konzapata.com

La Constituyente de 1946 estrenó la tarjeta electoral

viernes 19 de diciembre de 2014, 10:00h
Por Johan Rodríguez Perozo.- El acto de votar ha pasado por varias etapas. Los sobres de tarjetas, los tarjetones y la máquina. La evolución del voto también tiene sus mitos.

 IMAGEN-MUSEO-JOHANN2Por Johan Rodríguez Perozo.- Las reformas electorales en Venezuela ha traído consigo la transformación del  modo de votar. A partir de la instauración del voto popular, directo, secreto y universal en el marco de la Asamblea Nacional Constituyente del año 1946, el acto del sufragio en Venezuela ha sido modificado en varias ocasiones. La primera modalidad conocida, contemplaba la forma configurada en el uso de las tarjetas. Entonces se fundamentaba en la identificación de los candidatos y del partido que le apoyaba, mediante dos tarjetas, una grande y otra pequeña, las cuales recogían gráficamente la fotografía del candidato y los símbolos del partido. Las tarjetas se organizaban en paquete dentro de un sobre y el elector, una vez seleccionadas las de su preferencia, las depositaba en la urna electoral. Así se hizo para las elecciones realizadas al final de la década del cuarenta y continuó durante los cincuenta y sesenta. De esta forma de votación surgió también la “leyenda urbana” según la cual, una forma de controlar el voto del elector por los partidos, consistía en solicitarle que regresara con el resto de las tarjetas para entregarlas al encargado del control. De esta manera se sabía por quién se había introducido el voto.

La primera ocasión en la cual se hizo uso de las “ensobradas” tarjetas electorales, fue en la elección para Presidente de la República y Congreso Nacional el 14 de diciembre de 1947. Compitieron para la presidencia Rómulo Gallegos por Acción Democrática, Rafael Caldera por Copei y Gustavo Machado por el Partido Comunista. Este fue el resultado: Universo electoral – 1.170.470; Gallegos – 877.752 (74.47%); Caldera – 262.204 (22.40%) y Machado – 36.514 (3.11%). De manera premonitoria, la realidad política surgida del evento electoral marcaría la impronta del futuro político de Venezuela. Las organizaciones partidistas en liza, devinieron luego en factores influyentes en la política nacional. Así lo fue durante el periodo de la dictadura encabezada por Marcos Pérez Jiménez, en el contexto de la lucha clandestina, como en la década inicial de la instauración del proyecto democrático.

IMAGEN-MUSEO-JOHANNUn capítulo aparte en la historia del sistema electoral en Venezuela y el uso el uso de las tarjetas en elecciones, lo constituye las dos ocasiones en las cuales el régimen de Marcos Pérez Jiménez fue protagonista principal. Luego del Golpe de Estado que derrocó a Rómulo Gallegos de la Presidencia, la Junta de Gobierno presidida por Germán Suárez Flamerich, convocó a la realización de una nueva Asamblea Nacional Constituyente mediante elecciones. Al acto electoral sólo concurren del ámbito opositor al régimen, los partidos Unión Republicana Democrática (URD) y Copei, ya que AD y el PCV estaban ilegalizados y clandestinos. El régimen se hizo representar por el partido Frente Electoral Independiente (FEI). Un resultado electoral aún desconocido, dio pie para que la junta de militares en uso del poder ejecutara el primer fraude electoral conocido. Pérez Jiménez se hizo proclamar como Presidente Constitucional y asumió el gobierno de manera inmediata, el 2 de diciembre de 1952. Posteriormente, el año 1957, cuando supuestamente se le vencía el periodo, de manera unilateral convoca a un plebiscito con la finalidad de prolongar su estadía en el poder. El evento tendría como finalidad, además de ratificar a Pérez Jiménez como Presidente, elegir a sus candidatos al Parlamento Nacional, Asambleas Legislativas y Concejos Municipales.  Sería la segunda ocasión durante el régimen pérezjimenista, en la que se hace uso de la tarjeta como herramienta electoral. En este caso, mediante una suerte de referéndum en el cual sólo hubo dos opciones: SI y NO. Los factores opuestos al régimen llaman a la abstención, por lo cual la elección sólo contó con la participación de los partidarios del régimen. Unos resultados fraudulentos dan cuenta de las siguientes cifras: 2.738.972 para el SI y 186.015 para el NO: por supuesto, se desconoce la cifra del universo electoral y de la posible abstención.

IMAGEN-MUSEO-JOHANN3No obstante la “historia negra” del uso de la tarjeta reseñado anteriormente, ésta sirvió para elegir a cuatro presidentes de Venezuela: Rómulo Gallegos, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni y Rafael Caldera. En acto electoral simultáneo, eligió además a los miembros del respectivo Congreso Nacional para esos períodos, en las elecciones celebradas los años 1947, 1958, 1963 y 1968. Ésta última elección, de la cual salió triunfador Rafael Caldera y su partido Copei, sellaría el ciclo del uso de las “tarjetas ensobradas” para elección por el voto popular de los diferentes cargos públicos sometidos a este régimen. El proceso de cambios en el sistema electoral, promueve el uso del llamado “tarjetón electoral” como herramienta para el sufragio, a partir de las elecciones pautadas para el año 1973, de las cuales surge como Presidente por vez primera Carlos Andrés Pérez.

La evolución de las tarjetas, a partir de las elecciones de 1973, llevó a la configuración del llamado “tarjetón Electoral”, una amplia cartulina que recogía gráficamente y de manera colectiva en un mismo espacio, la fotografía de los candidatos y los símbolos de los partidos que los postulaban. A partir de las elecciones para gobernadores realizadas por primera vez el año 1989 y como consecuencia de los avances y reformas del sistema electoral venezolano, el sistema del voto con tarjetón fue acompañado de la lectura automatizada para escrutinios. Más adelante, a partir de las elecciones  presidenciales de 2006, el sistema tomaría formas acordes con los cambios y la modernidad, estableciendo de manera definitiva y actual el llamado voto digital. Este tipo de voto consiste en el uso de una especie de bandeja que recoge, al igual que el tarjetón anterior, los datos gráficos de los contendientes (candidatos y partidos), con la variedad de que se marca digitalmente y se procede, una vez finalizado el proceso de votación, al escrutinio electrónico, mediante el uso de la plataforma informática. 

Producción KonZapata