konzapata.com

El peligroso silencio de PDVSA y los casos de corrupción

martes 24 de marzo de 2015, 10:00h
Por Juan Antonio Avellaneda (Londres).-PDVSA entra en horas bajas. Los bancos de inversión la ponen en cuarentena. Inclusive, han puesto límites a la apertura de cuentas de funcionarios que hayan trabajado en la empresa en los últimos 10 años. PDVSA está obligada a aclarar los casos de corrupción que son motivo de escándalo mundial.
peorPor Juan Antonio Avellaneda (Londres).-Dos semanas después de que se desatara el escándalo del Banco Madrid y Banca Privada de Andorra, en Venezuela ni la Fiscalía ni la misma PDVSA se han pronunciado aún. Pareciere que  los casos quedarán como otros. Se investiga en otros países pero el principal afectado, Venezuela, es como si nada pasara.

El Fondo de Pensiones de PDVSA y el caso Illarramendi, caso resuelto en el que Francisco Illaramendi recibió sentencia de prisión y se recuperó el 92% de la plata, es decir de los US$ 500 millones que el Fondo de Pensiones colocó vía Illaramendi, se devolverán aproximadamente unos US$ 450 millones.  Así como en Estados Unidos este caso se investigó se llevó a juicio y se sentenció, al día de hoy no existe ninguna autoridad de PDVSA que haya sido investigada en Venezuela; peor aún: no ha habido comunicado oficial sobre ese dinero recuperado.

El caso del Banco Espíritu Santo. De este caso se sabe que está preso, en China, un contratista chino por recibir comisiones vía el banco portugués sobre el proyecto de conversión profunda de la Refinería de Puerto la Cruz. Igualmente, el gobierno portugués investigó, intervino y liquidó el banco no sin antes llevar a las rejas al Presidente del Espíritu Santo Bank. De nuevo PDVSA no se pronuncia, no dice nada; el contratista chino tuvo que haber firmado un contrato con alguna autoridad de PDVSA. ¿Quién lo firmó por la estatal petrolera?

También lo del Banco Espirito Santo se extiende a colocaciones de dinero por parte de PDVSA. ¿Dónde están los responsables de la tesorería de PDVSA que firmaron colocaciones por US$ 1.000 millones en el Banco Espíritu Santo?

La actitud silenciosa de las autoridades en esos casos mencionados y otros que por espacio no he desarrollado me llevan lamentablemente a concluir que el caso Banco Madrid y BPA puede terminar de esta forma. Ya en Andorra está detenido el presidente del BPA. España ya anunció la liquidación de Banco Madrid, y la prensa española ha tenido una semana muy activa destapando la olla de corrupción de PDVSA que pasaban por ambas instituciones así como otros casos no relacionados directamente a PDVSA pero sí con Venezuela. Y es que en esta ocasión son dos temas que salen a la luz pública relacionados a PDVSA: de nuevo los contratos con China.  Como informa el Mundo de España, resulta que Francisco Jiménez director de PDVSA en China, era el operador y motor de los mismos, presuntamente cobrando comisiones que iban a su cuentas de Banco Madrid. El otro es el relacionado con los reaseguros de la petrolera que eran manejados por Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez ,y quien como explica el mismo diario español, mandaba ya dentro de BPA, daba órdenes, y  se había convertido en una especie de operador financiero. ¿Quién designó a Jiménez en China, un importante puesto dado las estrechas relaciones de la Revolución Bolivariana con el gigante asiático? ¿Quién le dio el negocio de seguros a Salazar? Hasta ahora no hay pronunciamiento por parte de PDVSA ni la Fiscalía.

Lo grave de todo este silencio, es que PDVSA ya es vista en los mercados financieros como una empresa peligrosa, son pocos los bancos que quieren trabajar con ella. Peor aún, me comentan banqueros de Nueva York que varios bancos de inversión no están permitiendo cuentas a ex ejecutivos de PDVSA de los últimos diez años.  Así como los mercados financieros en los ochenta todo lo que olía a Colombia no les gustaba y lo evitaban, hoy en día es así con PDVSA. Todo lo que signifique cualquier relación de negocios con ella, es considerada de alto riesgo.   Los casos de corrupción están allí, la prensa internacional, gobiernos de otros países han tomado cartas en el asunto;  sin embargo el silencio de PDVSA continua.

Producción KonZapata