konzapata.com

Los 120 millones de dólares semanales de Hugo Chávez

jueves 18 de septiembre de 2014, 09:32h
Por Redacción.- Se descorre el telón. Los cambios internos en el chavismo abren puertas a secretos que antes estaban muy bien guardados.
Por Redacción.- Los pedía. Había que garantizárselos. Lloviera, o tronara. No importaba si el precio del petróleo estaba arriba o abajo. No había quien le dijera no, que esta semana la caja no daba para tanto. Para Hugo Chávez, el no era un imposible. Su orden era rotunda. Y su orden era que el gobierno central, léase el Palacio de Miraflores, debía recibir cada semana 120 millones de dólares. Esto hace 480 millones de dólares mensuales. ¿Y por 12 meses al año? ¿Era una partida secreta? Rafael Ramírez no se los podía negar.  En decirle sí estaba la garantía de su permanencia en el cargo. Bueno, tal conducta le sirvió mucho. Ramírez fue el zar del petróleo durante casi toda la Era Chávez. Los ministros de Finanzas tenían el problema de cómo justificar el traspaso de los recursos, y justificar el gasto de los mismos. Ya se sabe, Chávez era voraz con el dinero, no en cuanto a que fuera para él mismo, sino en usarlo en función de su proyecto de poder. Podía, por ejemplo, de golpe, ordenar que se entregaran 300 millones de dólares al gobierno cubano, y en un papel, en un simple papel, quedaba asentada la operación. Así funcionaba todo. Así uno tras otro, los ministros de Finanzas, cumplían instrucciones. Así todo se tapaba. Así menguaban los recursos de la República.

KonZapata