konzapata.com

La corrupción gana todas las competencias en el IND

lunes 29 de septiembre de 2014, 12:58h
Por Redacción.- Un año después del caso del funcionario detenido en Bulgaria con más de medio millón de dólares en efectivo, el IND sigue manejando cash para los atletas, a pesar de que habían prometido abrir cuentas bancarias para las federaciones. El robo de 155 mil dólares en una de sus oficinas, revela que el dinero sigue fluyendo sin control.
Por Redacción.- Primero fue el caso de Ovidio Almeida. O al menos, el primer caso conocido. El funcionario del Instituto Nacional del Deporte (IND), fue detenido en el aeropuerto de Sofía, en Bulgaria, a finales del año 2013, por trasladar 407 mil euros en efectivo sin declarar (equivalente a 596.031 dólares), pero voceros de la embajada venezolana en ese país declararon que él estaba autorizado para llevar ese dinero consigo.

El diplomático venezolano refirió que "él es un funcionario que viajó para traer el dinero en efectivo (desde Caracas a Sofía) para pagar por dos meses de entrenamiento para 110 atletas". El funcionario Almeida señaló que no declaró el dinero al entrar "porque no consiguió dónde hacerlo".

Lo cierto del caso es que, debido al escándalo y la prisión del funcionario en Bulgaria, las autoridades del Ministerio del Deporte prometieron abrir cuentas en dólares a las Federaciones deportivas para transferir el dinero que necesitarían los atletas y evitar así el manejo de dinero en efectivo.

Pero más de un año después, el reciente robo de 155.740 dólares de la oficina de la Federación de Pesas - robo donde estaba implicada la secretaria y su padre-, lleva a sonar las alarmas de nuevo sobre esta manera tan inusual de pagar los gastos de los atletas al exterior y, sobre todo, deja al descubierto que el Ministerio del Deporte sigue sin cumplir lo prometido en cuanto a abrir las cuentas en dólares asunto que el diputado Miguel Pizarro considera poco transparente y exigió que los funcionarios del Ministerio sean convocados a la Comisión de Desarrollo Social a explicar la situación.

Hace un año también que la ex ministra, Alejandra Benítez, denunció un fraude millonario donde, presuntamente, varios corredores de autos de carrera le falsificaron su firma en 60 carpetas y lograron hacerse de millones de dólares vía Cadivi. De hecho, la entonces ministra señaló que a uno solo de los pilotos se le aprobaron nada menos que 66 millones de dólares. Y si bien el caso llevó a cinco de los involucrados a prisión, poco se sabe sobre la recuperación del dinero estafado.

KonZapata