konzapata.com

La Asamblea Nacional prepara el terreno para Jaua

lunes 08 de septiembre de 2014, 11:38h
Por Redacción.- Avanza un poder. Y además de las viejas leyes, hay otra que va en camino. Maduro y Jaua toman el control.
Por Redacción.-F uimos los primeros en advertir del nuevo poder que acumula Elías Jaua. El vicepresidente va por la organización del poder comunal que a su vez significa el control de calle, de las UBCH partidistas, y la preparación de la maquinaria, puesta la mirada en las elecciones parlamentarias del 2015. Es un poder que se vincula a los otros ministerios sociales que quedaron bajo control de los factores vinculados a Maduro. Ya lo dijimos, en el reparto de los cargos, salió ganando Maduro. Lo nuevo es que la propia Asamblea Nacional, la que controla Diosdado Cabello, prepara el terreno de lo que será el campo de acción de Jaua. Es que el diputado Pedro Carreño, aliado de Cabello, acaba de anunciar que entre las leyes que discutirán en el próximo periodo de sesiones, estará la de ordenación y gestión del territorio. Una nueva ley que engrosará el cuerpo de leyes que son los instrumentos de poder de Jaua. Hay que recordar que desde 2005, Jaua y el mismo Maduro, fueron de los primeros en hablar de poder comunal. Un sistema de control de la sociedad. Esto no significa que a la par no avancen los ajustes económicos. Todo lo contrario, el gobierno requiere arreglar las cuentas y que PDVSA entre en una dinámica de negocios más activa, pues de lo contrario, ¿de qué manera financiarán todo el nuevo poder comunal? La verdad, es que el petroestado estará orientado a soportar este esquema de poder con Maduro y Jaua a la cabeza. Por los momentos, ya descabezaron a Rafael Ramírez. Lo enviaron a la Cancillería, donde la burocracia es gente que responde a Maduro a Jaua. Jaua toma venganza, así, de Ramírez, quien en 2010 intentó desplazarlo del círculo de Chávez cuando siendo ministro de Agricultura, lo malpuso acusándolo de pésimos manejos en empresas recién estatizadas. La gente de Jaua replicó filtrando el caso Pudreval. Chávez le creyó a Jaua, quitándole a PDVSA Lácteos Los Andes y Aceites Diana, entre otras empresas, y también conservó a Ramírez en PDVSA. Hasta que Maduro lo quitó.

KonZapata