. Señala la agencia que  “al mismo tiempo, PDVSA se encuentra bajo una creciente presión de China para cumplir los compromisos de suministro vinculados a  los  56 mil millones de dólares en préstamos, respaldados por petróleo, que el gobierno de Venezuela y Pdvsa han recibido de Beijing desde el 2007”.

Destaca que las ofertas ya están sobre la mesa. Por lo cual se puede inferir que el plan de venta venía rodando. De hecho, era así desde los tiempos de Chávez. Pero se puede entender que en los últimos meses el gobierno y PDVSA retomaron el tema. Solo ello explica la información con el arribo de Ramírez a Nueva York y que, casualmente, esos mismos bancos de inversión estén involucrados en buena parte de la estrategia diseñada para enfrentar los requerimientos de las medidas de ajuste. Tal vez el viaje de Ramírez sea solo para cerrar la venta, y el resto un show bien montado. La semana pasada, Citgo anunció una recompra de su deuda y la entrega de dividendos a PDVSA.

KonZapata